top of page

¡Solo candidatos ungidos por el chavismo!


En momentos en que el chavismo posee niveles récord de repudio trama otra presidenciales con figuras totalmente inofensivas para él. Imagen: Tumisu

¿Estamos locos? En verdad los venezolanos pretendemos permitir se perpetre otra presidenciales al estilo 2018, con la única diferencia que en lugar de 4 tristes candidatos será una docena, evidentemente, coronados por el chavismo. Figuras políticas que han recibido favores del régimen como la asignación judicializada de directivas de partidos, cuotas de poder, indultos, entre otros… ¿En verdad creemos que vayan a suscitarse de esta forma los impostergables cambios que requiere el país? Pues no, al contrario, la tragedia de hoy se arraigará mucho más.


En la plantilla de presuntos “candidatos opositores” que “enfrentarán” al castrismo venezolano contamos con partidos que han sido premiados por participar en este tipo de elecciones malignas, al margen de la ley y la democracia, con cascarones de gobernaciones, alcaldías, con cuotas de poder en poderes públicos nacionales, etc. Personeros a quienes el Tribunal Supremo de Justicia les ha impuesto direcciones nacionales de organizaciones políticas, que han sido indultados, figuras cuya complicidad con el régimen les permite ser promocionados por los medios de comunicación del Estado, entre otros tantos favores con tal participen, cobren y se queden callados.


La desfachatez de estos presuntos candidatos es tan evidente que, prácticamente, vociferan

los mismos discursos que el régimen, como por ejemplo la solicitud de eliminar las sanciones cuando las razones que las generan empeoran, atacarse mutuamente (entre los mismos “opositores”), desprestigiar a María Corina Machado, única con apoyo popular y de forma in crescendo, entre otros argumentos de guion.


El alma de la democracia es el voto, el cual debe premiar, castigar y generar cambios, esto en

Venezuela no ocurre desde que el chavismo llegó al poder, por tal motivo, la abstención surge como un mecanismo espontáneo de repudio al asesinato del sufragio, de la democracia. La matriz de opinión según la cual, “la abstención favorece al gobierno” es totalmente falsa, todo lo “electoral” con instituciones públicas 100% psuvizadas es lo que favorece al régimen, pues votar poco, mucho, muchísimo, ganar, perder o abstenernos genera el mismo resultado, el régimen no pierde poder.


De este modo es imposible albergar esperanzas, una oposición real debe oponerse a lo que es incorrecto, sobre todo, a lo que es ilegal e ilegítimo. Una oposición que se preste para este tipo de procesos electorales no es oposición, es una extensión del chavismo que, como se evidencia, recibe beneficios personales y partidistas en total detrimento de la nación.


La política real (Real Politik) obliga apoyar a la verdadera opción de cambio, pero en nuestra

nación estamos tan mal que estamos permitiendo se excluya esa opción para permitir que los

aliados del régimen sean quienes obtengan nuestro voto con resultados predefinidos.


La precariedad del régimen es tal que evitará a toda costa una opción real, tampoco permitirá que se realicen las primarias bajo cualquier argumento, pues posee el control absoluto de las instituciones del Estado, empujará a que la “oposición” de las primarias escoja un candidato a fin, muy seguramente a Carlos Prosperi, del Acción Democrática G4+ (Allup) que ya recibió adelanto de su paga al designársele un rector en el Consejo Nacional Electoral. El desagrado es magnánimo, en momentos en que el chavismo posee niveles récord de repudio trama otra presidenciales cuyos candidatos poseen similares niveles de rechazo o, en todo caso, figuras totalmente inofensivas para él.


¡Locos es lo que estamos! si pretendemos esperar algún cambio proveniente de otro proceso

electoral diseñado milimétricamente por y para el régimen. Una oposición real ni siquiera

mencionara el tema electoral.



Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page