top of page

La Ilusión del Voto en el Exterior, Caso Venezuela


Hay interrogantes que se hacen los migrantes venezolanos que podrían participar en las primarias. Foto: geralt, Pixabay

Nada alentador luce el panorama del voto de los venezolanos en el exterior. Mucho más cuando no se ha hablado claro. Cuesta aceptarlo y a una gran cantidad de personas no les gusta que le aclaren las realidades, pero es muy difícil pretender ocultar algo cuando la verdad impacta por la importancia de lo que implica.


Encontrándonos en la encrucijada de que el plazo para que los venezolanos en el exterior actualicen sus datos y así participar en las elecciones primarias previstas para el 22 de octubre, el cual culmina el venidero 7 de julio, según los datos que ya se manejan, de

los potenciales 5 millones de personas con capacidad inicial de participación, a la fecha solo 25 mil han actualizado su residencia para poder sufragar en alguna de las 81 ciudades de 32 países habilitados para la jornada de octubre.


El asunto luce muy complicado. Es cierto que la elección es lo que se denomina un proceso autogestionado, se habla que no hay recursos para lo que implica el evento, entonces es allí en donde surge la duda de la ilusión del voto en el exterior, ya que nos remontamos a los

tiempos recientes del Gobierno Interino, en el cual fueron nombrados Embajadores y Cónsules por todas partes.


Con todo el respeto que se merecen, esas personas no pudieron ni siquiera efectuar un censo que reflejara la situación real de los ciudadanos venezolanos que estamos fuera. No me refiero a la presencia física, el caso es la situación MIGRATORIA que permita que se participe en eventos electorales como las primarias y voy más allá, en la propia elección presidencial del 2024, en donde sí habrá CNE que ponga las reglas, que dicho sea de paso no serán cómodas para la oposición participante.


Entonces volvemos a tocar el tema de que no es igual participar en un evento que es casi de carácter privado como unas primarias, a participar en una elección real y definitiva para lo que serán los próximos años como lo será la presidencial del 2024. El por qué es muy claro, sencillamente la legislación electoral actual es clara, así lo denota el referido artículo de la Ley Orgánica de Procesos Electorales vigente en su parte inicial, Art.124: Sólo podrán sufragar en el exterior los electores y las electoras que posean residencia o cualquier otro régimen que denote legalidad de permanencia fuera de Venezuela.


Ante esa realidad, prácticamente NADIE de los llamados a aclarar, han dicho absolutamente nada, por el contrario, prácticamente inducen a crear la falsa realidad de una supuesta participación masiva que ya por los vientos que soplan no ocurrirá y en el 2024 tampoco.


Se debe efectuar un verdadero trabajo que determine la cantidad real de quiénes pueden impulsar con su voto, un cambio en la estructura gubernamental en el presente y en el futuro para nuestro país.


Hace pocos días, un dirigente de la organización política Acción Democrática (AD), que está dentro de la estructura organizativa de las primarias en Estados Unidos, declaro lo siguiente: “El proceso va un poco lento porque hay mucha desinformación, causada por el propio

régimen que está promoviendo la matriz de opinión de que la información a ser aportada por el venezolano que se registre va a ser incorporada a una nueva Lista Tascón”.


Lo dicho por el dirigente es en clara referencia a la lista creada por el régimen en base a los 2.4 millones de venezolanos que firmaron a favor de destituir al entonces presidente Hugo Chávez a través de un referendo revocatorio. Es de hacer notar que la lista fue utilizada por el

régimen durante años para castigar a los venezolanos que se pronunciaron en contra del mandato de Chávez, siendo usada para bloquearles el acceso a servicios públicos y a programas sociales.


Lo declarado puede ser cierto de algún modo, pero la influencia de esa posible lista no debería preocupar a quienes ya tenemos años fuera, lo que sí debe preocupar y de lo que no se habla, es el cómo puede afectar la situación migratoria de los que se encuentran en procesos abiertos con las autoridades en cada país, por ejemplo EEUU, lo que implica que se actualicen datos de residencia etc y que por alguna jugarreta del régimen Chavista le pongan la mano a esa información, de eso no se habla y es muy peligroso, porque de ocurrir algo, los

afectados con toda seguridad quedaran solos, ya es público y muy notorio que ningún dirigente de peso hará absolutamente nada más allá de una declaración y los afectados irán a llorar al Valle, así son las cosas lamentablemente, como decía Don Oscar.


Finalmente, por el momento, volvemos a remarcar, que la transparencia y la verdad deben privar si se queremos salir airosos de la etapa oscura en la que nos encontramos. Venezuela entera lo reclama y exige de sus representantes en la oposición la claridad y coherencia al

respecto. No es solo hacer llamados a participar. No es solo pedir que te registres. Es dar las garantías para que no ocurra lo que en el pasado ha sucedido. Es generar verdadera confianza para que las cosas resulten como se espera. Hasta el momento nada de eso se

vislumbra en el horizonte cercano. Así de simple y sencillo.


Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page