top of page

Corrupto que se respete…


La riña tumultuaria, ha sido por un “tumbe”... Ilustración: Clker-Free-Vector-Images, Pixabay

“Corrupto que se Respete”, no mata la gallina de los huevos oro. Si en la Tesorería Pública Nacional o de Pdvsa hay, digamos, US $ 3.000 millones, “Corrupto que se Respete” no arrasa con todo. Se roba “nada más” que 10%, que es la tarifa máxima que respeta, “Corrupto que se Respete”. “Corrupto que se Respete” está orgulloso de no ser un vulgar saqueador, ratero, ni cobrador de vacunas, ni militantes o dirigente del PSUV.


“Corrupto que se Respete” -“CQSR”, para resumir, en lo adelante, porque la retahíla es larga- si tiene hijos no los educa en la corrupción. Pese al ADN de la familia Intenta lavar su apellido. Les consigue cupos en alguna universidad nacional, seria, la UCV, la UCAB, la UC, LUZ, UDO, ULA, entre otras, para que se puedan ganar la vida, con un empleo de verdad. “CQSR” no coloca, a su “bebé” al frente del expolio del Arco Minero, para que se crea, el muy imbécil, la segunda edición, depravada y más aumentada, del gordito de Norcorea. Ni para que lo incluyan en la lista de OFAC ni en las alertas rojas de Interpol. "CQSR" no manda un hijo a Madrid, a cerrar tascas y puticlubs, cada vez que se emborrache o agarre una trona, todo a cuenta de su. "apá", un general muy Madrino, él. "CQSR" tampoco envía a uno o varios hijos a holgazanear, a Ciudad de México, para que huyan, despavoridos y dejen a su mismísima agüela a merced de cualquier compatriota que les haga escrache. “CQSR”, no manda a una de sus hijas, fementida, “mamita”, a que cante, baile o ejerza de supuesta modelo, a todo trapo, en París, Mónaco o Luxemburgo.


“CQSR”, no se mezcla con las chusmas del narcotráfico. "CQSR" no se involucra en desfalcos menores de US 100 millones.


No es cierto, que todo criminal vuelve a la escena del crimen. “CQSR, por redomado que sea, después de una sus megafechoría, no regresa a la Urbanización “Las Mercedes”, Caracas, a exhibir el producto del delito. Se oculta lo más lejos posible. Si la cosa es muy seria -o muy corrupta- se marcha al extranjero, se modifica el nombre, la nacionalidad, de cara con una cirugía plástica. Se cambia hasta de sexo, previa la ablación o implante si el guiso ha levantado demasiado polvo.. A menos que el “CQSR” tenga la absoluta seguridad, que goza de impunidad, la protección, guapo y apoyado por el Primero, el Segundo, Tercero, Cuarto de a bordo de la RoboLución, porque son sus cómplices, coautores, encubridores o las tres cosas, al mismo tiempo.

“CQSR”, cumple la palabra empeñada. No “pica”, ni deja a nadie por fuera, como las guayaberas, no por honra o por convicción, sino porque, de hacerlo, sabe que quedará, ipso facto, “renunciado”, preso o hecho cadáver.


Los lectores se habrán percatado, que no hemos aludido con su nombre y apellido ni a uno solo de los protagonistas del más reciente escándalo en perjuicio de nuestro Patrimonio Público. No hace falta. Miren, ustedes, quiénes figuran en el reparto de la tragicomedia, como ladrones o como justicieros, con el convencimiento pleno, que los integrantes de ambos bandos son, saqueadores, vulgares por igual, no llegan a la categoría de "CQSR".

La disputa, entre dichos saqueadores, que ha copado centimetraje en la prensa los últimos días, no ha sido por razones ideológicas. Ni por cuotas de Poder. Ni por la higienización de la supuesta RoboLución ¿Higienizaciones?¡Que va oh! Esa palabreja no va con éllos.

La riña tumultuaria, ha sido por un “tumbe”, para emplear sus propias germanías. Creo tenerlo escrito en estas mismas páginas. Siglos atrás, Marco Tulio Cicerón, De Officis, II, 40, advertía "Si un ladrón toma algo por la fuerza o por fraude a otro miembro de la banda -todo o parte del botín- peligra su posición en la pandilla de ladrones y hasta su propio pellejo”.


No hay nada nuevo bajo el Sol. Menos todavía en la corrupción administrativa, que es, desde la prehistoria, la verdadera profesión más antigua del Mundo.

Exigimos, pena máxima de 30 años de cárcel, sin misericordia, ni derecho a pataleo, para los “CQSR” por menos indecentes que sean, comparados con los saqueadores que, en la actualidad, usurpan el Poder en mi amada Venezuela. En cuanto a estos últimos, están enfrascados en una refriega tumultuaria para aniquilarse, matarse, asesinarse, entre ellos. Hacemos votos porque muy pronto se exterminen y se achicharren en la Quinta Paila, donde les espera el llamado “Comandante Eterno”.


La “Burbuja” de la RoboLución no era una pompa de jabón. Menos todavía, de prosperidad. Fue otra mentira de excremento, de quienes no llegan ni a "CQSR".


0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page