Venezuela en emergencia


Foto: Twitter @OmarAvilaVzla

En situaciones de emergencia como la que estamos viviendo, lo menos que debemos esperar de la clase política es una actitud empática que se sintonice con los sentimientos de la gente. Son momentos para poner la agenda puramente partidista de lado.


Las lluvias de las últimas semanas han dejado al descubierto lo que desde Unidad Visión Venezuela venimos denunciando, que no es otra cosa que la terrible vulnerabilidad de la infraestructura vial a lo largo y ancho de toda nuestra Venezuela.


Y es que no pueden caer unas goticas de agua, porque enseguida se inunda el Distribuidor Altamira, al este de Caracas. Gastaron millones de dólares en pantallas LED, colocaron un sinnúmero de matas de cocos, esculturas que quitan, ponen y vuelven a quitar, grama, pintura a lo largo y ancho de toda la autopista, pero no solucionaron el desagüe.


La situación es peor en el interior del país, donde los hechos hablan por sí solo.


Nosotros seguiremos insistiendo en hacerles un llamado a las autoridades en todos sus niveles a ocuparse e invertir en lo realmente importante. Hay que planificar, para que esa Venezuela, hoy inundada por las lluvias, se le haga el mantenimiento respectivo, colocando y/o arreglando los drenajes que hagan falta, para que no continúe colapsando cada vez que ocurren este tipo de precipitaciones. Basta ya de ser puro pan y circo.


Desde Unidad Visión Venezuela sentimos un gran dolor teniendo claro que se puede hacer más, si bien las lluvias son fenómenos fortuitos, mucho de lo que hoy está pasando se pudo evitar; pero tenemos a unas cúpulas nefastas irresponsables e indolentes.


Lamentablemente, el agua ha dejado a su paso, múltiples derrumbes, un sinnúmero de familias damnificadas, pérdidas materiales, personas desaparecidas, al no haberse tomado las previsiones necesarias para evitar, no solo las caídas de unos árboles o el desbordamiento de torrenteras, sino la muerte de ciudadanos, como ocurrieron recientemente en Las Tejerías, estado Aragua; o en el sector Hoyo de La Puerta del municipio Baruta.


En nombre de todo el equipo que me acompaña a lo largo y ancho de toda nuestra Venezuela quiero enviar nuestras palabras de aliento, de solidaridad, en la que estaremos ayudando con lo que humildemente esté a nuestro alcance; como lo hacemos a diario a través del programa social permanente Visión Solidaria.


No me queda más que pedirle a Dios que nos bendiga y proteja a nuestro pueblo, especialmente a todos esos venezolanos que hoy se han quedado en la calle.


Cuando Simón Bolívar dijo: “si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca, se refería precisamente a las obras de infraestructura que había que acometer para minimizar el impacto de los desastres naturales sobre la población. No era una frase hueca y grandilocuente. Era un llamado de atención a tomar las medidas necesarias para que una lluvia fuerte no sea el origen de una tragedia.


Omar Ávila


Entradas relacionadas

Ver todo