top of page

Trabajar en casa tiene ventajas a pesar del cambio de vida

¿Es posible mantener un buen equilibrio entre la vida laboral y personal trabajando desde el hogar y además lograr mayor felicidad?

Trabajar a distancia —en el hogar— ha llegado para quedarse, y su impacto psicológico ha cambiado a las personas de una u otra forma, para bien o para mal. En principio ofrece muchos beneficios, pero también presenta situaciones contraproducentes que deben ser abordadas proactivamente. Con estrategias adecuadas, tanto los profesionales que trabajan a distancia, como las empresas, pueden aprovechar al máximo esta modalidad, promoviendo un entorno que favorezca la salud mental y el bienestar general de cada una de las partes. Es esencial que sigamos investigando y adaptando nuestras prácticas para asegurar que el trabajo remoto sea una experiencia positiva y sostenible para todos. Como psicólogos, tenemos la responsabilidad de guiar a individuos y organizaciones en este proceso, proporcionando las herramientas y el apoyo necesario para navegar por este novedoso y singular panorama laboral.

 

El caso de Jean Carlos y Yamilé

Yamilé y Jean Carlos, una pareja joven, han decidido buscar ayuda profesional para tomar una decisión importante en sus vidas laborales. Ambos trabajan en el sector tecnológico y sus empresas les han ofrecido la opción de trabajar desde su casa de forma permanente. Ante esta nueva situación, acuden a la consulta del psicólogo, especializada en terapia de pareja y salud ocupacional, para evaluar sí esta modalidad de trabajo es conveniente para ellos.

Psicólogo: "Bienvenidos, Yamilé y Jean Carlos. Cuéntenme... ¿Qué los trae hoy a consulta?"

Yamilé: "Hola. Jean Carlos y yo estamos comenzando a trabajar desde la casa. Queremos saber si esto es lo mejor para nosotros y nuestra familia, porque ya hemos tenido algunos roces"…

Jean Carlos: "Sí, durante la pandemia también lo hicimos y hemos visto algunos beneficios, pero también tenemos varios inconvenientes."

Psicólogo: "Entiendo. Yamilé, ¿por qué no empiezas contándome los problemas que has enfrentado trabajando desde casa?"

Yamilé: "Claro. Una de las mayores dificultades es la distracción. Con los niños en casa, es difícil concentrarse. Además, nuestro departamento es pequeño y no tenemos un espacio dedicado para trabajar."

Jean Carlos: "Para mí, la falta de separación entre el trabajo y la vida personal es un problema. Me cuesta desconectar al final del día, y a veces siento que estoy trabajando todo el tiempo."

Psicólogo: "Eso suena agotador. ¿Y cómo afecta esto a su relación y dinámica familiar?"

Yamilé: "Nos cuesta dividir las tareas domésticas y laborales. A menudo, siento que hago más en la casa porque estoy presente todo el día."

Jean Carlos: "También extraño la interacción con mis compañeros de trabajo. El aislamiento me afecta emocionalmente."

Psicólogo: "Esos son desafíos importantes. Ahora, qué tal si hablamos sobre las ventajas que han experimentado trabajando desde casa."

Yamilé: "Disfruto pasar más tiempo con los niños y no tener que viajar al trabajo. La flexibilidad de horarios es un gran beneficio para mí."

Jean Carlos: "Bueno… estamos ahorrando dinero. Además, tener la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar nos da la opción de viajar más."

Psicólogo: "Parece que hay una mezcla de beneficios y dificultades. Permítanme hacerles algunas preguntas para profundizar más. ¿Han considerado reorganizar su hogar para crear un espacio de trabajo apropiado?"

Yamilé: "Hemos pensado en eso, pero no estamos seguros de cómo hacerlo con el sitio limitado que tenemos."

Psicólogo: "Podría ser útil definir una área específica para trabajar. Esto puede ayudar a reducir las distracciones y mejorar la concentración. ¿Qué opinan sobre establecer rutinas claras y límites entre el trabajo y el tiempo personal?"

Jean Carlos: "Creo que eso podría funcionar. Tal vez establecer horarios específicos para empezar y terminar el trabajo."

Psicólogo: "Exactamente. También es esencial repartir equitativamente las tareas domésticas. ¿Podrían elaborar un plan semanal para asignar responsabilidades de manera justa?"

