top of page

Venezolanos por el Mundo: Guatemala es un paso “infernal” para migrantes en ruta a EE.UU.



Los migrantes que atraviesan Guatemala en ruta hacia Estados Unidos denuncian que el paso por el país centroamericano se ha convertido en “infernal”, ante los abusos perpetrados, en gran parte, por elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) que realizan cobros ilegales, malos tratos e incluso agresiones sexuales.


Las denuncias sobre estos hechos son conocidas por organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes que dicen que los casos se siguen acumulando, lo que genera "preocupación" por lo reiterado.


El analista independiente Fernando Castro dijo a la Voz de América que se necesita ampliar los controles en las fronteras, aplicar sanciones a los agentes que abusan de los migrantes y definir las tipologías de estos delitos.


Castro señala una total falta de apoyo de la Procuraduría de Derechos Humanos a la oficina del arzobispado para cumplir el trabajo de darle asistencia y protección a los migrantes.


"Es un tema que debe investigarse, sobre todo en el caso de hacer operativos por parte del Ministerio Público para brindar asistencia en estos casos donde son reiterativas las denuncias de violaciones”, explicó.


La migrante Celeste Casasola que ha viajado desde Colombia con sus hijos comentó a la VOA que ha tenido que pagar varias veces a los agentes policiales derecho de paso para poder continuar su camino dentro del país centroamericano, lo que la ha dejado sin dinero para continuar el camino.


Casasola dice que los agentes de policía cobran “20 dólares por niño o por persona, y si no les pagamos, nos bajan del bus a lo grosero y nos tiraban para atrás otra vez; o sea, teníamos que pagarles sí o sí. De momento no tenemos plata para seguir porque la plata que teníamos para seguir nos la quitaron los policías”, dijo.


La jefatura de la PNC reconoce que hay un problema, pero asegura que han desplegado personal para subsanar la situación con operativos para supervisar el trabajo de los agentes policiales y evitar que se comentan más ilícitos.



Estiman abrir tres nuevos consulados de Colombia en Venezuela el próximo año


El embajador Rengifo Hernández afirmó que el intercambio comercial entre Venezuela y Colombia cerrará en unos 700 millones de dólares. Foto: X @Urgente_VE

El embajador de Colombia en Venezuela, Milton Rengifo Hernández, anunció que etiman que el próximo año 2024 abrirán tres nuevos consulados en el país.


En una entrevista para el programa Al Instante que transmite Unión Radio, Rengifo Hernández aseguró que están conversando con las Cancillerías para instalar consulados de Colombia en los estados Apure, Barinas y Amazonas, sin embargo, señaló que el proceso es lento.


"Creo que unos dos o tres, el año entrante creo que podemos aperturar alguno. No sé en qué momento, pero creo que hacía allá va la tendencia", manifestó.


Recordó que en la actualidad ofrecen servicios consulares en Caracas, San Antonio, San Cristóbal y Maracaibo, en donde la mayoría de solicitudes son de pasaporte y cédula de hijos de colombianos.


En cuanto a la atención de los migrantes venezolanos que se encuentran en Colombia, afirmó que ha sido buena y se ha mantenido.


Rengifo Hernández señaló que el intercambio comercial entre ambos países cerrará en unos 700 millones de dólares y afirmó que este 2023 se produjo un incremento importante en las exportaciones.


Con información de elnacional.com


OIM y ACNUR reclaman una respuesta más contundente ante la migración sin precedentes en las Américas


Migrantes desembarcan en el río Chucunaque tras haber cruzado la selva de Darién. Foto: Gema Cortés, OIM

Mientras la cifra sin precedentes de personas refugiadas y migrantes que cruzan la selva de Darién llega a 500.000 – más de la mitad de los cruces del año pasado – la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), advirtieron acerca de una crisis humanitaria cada vez más profunda en las Américas y reclamaron un enfoque regional integral basado en la cooperación y la solidaridad. 


La región de Darién en Panamá, epicentro de la crisis de desplazamiento, muestra la magnitud y la complejidad de los movimientos de personas en el continente.  


Las personas migrantes y refugiadas siguen haciendo este peligroso viaje a través de esta franja de terreno sin caminos que separa América del Sur de Centroamérica, buscando seguridad y una vida mejor. La mayor parte proviene de Venezuela, Haití y Ecuador y de otros países en Suramérica y el Caribe. Otras, proceden de lugares mucho más distantes como África Subsahariana, Asia y Medio Oriente. Las personas que cruzan el Darién y otras fronteras de manera irregular están expuestas a graves riesgos como peligros naturales, violencia sexual y basada en género, robo, trata de personas, extorsión y secuestro.


Los países de acogida piden un mayor apoyo de parte de la comunidad internacional para fortalecer los servicios nacionales y brindar oportunidades de integración para que las personas puedan encontrar estabilidad y evitar embarcarse en viajes tan peligrosos”, dijo Amy Pope, Directora General de la OIM. “Las personas migrantes y refugiadas son agentes impulsores muy poderosos para el desarrollo y para gestar comunidades y sociedades mucho más fuertes y diversas”.


“Los desafíos que estos movimientos poblacionales sin precedentes en las América plantean son verdaderamente formidables”, sostuvo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi. “Ningún país puede con sus propias herramientas y aisladamente abordar tales desafíos. Tan sólo trabajando conjuntamente con los actores claves de relevancia sobre la base de un enfoque colaborativo y observando con atención lo que podría llegar a hacerse en cada instancia del viaje es que podremos luchar contra tales desafíos de forma efectiva”. 


La OIM y ACNUR señalaron que se necesita un enfoque mucho más amplio que tenga en cuenta la situación en los países de origen, de tránsito y de destino. Esto implica redoblar los esfuerzos para el abordaje de las causas que hacen que las personas se vayan de sus países en primer lugar, incluyendo una mayor inversión económica y el abordaje de la desigualdad, la falta de acceso a salud básica y educación, violencia y abusos a los derechos humanos. Implica un mayor apoyo a los países de acogida para que les puedan brindar a las personas condiciones de seguridad y otras opciones en lugar de continuar con sus peligrosas travesías. Los actores para el desarrollo y las instituciones financieras internacionales tienen un papel muy importante en cuanto a ayudar en la tarea de fortalecer los servicios nacionales.  


El planteamiento está sobre la mesa. Falta escuchar la voz de los gobernantes de los países involucrados. Los de origen, tránsito y destino.


Con información de iom.int



bottom of page