top of page

Presidente de la ONU hace un llamado a la unidad en inicio de sesiones


Ante la Asamblea de la ONU, Zelensky dijo que Rusia está “empujando al mundo a una guerra final”. Foto: Pixabay

El 78 periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU, punto culminante de la diplomacia mundial, quedó hoy oficialmente abierto con un llamado a la unidad del presidente de la Asamblea, Dennis Francis.


"Este año el imperativo es claro: unir a las naciones en el convencimiento de un propósito común y la solidaridad de la acción común", dijo Francis ante los delegados de los 193 países miembros.


"La Asamblea General y este rostro se levantan como el testimonio viviente del multilateralismo y el extraordinario papel de la ONU en sus 75 años de existencia", dijo, antes de recordar los grandes retos que enfrenta la humanidad en su conjunto: "Guerra; cambio climático; deuda; energía y crisis alimentaria; pobreza y hambre", enumeró.

Biden defiende ante la ONU el “deber” de EEUU de mantener el liderazgo mundial

El presidente de Estados Unidos Joe Biden, está comprometido a seguir liderando los consensos mundiales ante una etapa que supone, en su opinión, “un punto de inflexión en la historia”.


“Los ojos del mundo nos miran, como presidente de Estados Unidos entiendo el deber que tiene mi país de liderar en este momento crítico, de trabajar con países de todas las regiones, de vincularlos y unirnos en pro de una causa común”, pronunció el mandatario este martes durante su discurso ante la 78ª Asamblea General de las Naciones Unidas.

En ese sentido, señaló la importancia de forjar alianzas con países que “comparten una visión común sobre el futuro, en donde nuestros hijos no pasen hambre, y en donde todos tengan acceso a una salud de calidad, donde los trabajadores se sientan empoderados y en donde se protege el medio ambiente”.


De acuerdo a lo citado por la VOA, el jefe del ejecutivo estadounidense señaló que su objetivo es que “los conflictos se solucionen de manera pacífica” y que sean “los países quienes puedan trazar su propio destino”, sin necesidad de alterar la paz mundial.


“Estados Unidos busca un mundo más seguro, próspero y equitativo para todos los pueblos, porque sabemos que nuestro futuro está unido al de ustedes”, manifestó reiterando que “ningún país puede solucionar los retos de hoy en día solo”.


Con todo, considera que se necesita “más liderazgo y capacidades” para afrontar los retos del futuro, “especialmente en regiones que no siempre se incluyeron plenamente”.


“Tenemos que lidiar con retos más interconectados y complejos, y tenemos que cerciorarnos de que trabajemos para las personas en todas partes, no solo en algunas”, dijo convencido de que “necesitamos resultados para el siglo XXI para poder avanzar”.

Reformas en el Consejo de Seguridad de la ONU

Para ello, considera esencial que haya algunos cambios en órganos como el Consejo de Seguridad de la ONU. “El año pasado dije que Estados Unidos apoyaría la ampliación del Consejo de Seguridad y aumentar el número de miembros permanentes y no permanentes. Estados Unidos ha llevado a cabo consultas serias con muchos Estados miembros y seguiremos poniendo de nuestra parte para impulsar los esfuerzos de reforma”, argumentó el presidente.


Ese objetivo de cambio pasa, en su opinión, por “romper con la parálisis que, a menudo, mina el progreso y bloquea el consenso en el Consejo de Seguridad”. “Necesitamos más voces y más perspectivas en la mesa, las Naciones Unidas deben seguir protegiendo la paz, deben prevenir los conflictos y aliviar el sufrimiento humano”, dijo asegurando que aceptaría a aquellos países que “buscan nuevas maneras de trabajar y buscan desbloquear cuestiones difíciles”.


Puso como ejemplo el caso haitiano, donde “la comunidad del Caribe ha facilitado un diálogo en la sociedad del país caribeño” gracias a la mediación del presidente de Kenia, William Ruto, y “su disposición de ser un país líder en una misión de apoyo a la seguridad respaldada por Naciones Unidas”.


