La Candidatura de Donald Trump no comienza bien...

La pregunta clave es ¿Quienes apoyan al expresidente además del propio Trump? Un anuncio de un candidato a la presidencia de Estados Unidos se caracteriza por la presencia de las instituciones, y de las personalidades que asisten a lo que debe ser un magno evento. Intelectuales, rectores de universidades, dirigentes y activistas sociales, patriarcas de Iglesias, líderes de medios, periodistas destacados, expresidentes, parlamentarios, senadores, dirigentes políticos de primer orden, entre otras entidades y líderes de distintos estamentos.

En el evento de Trump estaban presentes dirigentes políticos del entorno de Trump y uno que otro empresario vinculado a teorías de conspiraciones. Sin embargo, no estaban los líderes prominentes del país, y menos los dirigentes más destacados del partido Republicano. Que diferente hubiera sido ver al expresidente George W. Bush, al vicepresidente del propio Trump, Mike Pence, al líder republicano Mitt Romney, al gobernador Gregg Abbott, o mínimo a Ron deSantis, exitosísimo gobernador de Florida y el gran ganador de las recientes elecciones intermedias. Trump dijo en su primer discurso de campaña:“Esta no será mi campaña, esta será nuestra campaña, de todos juntos... Voy a ser su voz”. Pero, ¿Quien acompañó a trump? ¿Solo sus allegados y parte de la familia?

En quién pensaba cuando dijo "nuestra campaña" o "todos juntos". Seguramente, se referiría a los 'MAGA', porque ni siquiera está dispuesto a representar a los otros republicanos a quienes despectivamente llama 'RINO', que "traduce republicano sólo de nombre". Basta ver los resultados de estas elecciones y los ganadores republicanos que lo hicieron, no eran de 'MAGA'. En las elecciones internas de ayer, los líderes republicanos que ganaron en ambas cámaras fueron los NO MAGAS, pero si los republicanos de pura cepa como Mitch McConnell.

Cuando Trump dice "todos juntos", en el caso de su familia ¿tomó en cuenta a Ivanka Trump? quien fue asesora principal de la Casa Blanca durante su administración? Lamentablemente, ella no asistió e indicó que se está tomando un descanso de la política. Luego comentó que no participará en esta nueva campaña presidencial de su papá: “Amo mucho a mi padre, pero en esta ocasión prefiero darle más importancia a mis hijos pequeños y a mi vida privada así como a mi familia. No planeo involucrarme en política”, dijo en un comunicado. Para ganar una elección hay que sumar, siempre sumar. En su primera candidatura Trump lo logró. No obstante, al llegar a la presidencia su acción fue profundamente divisiva, internacional y nacionalmente. Fue -sin lugar a dudas- un presidente peleón con todo, y con todos. Hasta con sus propios asesores y empleados quienes renunciaron o fueron despedidos a granel. Ha cambiado de equipos políticos, sociales y legales permanentemente. Trump divide y los estadounidenses ya lo saben. Fue un presidente que sembró y cosechó la segregación y la separación entre los ciudadanos. Todo lo contrario a cuando dijo, en el anuncio de su intención de volver a la presidencia, que su causa “no era un movimiento político sino un acto de amor por el país". El amor une, no divide. Si Trump sigue siendo Trump, no regresará a la Casa Blanca. Ni siquiera será el candidato del GOP. (Partido Republicano).








Vladimir Gessen / Informe 21