Celebran la memoria de José Gregorio Hernández, el “médico de los pobres” en Venezuela


Celebran la memoria de José Gregorio Hernández, el “médico de los pobres” en Venezuela
Celebran la memoria de José Gregorio Hernández, el “médico de los pobres” en Venezuela. Foto: Wikipedia

En Venezuela celebran con misas el día litúrgico del beato José Gregorio Hernández, que dedicó su vida al servicio de los enfermos y los más necesitados. Es la segunda fiesta desde su beatificación el 30 de abril de 2021. “Hoy celebramos la segunda fiesta litúrgica de nuestro beato José Gregorio Hernández, un ser que demostró en su vida estar al servicio de los más necesitados”, escribió en Twitter la Arquidiócesis de Caracas.


La Iglesia Católica escogió esta fecha por celebrarse el nacimiento del beato hace 158 años, en Isnotú, estado de Trujillo, Venezuela.


"Hoy, fiesta litúrgica de José Gregorio Hernández, encomendemos el país y la Iglesia a su intercesión. En Roma tenemos misa en Santa María Mayor y el acto académico en el Laterano", siguió la Arquidiócesis de Caracas, que cita al cardenal Baltazar Porras, desde Roma.


Más temprano, una reliquia de José Gregorio recorrió el Hospital Dr. Miguel Oraá de Guanare, en el estado de Portuguesa, informó la Conferencia Episcopal de Caracas. “La reliquia recorrió las áreas de psiquiatría, ginecología y obstetricia, neonatología, pediatría, emergencia de adultos, unidad de diálisis y en oración conjunta se pidió por la salud de todos los enfermos”, dijo un comunicado.


Una procesión también se llevó a cabo en el estado de Trujillo.


Hoy está de cumpleaños nuestro querido Beato José Gregorio Hernández. Gracias por cuidar con tan profunda vocación la salud de los venezolanos y ayudar de forma desinteresada a quienes más lo necesitaban. Nuestras oraciones están contigo para que pronto seas canonizado”, escribió un devoto en la red social.


“Un adelanto a su era”


La ceremonia de beatificación se llevó a cabo el 30 de abril del año pasado. Fue un camino que tomó 71 años, hasta que en junio de 2020, el Papa Francisco autorizó darle el título de “Beato”, cumpliendo así el tercer paso para una eventual canonización.


El beato es considerado por sus biógrafos como un adelantado a su era. En tres oportunidades intentó ordenarse sacerdote, pero tanto la comunidad universitaria como religiosa le pidieron mantenerse en las aulas impartiendo sus conocimientos de medicina, y era tal la admiración en el mundo científico, que un boticario conservó 700 recetas médicas escritas por Hernández.


La vida del beato, reconocida por el Vaticano como "virtuosa y ejemplar", llevó a que José Gregorio Hernández fuera popular y venerado antes y después de morir atropellado en la esquina de Amadores, en Caracas.


"Ya son 100 años de la muerte y no se ha extinguido sino que, al revés, ha ido aumentando el fervor de la gente por José Gregorio. Este es un caso único. Es el hombre más popular”, explica el sacerdote jesuita Francisco Javier Duplá, autor del libro “Se llamaba José Gregorio”.


De acuerdo con Duplá, José Gregorio rompió la creencia, arraigada en su época, de que la ciencia y la religión estaban divorciadas. Su manera de evaluar a los enfermos le hizo ganarse la estima no sólo de los desfavorecidos, sino de figuras de poder como el expresidente Juan Vicente Gómez, de quien fuera médico de cabecera.


"Él se acercaba al paciente, lo miraba a los ojos, le ponía la mano y diagnosticaba. Tenía una especie de intuición psicológica a través de su experiencia", escribió el presbítero.