“El pueblo haitiano no puede esperar mucho más y Estados Unidos está trabajando para que las instituciones mundiales tengan una mayor capacidad de respuesta, sean más eficaces y más incluyentes”, agregó Biden al respecto.


Otros de los cambios respaldados por la Casa Blanca atienden por la reforma y la ampliación del Banco Mundial. “Vamos a ampliar su financiación para los países de renta baja y media para impulsar los progresos y así lograr los objetivos de desarrollo sostenible y abordar mejores retos interconectados, como el cambio climático”, dijo.


La irrupción de la inteligencia artificial

Ante el auge de la inteligencia artificial, que para Biden “tienen un gran potencial”, el mandatario advirtió que “representa un gran peligro”, por lo que se requiere de mayor acción común con otros países.


“Necesitamos estar seguros de que utilicemos estas herramientas como oportunidades, no como armas de opresión. Junto a líderes del mundo entero, Estados Unidos trabaja para fortalecer las normas y políticas para que las tecnologías de inteligencia artificial sean seguras, para que nosotros estemos a cargo de la tecnología y no al revés”, añadió mostrando su compromiso para “garantizar que aprovechemos el poder de la inteligencia artificial para el bien, a la vez que protegemos a nuestros ciudadanos de sus mayores riesgos”.


Inversión en países de América Latina

El presidente de Estados Unidos también defendió la necesidad de impulsar más políticas de inversión en los países con menos recursos. “Una asociación para las infraestructuras e inversiones mundiales aborda la gran necesidad y las oportunidades para invertir en infraestructuras en los países de renta baja y media, particularmente en África, América Latina y el sudeste asiático”, comentó.


“Vamos a hacer inversiones estratégicas y así conseguir una cantidad ingente de financiación del sector privado”, auguraba recordando que el “G7 se ha comprometido a trabajar con las partes para movilizar 600 mil millones de dólares en financiación para las infraestructuras para 2027”.

La guerra en Ucrania


Con todo, Biden también defendió el trabajo que ha estado haciendo la Casa Blanca con países aliados “para acabar con las actividades que amenazan la paz y la seguridad” mundial.

“La soberanía, la integridad territorial y los derechos humanos son principios de la Carta de las Naciones Unidas y los sostenes de las relaciones pacíficas entre las naciones”, expuso advirtiendo que “sin ellos, no podremos lograr ninguno de nuestros objetivos”.


Durante el discurso hizo referencia al conflicto de Rusia en Ucrania, “una guerra ilegal de conquista, librada por la provocación de Rusia”.


Estados Unidos quiere que esta guerra termine, como el resto de las naciones, y Ucrania es el país que más quiere que termine. Y por eso apoyamos enérgicamente al país en sus esfuerzos para conseguir una resolución pacífica, para conseguir una paz duradera y justa”, aseguró al tiempo que denunciaba que “Rusia es la única responsable de esta guerra y la única que puede terminar inmediatamente esta guerra”.


“Rusia es la única que representa un obstáculo a la paz, porque el precio es la rendición de Ucrania, ese es el precio que impone Rusia”, lamentó. Sobre eso, considera que el el presidente Vladimir Putin “piensa que el mundo se va a aburrir y va a permitir que se ataque a Ucrania sin consecuencias”, pero aseguró que Estados Unidos y el resto de aliados tienen que seguir defendiendo a Ucrania “ante esta agresión”.


Ante la Asamblea de la ONU, Zelensky dijo que Rusia está “empujando al mundo a una guerra final”

El presidente ucraniano Volodimir Zelensky denunció ante los líderes internacionales que la Rusia de Vladimir Putin “está empujando al mundo a una guerra final”.


Asimismo, el mandatario adelantó que Ucrania, junto a un grupo de aliados, está preparando una Cumbre por la Paz. Invitó a todos los países a unirse a esa iniciativa, y dejó una advertencia a aquellos que “tras bastidores están tratando de conseguir negocios turbios con Moscú”: “Pregúntenle a Prigozhin cómo le fue”, en alusión al ex líder del Grupo Wagner que dos meses después de encabezar una rebelión armada contra el Ejército ruso murió en un extraño accidente aéreo cerca de la capital rusa.