Yamilé: "Sí, eso podría aliviar parte de la carga que siento."

Psicólogo: "Finalmente, para combatir el aislamiento, es importante mantenerse conectados con colegas y amigos. ¿Podrían planificar reuniones virtuales online regulares y actividades sociales? ¿Qué les parece?"

Jean Carlos: "Definitivamente. Eso ayudaría a sentirme menos aislado."

Psicólogo: "Perfecto. Vamos a trabajar en estas estrategias y hacer un seguimiento en unas semanas para ver cómo están avanzando. ¿Les parece bien?"

Yamilé: "Sí, suena bien. Gracias, doctor. También la próxima vez quisiéramos plantear algo relacionado con el trabajo remoto y cómo afecta nuestra relación de pareja".

Psicólogo: De acuerdo, estoy aquí para ayudarles a hacer que esta transición al trabajo en casa sea lo más positiva y beneficiosa posible para ustedes y su familia, en todos sus aspectos"

¿El trabajo remoto da más felicidad o todo lo contrario?

 

El trabajo desde el hogar permite tener un impacto positivo en la felicidad de las personas y sus familias, aunque también puede presentar ciertas dificultades. Primero, analizaremos las ventajas y desventajas de trabajar desde casa desde una perspectiva profesional, en el contexto de las relaciones de pareja, y a nivel familiar. Luego, exploraremos los pros y los contras del trabajo a distancia para las empresas y corporaciones, y finalmente, examinaremos los beneficios y perjuicios para el medio ambiente.

 

Beneficios en el bienestar personal

 

El trabajo remoto coadyuva a las personas a obtener un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, pasar más tiempo con sus familias y dedicar tiempo a actividades personales, lo cual mejora la satisfacción general y reduce el estrés​.

Trabajar desde casa, por lo menos ahorra dos horas diarias que se utilizan entre ir y venir de una oficina o de un centro laboral al hogar, sin dejar de mencionar que el tráfico con las demoras que tanto nos molestan y malhumoran cesan.

Además, la capacidad de trabajar en horarios flexibles permite a los empleados adaptar su jornada laboral a sus necesidades personales y familiares, lo cual puede aumentar la sensación de control y autonomía, contribuyendo a una mayor felicidad.

De tener un horario inalterable pasamos a manejar nuestro tiempo, ahora redimensionado al tener ese par de horas adicionales que disponemos. Al eliminar los desplazamientos diarios, los empleados reducen el estrés lo cual mejora su bienestar general​.

Los ahorros en costos de transporte, en el desgaste del vehículo, en la gasolina o el costo de las tarifas de taxis, metro o autobuses, es importante, igual es con la alimentación al no ir a almorzar a casa que también es notable. En cuanto a la vestimenta para ir a la oficina es otro rubro que hay que tomar en cuenta.

Estos gastos desaparecen considerablemente y por supuesto alivian las cargas financieras, contribuyendo a una mayor satisfacción personal y familiar y menos preocupaciones por este concepto. Cuando es la pareja quienes laboran desde casa, se multiplica por dos el ahorro.

Inconvenientes superables del "Home Office"

 

Uno, es el aislamiento social laboral. La falta de interacción cara a cara con colegas puede llevar a sentimientos de desconexión, lo cual te puede afectar negativamente. De alguna manera la interacción con compañeros de trabajo siempre nos enriquece y nos permite promovernos personalmente o defender nuestra gestión laboral. El resultado del trabajo remoto se mide en rendimiento y metas alcanzadas, las cuales aumentan, pero se pierde la apreciación humana directa de quien nos supervisa, y nos dificulta la labor de evaluar la actitud personal a quienes supervisamos.

Dos, al desdibujarse los límites entre el trabajo y la vida personal, puede llevar a trabajar más horas de las necesarias, resultando en desequilibrio y agotamiento​.

Algunos empleados pueden incurrir en un exceso de trabajo para demostrar su productividad trabajando más horas, lo cual puede llevar al cansancio, por decir lo menos​. En el otro sentido —aunque parezca lo contrario— le demos más tiempo al trabajo que a nuestra familia y seres queridos, que son parte entrañable de nuestra felicidad.

Tres, al estar presente la familia, sea la pareja o los hijos, o padres o abuelos, se puede presentar que perdamos parte del foco de atención en la labor que realizamos. Como señaló Yamilé en su consulta al psicólogo: “Con los niños en casa, es difícil concentrarse”.

