Venezolanos por el Mundo: EEUU ofrece visas para todos los gustos


Para ingresar a Estados Unidos de forma legal se debe contar con un pasaporte que debe tener una vigencia mínima de seis meses y con cualquier tipo de visa vigente que no venza en los próximos tres meses de la fecha de ingreso. También, se puede ingresar de forma legal si la persona tiene un familiar, ya sea cónyuge, hijo, padre o hermano que sea ciudadano americano y lo haya solicitado mediante un proceso de petición familiar y este haya sido aprobado. Las distintas categorías de visas a las que se puede acceder para vivir en Estados Unidos se divide en dos categorías: visas no inmigrantes y visas de inmigrante. Según reseña de El Tiempo hay otros tipos de visa a las que se puede acceder sin correr los peligros de cruzar el Río Bravo o la selva del Diarén. Algunas de ellas: H-1B – Para profesionales o trabajadores especializados, H2B empleados temporales agrícolas, H2-A: trabajadores agrícolas temporales para siembra y cosecha si no hay mano de obra estadounidense. E-1 – Comerciantes por tratado, O-1: Personas con Habilidades o Logros Extraordinarios, P-1A: Atleta Reconocido Internacionalmente. Un abogado especializado en migración puede orientar y seguro es más económico y no tiene los riesgos de ingreso ilegal.


Estiman difícil incorporar a migrantes venezolanos en primarias fuera del país

Según la opinión de dos reconocidos expertos en materia electoral, Eglée González-Lobatto y Leonardo Morales, quienes a pesar de reconocer la buena intención de los proponentes en relación con la defensa de los derechos políticos de los ciudadanos que esgrimen, advierten que su admisión legal para participar en una elección presidencial está limitada por la legislación venezolana. Para Eglée González-Lobatto, no es nada sencillo: “no en todos los países donde Venezuela tiene delegaciones diplomáticas se puede ejercer el derecho al voto de venezolanos, como tampoco en todas las ciudades; entonces se trata de una situación que ya significaba un problema cuando eran menos votantes. Calculemos eso elevado a la n veces, lo cual se traduce también en un problema de complejidad en la tecnología." Leonardo Morales, por su parte, luego de una serie de argumentos, afirma que considera "muy difícil que el CNE dedique tiempo y recursos para elaborar un registro de electores el exterior sin atender a las exigencias de ley."


El tema de los migrantes venezolanos pierde impulso en la era Petro

Mientras el Gobierno de Gustavo Petro avanza paso a paso en normalizar de manera gradual sus relaciones con la vecina Venezuela, después de años de tensiones, el tema de la migración venezolana asentada en el país pierde fuerza entre las prioridades de la nueva Administración. Es una migración que alcanza a los 2,5 millones según los últimos cálculos. El tema perdió la relevancia que había tenido durante las administraciones de Juan Manuel Santos (2010-2018) y Duque (2018-2022), valora Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, en Bogotá. “El fenómeno de movilidad humana proveniente de Venezuela era una de las prioridades del Estado, y para el presidente Petro sin lugar a duda no lo es. No fue parte de su discurso presidencial, lleva un mes sin hacer un pronunciamiento claro ni dar orientación de cuál va a ser la dinámica de acogida”, apunta. “La respuesta colombiana era de admirar, y se ha perdido de forma importante”, concluye.


La reapertura de la frontera colombo-venezolana revive la emoción del encuentro familiar

La reapertura de la frontera colombo-venezolana, anunciada para el próximo 26 de septiembre tiene en expectativa a migrantes venezolanos en Colombia que sueñan con el abrazo cuerpo a cuerpo y no de manera virtual. Uno de ellos es Manuel Díaz, un venezolano radicado hace varios años en Pereira, indicó que siente una emoción muy grande por reencontrarse con su familia luego de ocho años, tiempo en que la vida para todos ha cambiado de manera radical, incluso durante este periodo falleció su abuela. Díaz explicó que cuenta los días para ver a sus padres, y mostrarle como sus hijas han crecido pero que aún queda un recuerdo de todo lo que vivieron en Venezuela.


Una maracucha canta jazz en Gran Canarias


Su nombre es Greta Martin Thomas ("sin acento porque es apellido de origen inglés"). Ella y sus ocho hermanos nacieron en Maracaibo, Estado Zulia. Su padre es trinitario.

Es una maracucha que canta jazz y vive en Gran Canarias desde hace 15 años cuando su esposo, de origen canario, le dijo: "Mi negra vámonos de aquí porque esto se está poniendo color de hormiga." En ese momento trabajaba en la industria petrolera, específicamente en Sincor, una alianza estratégica entre Total (Francia), Statoil (Noruega) y Pdvsa (Venezuela) y en el 2004, 2005 se hablaba de crisis en Venezuela y comenzó a notar que todas las semanas había una despedida. Cuando preguntaba por qué se iban, la repuesta era similar en todos los casos: “Tenemos familia fuera y no creo que cambie la situación país” a eso se sumó que "sufrimos dos atracos a mano armada y eso me marcó muchísimo, especialmente porque andaba con mi hija que en ese momento tenía 13 años de edad." Ver más haciendo click aquí


Enrique Rondón Nieto