Durante su discurso, Zelensky acusó a Rusia de estar perpetrando un “genocidio” con el secuestro de niños: “La Corte Penal Internacional emitió una orden de detencion contra Putin por estos crímenes. Estamos intentando que los niños vuelvan a sus hogares. El tiempo pasa, ¿y qué va a ocurrir con estos niños? Están siendo adoctrinados para odiar a Ucrania, y se rompen todos los lazos con sus familias. Es un autentico genocidio”.


“Rusia ha fagocitado a Bielorrusia, y el objetivo de la guerra contra Ucrania es arrancarnos nuestra tierra, nuestro pueblo, nuestros recursos, para luego esgrimirla como arma contra ustedes”, alertó el presidente ucraniano. Y agregó: “Si Rusia tiene éxito en su agresión, el agresor va dejando polvo, cenizas y ruinas. Hemos visto pueblos ucranianos asolados por las tropas rusas. Sabemos cuáles son los efectos de ramificar esa guerra (...) Debemos pararlo, debemos actuar unidos para parar al agresor”.


En esa línea, sostuvo que Putin también utiliza los alimentos y la energía como “arma” de guerra:“Los puertos ucranianos están bloqueados por Rusia, hasta nuestros puertos en el Danubio son objeto de ataques rusos”.


Para el jefe de Estado ucraniano, Rusia intenta “hacer de la escasez alimentaria un arma de guerra” y utilizarla como moneda de cambio para lograr reconocimiento internacional para Donetsk, Lugansk, Jersón, Zaporiyia, las regiones ucranianas anexadas en septiembre de 2022, además de Crimea. Por esto, el mandatario destacó el acuerdo para la exportación de cereales desde puertos ucranianos que estuvo vigente desde junio de 2022 hasta este verano; un acuerdo que en la actualidad, sin la participación de Rusia, sigue en marcha y abastece “a más de 40 naciones”, reseña el portal web Infobae


“Era necesario que nuestro cereal estuviera en los mercados de Argelia, España, Indonesia o China. Incluso ahora, cuando Rusia ha vuelto a socavar la incitativa del mar Negro, trabajamos para garantizar la seguridad alimentaria”, remarcó Zelensky.


Afirmo, además, que “los terroristas [por Rusia] no tienen derecho a poseer armas nucleares”. “El siglo XX enseñó al mundo que tenía que contener el uso de las armas nuclearse, no proliferar estos arsenales, sino promover un desarme completo. Esta es una buena estrategia, pero no puede ser la única para proteger al mundo de la gran guerra. Ucrania se deshizo de su arsenal nuclear y precisamente fue Rusia quien mantuvo su arsenal ya en los años 90. Los agresores están amenazando no solo con usarlas contra nuestro país, sino contra muchos otros (...) No hay ninguna restricción sobre el armamento y sobre el incremento de los arsenales”.


Pero reconoció: “¿Vamos a reducir las armas nucleares cuando Rusia está aumentando las suyas? Es una pregunta que da miedo”.


Por su parte, Zelensky adelantó que mañana presentará ante el Consejo de Seguridad de la ONU los detalles de su plan de paz, que hasta ahora cuenta con el apoyo firme de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

Lula da Silva ante Naciones Unidas: "La agenda 2030 de la ONU podría convertirse en su mayor fracaso"


El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, comenzó su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas recordando a los miles de muertos tras el terremoto en Marruecos ocurrido el pasado 8 de septiembre, y mencionó a las víctimas de las últimas tormentas en Libia. “Nuestros pensamientos y oraciones están con todas las víctimas y sus familias”, dijo.


Luego, Silva centró su discurso en el hambre, el cambio climático y las desigualdades.


“735 millones de personas en el mundo se van a la cama sin saber si mañana tendrán algo que llevarse a la boca. El mundo es cada vez más desigual. Los 10.000 millonarios en el mundo acumulan más riqueza que el 40 % de la humanidad”, dijo.