Cuatro, el trabajo remoto, en algunos casos puede afectar la vida sexual de las parejas, tanto positiva como negativamente. En consulta de psicólogos y de terapeutas de pareja se evidencian casos de los efectos del trabajo remoto en la dinámica familiar, y en el equilibrio entre la vida laboral y personal, que indirectamente afectan la vida sexual de las parejas. La constante disponibilidad y la imposibilidad de desconectarse del trabajo pueden crear un entorno menos propicio para la intimidad​. No obstante, la flexibilidad en los horarios puede permitir a las parejas encontrar momentos adecuados para la intimidad, mejorando así su vida sexual. La proximidad constante también puede aumentar las oportunidades de conexión íntima​, y aprovechar esos momentos.

A pesar de estar en el mismo entorno todo el tiempo puede que la vida sexual se vuelva monótona y menos emocionante, lo que podría disminuir el interés y la satisfacción​. Por lo que debemos recordar que al ganar tiempo con el trabajo en casa, las parejas pueden tener más energía y oportunidades para dedicarse a su relación y a la intimidad si así lo desean, pero hay que proponérselo.


“Síndrome del impostor”

El quinto inconveniente, es el riesgo de sobrecarga de trabajo por la falta de supervisión directa que puede llevar a algunos a presentar el fenómeno, conocido como "síndrome del impostor", afectando negativamente la salud mental y física. Este concepto fue acuñado por las psicólogas Pauline Clance y Suzanne Imes. Se refiere a las personas que tienden a criticarse severamente a sí mismas y que son incapaces de reconocer sus logros y tienen un miedo persistente de ser consideradas como "fraudes" o "impostores". A pesar de evidencias externas de su competencia, quienes sufren este síndrome creen que no merecen su éxito y que han engañado a otros para hacerles pensar que son más inteligentes y capaces de lo que realmente son. Las personas con este síndrome tienden a compararse desfavorablemente con los demás, creyendo que los otros son más capaces y merecedores. Todo esto genera estrés y ansiedad. La baja autoestima aumenta y el miedo a no ser lo suficientemente bueno puede llevar a evitar nuevas oportunidades o desafíos.

Este síndrome del impostor es un fenómeno complejo, pero con la conciencia y las estrategias adecuadas, las personas pueden aprender a reconocer y valorar sus habilidades y logros, viviendo una vida profesional y personal más plena y satisfactoria, haciendo un esfuerzo consciente, al hablar con mentores, colegas y amigos de confianza para obtener una perspectiva más objetiva sobre las propias capacidades. Trabajar con un terapeuta o coach ayuda para cambiar las creencias limitantes sobre uno mismo. Entender que cometer errores es parte del aprendizaje y del crecimiento, y que no indica falta de competencia. Aprendemos a caminar, cayéndonos.

La salud

 

El trabajo remoto —si no tomamos las precauciones— puede llevar a un estilo de vida más sedentario, lo cual presenta varios riesgos para la salud física y mental. El sedentarismo se ha asociado con una serie de problemas de salud, incluyendo obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, y el aumento de los casos de depresión y ansiedad.

 

¿Qué hacer?

 

Lo primero se establecer las “pausas activas” para estirarse o caminar durante la jornada laboral para reducir los efectos negativos del sedentarismo. Una técnica efectiva es el método ®Pomodoro, que alterna períodos de trabajo de 25 minutos con breves descansos de 5 minutos. Luego, después de 4 intervalos, entonces tomar un descanso de 30 minutos. Esta técnica mejora la concentración porque al trabajar en intervalos cortos, es más fácil mantener la atención y evitar distracciones. Los descansos regulares ayudan a prevenir el agotamiento mental. La estructura de este método fomenta la finalización de tareas en lugar de retrasar o posponer actividades, y logra que las personas sean más conscientes de cómo utilizan su tiempo.

Otro aspecto es realizar algún tipo de ejercicio diario, como caminatas, correr, nadar, hacer yoga o entrenamientos de fuerza, lo que además es crucial para mantener una buena salud física y mental. En la relación de parejas algunas de estas actividades, es conveniente, que se hagan en conjunto. Coincidir en el tiempo de trabajo y de esparcimiento estimula que la pareja aproveche la ventaja de trabajar en casa compartiendo su vida.

