ONU pide que permitan exportación de repuestos para microscopios a Venezuela



Una relatora de la ONU pide que permitan el envío a Venezuela de piezas de repuesto para microscopios electrónicos, afirmando que las sanciones que ahora los bloquean están violando los derechos del pueblo venezolano a la salud y la vida.


De los 14 microscopios electrónicos que hay en Venezuela, fabricados por una unidad de la empresa estadounidense Thermo Fisher Scientific, sólo tres siguen funcionando, y la empresa no ha podido conseguir el permiso de Estados Unidos para exportar las piezas necesarias.


Alena Douhan, relatora especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales, pidió a las autoridades estadounidenses que levanten las sanciones, que son jurídicamente dudosas según el derecho internacional, o que concedan rápidamente las correspondientes licencias de exportación.


"Los microscopios electrónicos son la única forma de detectar muchas enfermedades, por lo que son esenciales para un tratamiento adecuado", dijo Douhan. "El Gobierno de Estados Unidos tiene la obligación, en virtud del derecho internacional de los derechos humanos, de no perjudicar la capacidad de los médicos venezolanos para diagnosticar correctamente las enfermedades. Sin diagnósticos y tratamientos precisos, la gente puede morir".