Para el mandatario brasileño, hay una falta de voluntad política para superar las desigualdades.


También, destacó que la comunidad internacional se halla hoy por hoy “enfrascada” en una serie de crisis simultáneas: la pandemia de la COVID-19, la inseguridad alimentaria y energética que se han visto ampliadas por el aumento de las tensiones geopolíticas.

“La intolerancia, el racismo y la xenofobia se han propagado atizadas por las tecnologías creadas supuestamente para acercarnos. Si tuviéramos que resumir estos desafíos con una palabra, esa palabra sería desigualdad”, dijo.


Para Lula Da Silva, la desigualidad es la fuente de todos los fenómenos. La acción más ambiciosa de la ONU, la agenda 2030, "podría convertirse en su mayor fracaso".


“Estamos muy lejos todavía de los objetivos definidos en esa agenda. La importacia politica y moral de erradicar la pobreza y poner fin al hambre parece ahora entumecida”, añadió.


El mandatario brasileño sugirió que la reducción de las desigualdades entre países tendría que ser el objetivo central de la agenda 2030, un hecho que exige incluir a los pobres en los presupuestos gubernamentales y hacer que “los ricos paguen impuestos de forma proporcional a su riqueza”.


De acuerdo a lo citado co la VOA, Lula fue el primer líder mundial que habló ante la sede de la ONU este martes, y agregó que su participación se debió a la democracia de su país, que permitió que se superara “el odio y la desinformación”.


“Brasil se ha reencontrado con nuestra región, con el mundo y con el multilateralismo. Brasil ha vuelto. Nuestro país ha vuelto para aportar su contribución ante los grandes desafíos mundiales”, dijo.


Petro ante la ONU: cambio climático, desbloqueo a Cuba y paz mundial

El presidente colombiano, Gustavo Petro, intervino en su discurso con un mensaje en el que pidió tomar acciones concretas para enfrentar la migración y la crisis climática.


"La guerra sigue, el hambre continúa y la crisis climática ha mostrado sus dientes como nunca", dijo el mandatario colombiano.


Agregó que “como desde los inicios milenarios de la humanidad, los pueblos irán a donde queda algo de agua líquida, hacia el Norte. El éxodo de los pueblos hacia el Norte mide con exactitud la dimensión del fracaso de los gobiernos; este año que ha pasado ha sido un tiempo de derrota de los gobiernos, de derrota de la humanidad".


“Son decenas de millones, mañana según la ciencia, en el año 2070 habrán alcanzado 3.000 millones, huyendo de sus lugares queridos porque serán inhabitables", afirmó.


Petro dijo que “la mayoría de la inversión para descarbonizar la economía del mundo provendrá de los fondos públicos, del esfuerzo de las sociedades, de juntar los estados para juntar la humanidad, que ahora llaman el multilateralismo, de gobernar la tierra con la mirada de la democracia y no con la mirada del imperio".


Guterres a los líderes mundiales: Reformen el Consejo de Seguridad


“El mundo ha cambiado. Nuestras instituciones, no. No podemos abordar eficazmente los problemas tal y como son si las instituciones no reflejan el mundo tal y como es. En lugar de resolver los problemas, corren el riesgo de convertirse en parte del problema”, afirmó este martes el Secretario General de la ONU.


António Guterres lanzó esta llamada de atención durante su discurso de apertura del Debate General de la ONU que, como cada septiembre, reúne en Nueva York a los máximos mandatorios mundiales, y en la que expresó que la urgencia de intervenir es máxima en un mundo que “se está desquiciando”.


Como ejemplo de todo lo que está fallando en el planeta, expuso el caso de la ciudad libia de Derna, arrasada hace apenas nueve días por las inundaciones simultáneas que provocaron una gigantesca tormenta y la ruptura de dos presas.