También, se pueden utilizar estaciones de trabajo que permitan trabajar de pie, o alternar entre estar sentado y parados, y asegurarse de que el espacio de trabajo esté bien configurado para promover una buena postura y reducir la tensión física.

 

Establecer Límites Claros

 

Las estrategias para mitigar los inconvenientes del trabajo remoto incluyen que se establezcan límites claros entre el trabajo y la vida personal. Para ello debemos crear un espacio en nuestras casas dedicados exclusivamente al trabajo. Asimismo, tenemos que establecer horarios fijos diarios y cumplirlos, a la vez que tomemos los descansos regulares.

Por otra parte, debemos fomentar la comunicación y que sea regular, tan constante como se pueda con colegas a través de reuniones virtuales y chats informales para reducir la sensación de estar aislados, a la par de estar informados de nuestro entorno laboral.

El establecer un espacio específico para trabajar aunque sea un rincón en nuestro hogar ayuda a separar físicamente el trabajo de la vida personal. Muy pronto nuestra conciencia y nuestro neuro-comportamiento automático se acostumbra que en ese sitio trabajamos y obtenemos de ello los recursos que disfrutamos en nuestra vida personal, la cual se da en el resto de nuestra casa, y fuera de ella.

La pareja igualmente debe buscar su tiempo de diversión, de compañía, de comunicarse, de manejar y distribuirse las tareas del hogar, de compartir con los hijos, si los hay, de divertirse y de la convivencia sensual. En este caso, hablar abiertamente sobre las necesidades y deseos sexuales siempre ayudar a las parejas a entenderse mejor y a encontrar soluciones a las necesidades de los dos y favorece el mantener la emoción y la novedad en la relación.

Lo mejor del trabajo en casa, es que les brinda a las parejas pasar más tiempo juntas, lo que fortalece su relación y aumenta las probabilidades del amor en todo su sentido. Un estudio muestra que las parejas que pasan más tiempo juntas pueden obtener una mejor comunicación y una vida sexual más satisfactoria.

 

La vestimenta en el trabajo en casa

 

La presentación personal y el aseo en el trabajo remoto son trascendentes tanto para el bienestar personal como para la dinámica de pareja. Mantener una rutina de cuidado personal y vestirse adecuadamente puede mejorar el estado de ánimo, la autoestima y la productividad. Además, puede ayudar a marcar una separación mental entre el tiempo de trabajo y el tiempo personal. Es importante destacar que una buena presentación no solo afecta la percepción externa en reuniones virtuales, sino que también refuerza el respeto mutuo y la consideración en la relación de la pareja. Practicar un estándar de aseo y apariencia, similar —aunque más cómodo y casual— al que se tendría en un entorno de oficina, contribuye a un ambiente de trabajo más profesional y armonioso, lo cual es beneficioso para toda la familia.

 

Las empresas de acuerdo con los trabajos remotos

 

El trabajo en el home office ha pasado de ser una opción poco común a una realidad cotidiana para por lo menos millones de personas en todo el mundo. La pandemia de COVID-19 aceleró una tendencia que ya estaba en crecimiento, llevando a muchas empresas a adoptar modelos de trabajo flexible y remoto para mantener la continuidad operativa. Esta transición ha traído consigo una serie de beneficios e incertidumbres que merecen una atención cuidadosa.

Un estudio del Stanford Institute for Economic Policy Research, sobre la evolución del trabajo desde casa encontró que aunque puede tener algunos problemas, también genera aumentos significativos en la productividad, especialmente cuando se consideran los ahorros en costos y la posibilidad de contratar globalmente.

La Escuela de Negocios de Stanford señala que alrededor del 10% de los empleados estadounidenses ahora trabajan regularmente desde casa y hacen referencia de un experimento realizado con empleados de un centro de llamadas en China que demostró que trabajar remotamente llevó a un aumento del 13% en el rendimiento, atribuible en parte a menos descansos y menos días de enfermedad, así como a un entorno de trabajo más tranquilo.

Otro análisis de más de 715 empresas encontró que la productividad de los empleados trabajando desde casa puede ser influenciada positivamente por la cultura de la empresa y el liderazgo. Los empleados que se sintieron más conectados y apoyados por sus líderes tendieron a ser más productivos. La mayoría de las investigaciones muestran que, bajo las condiciones adecuadas, el trabajo remoto puede no solo mantener sino incluso aumentar la productividad de los empleados.

Un estudio de dos años realizado por Great Place To Work con más de 800,000 empleados de empresas reseñadas, en la lista Fortune 500 que clasifica a las mayores empresas estadounidenses por ingresos y que en total, estas empresas representan dos tercios del PIB de Estados Unidos, encontró que la mayoría de las personas reportaron niveles de productividad iguales o mayores después de comenzar a trabajar desde casa. Antes de la pandemia, solo el 5% de los empleados estadounidenses trabajaba desde casa, cifra que ha aumentado considerablemente desde 2020.

 

El ahorro de las empresas

 

Es realmente descomunal. En el espacio de las oficinas las empresas reducen los costos asociados con el alquiler o la compra del espacio laboral, así como en los servicios públicos y mantenimiento​. Los costos de electricidad, calefacción, refrigeración y otros servicios básicos se reducen considerablemente cuando hay menos personas trabajando en la oficina.

Bajan los costos de los suministros de oficina como papel, tinta, utensilios laborables y otros materiales. Los gastos en limpieza y mantenimiento del espacio de trabajo se disminuyen con cada empleado que deje de utilizar las instalaciones.

Además, de que como señalamos, los empleados remotos pueden ser más productivos que los que trabajan en la oficina, lo que puede traducirse en una mayor eficiencia y, en consecuencia, en más beneficios económicos para la empresa​.

 

Las empresas y las personas

 

Las empresas deben fomentar el bienestar de sus empleados mediante programas de apoyo psicológico, talleres de manejo del estrés y recursos para el autocuidado. La promoción de una cultura de salud mental positiva puede ayudar a los empleados a manejar mejor los retos del trabajo remoto.

La alta gerencia y los líderes de las grandes corporaciones deben ser flexibles y comprensivos con las necesidades individuales de sus empleados. Reconocer que cada persona tiene diferentes circunstancias y proporcionar el apoyo necesario puede mejorar significativamente la moral y la productividad.

Las empresas también deben implementar políticas que promuevan la comunicación regular y significativa entre los empleados. Reuniones tipo zoom, o chats informales como WhatsApp, o plataformas colaborativas pueden ayudar a mantener la conexión y el espíritu de equipo, reduciendo los sentimientos de aislamiento.

Las empresas pueden ofrecer programas de bienestar, apoyo con profesionales de la conducta y recursos para el manejo de los problemas e inconvenientes del estrés, lo cual mejora la felicidad y la salud mental de los empleados.

 

La Tierra y el “Home Office”

Por último —y no lo menos importante— es que en el caso de las emisiones de gases de efecto invernadero, al eliminarse la necesidad de desplazarse diariamente al trabajo, el trabajo remoto reduce significativamente las emisiones de carbono. Durante la pandemia de COVID-19, las emisiones globales de gases de efecto invernadero disminuyeron un 7% debido a la reducción del uso del transporte​.

Al trabajar desde casa, se disminuye el uso de vehículos y, por lo tanto, el consumo de gasolina. Esto no solo baja las emisiones de CO2, sino que también reduce la demanda de combustibles fósiles, contribuyendo a una menor explotación de estos recursos​.

En relación al ahorro energético, las oficinas requieren grandes cantidades de energía para iluminación, calefacción y refrigeración. El trabajo merma esta demanda, ya que las viviendas individuales generalmente consumen menos energía que los grandes espacios de oficina​​.

La mejora de la calidad del aire aumenta. Menos automotores en la carretera significa menos contaminación del aire. Esto no solo beneficia al medio ambiente, sino también a la salud humana, reduciendo la incidencia de enfermedades respiratorias relacionadas con la contaminación vehicular​​.

Las oficinas consumen una gran cantidad de recursos como papel, suministros de oficina y de otra índole para operar diversos equipos. Trabajar desde casa contribuye a reducir este consumo, ya que los empleados suelen utilizar menos recursos en un entorno doméstico​.

Estos beneficios destacan cómo el trabajo remoto puede ser una herramienta poderosa para reducir la huella de carbono y promover un futuro más sostenible, según un nuevo estudio de la Universidad de Cornell y Microsoft.

Para nuestra fortuna, como profesionales de la psicología, llevamos trabajando exclusivamente desde nuestro Home Office desde el 2007, hace 17 años. Les invitamos a considerarlo…

 

 

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page