“Miles de personas perdieron la vida en Derna en unas inundaciones épicas y sin precedentes. Fueron víctimas muchas veces. Víctimas de años de conflicto. Víctimas del caos climático. Víctimas de líderes, cercanos y lejanos. que no supieron encontrar un camino hacia la paz. Incluso ahora, mientras hablamos, los cadáveres llegan a la costa del mismo Mar Mediterráneo donde los multimillonarios toman el sol en sus superyates”, aseguró.


Desigualdad, injusticia e incapacidad


Para el Secretario General, Derna representa el triste paradigma del estado del mundo actual: la avalancha de la desigualdad, de la injusticia, de la incapacidad para afrontar los retos que nos acechan.


“Nos enfrentamos a multitud de amenazas existenciales, desde la crisis climática a las tecnologías disruptivas”, comentó antes de observar que todo esto se produce en un momento de “caótica transición” en el camino que va de la unipolaridad de una sola potencia a la multipolaridad de diferentes potencias regionales, lo que genera tensiones geopolíticas y retos mundiales que van en aumento y a los que el mundo parece incapaz de responder.

“Sin embargo, la gobernanza mundial está estancada en el tiempo. No hay más que ver el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el sistema de Bretton Woods. Reflejan las realidades políticas y económicas de 1945, cuando muchos países de esta Asamblea todavía estaban bajo dominación colonial. El mundo ha cambiado. Nuestras instituciones, no”, explicó.


Teniendo en cuenta esa situación, dijo que ha llegado el momento de renovar las instituciones multilaterales basadas en las realidades económicas y políticas del siglo XXI y enraizadas en la equidad, la solidaridad y la universalidad.


No hay alternativa a las reformas


Las reformas deberían empezar con el Consejo de Seguridad y seguir con el rediseño de la arquitectura financiera internacional, incluidos los bancos multilaterales de desarrollo, para que “realmente sean universales” y sirvan como “red de seguridad para los países en desarrollo con problemas”.


Sin embargo, Guterres dijo no llamarse a engaño


“No me hago ilusiones. Las reformas son una cuestión de poder. Sé que hay muchos intereses y agendas contrapuestos”. Pero aseguró que “la alternativa a la reforma no es el statu quo. La alternativa a la reforma es una mayor fragmentación. Es reforma o ruptura”.


Paz, guerra y desarrollo sostenible


También recordó que la principal misión de la ONU es preservar la paz.


“Sin embargo, en lugar de acabar con la lacra de la guerra, asistimos a un recrudecimiento de los conflictos, los golpes de Estado y el caos. Si todos los países cumplieran las obligaciones que les impone la Carta, el derecho a la paz estaría garantizado. Cuando los países incumplen esas promesas, crean un mundo de inseguridad para todos. Un ejemplo: La invasión rusa de Ucrania”.


Y añadió que esta guerra, que viola la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, ha desencadenado un nexo de horror: vidas destruidas; violaciones de los derechos humanos; familias destrozadas; niños traumatizados; esperanzas y sueños rotos.

Pero la guerra no se queda en Ucrania, ya que ese conflicto tiene graves implicaciones, “pues las amenazas nucleares nos ponen a todos en peligro”.


También dijo que, en todo el mundo, viejas tensiones se enconan mientras surgen nuevos riesgos, citando los conflictos del Sahel, la República Democrática del Congo, Haití, Afganistán, Oriente medio, Sudán y Siria, entre otros.


Observó también que la paz está inextricablemente unida al desarrollo sostenible y, sin embargo, "la desigualdad define nuestro tiempo" reflejada en ciudades donde los rascacielos se elevan sobre los barrios marginales.


Pero mientras se hacen las reformas oportunas, se pueden “tomar medidas decididas” ahora para ayudar a los países a capear las crisis. Entre ellas avanzar urgentemente en el estímulo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, para los que solicitó que se inviertan 500.000 millones de dólares anuales y aliviar la carga financiera de las economías en desarrollo y emergentes.


"Las Naciones Unidas se crearon precisamente para momentos como éste: momentos de máximo peligro y mínimo acuerdo", concluyó.


0 comentarios

Comments


bottom of page