top of page

Candidato sustituto

Actualizado: 23 abr


No basta levantar la mano a un candidato sustituto para garantizar su triunfo. Imagen: PaliGraficas, Pixabay

En el complejo escenario político, las campañas electorales representan un momento crucial en el proceso democrático de cualquier país. Sin embargo, en ocasiones, estas campañas se ven marcadas por eventos imprevistos que obligan a los partidos políticos a tomar decisiones rápidas y significativas. Una de estas situaciones es la sustitución de candidatos presidenciales, un fenómeno que puede tener un impacto profundo en el resultado de las elecciones y en la dinámica política de los países.


A lo largo de la historia, hemos sido testigos de casos en los que candidatos presidenciales han tenido que ser reemplazados debido a diversas circunstancias, como muertes, problemas de salud, escándalos políticos, impedimentos legales o decisiones arbitrarias. Estas sustituciones no solo alteran la trayectoria de la campaña electoral, sino que también plantean interrogantes sobre la legitimidad del proceso democrático y la capacidad de los partidos políticos para adaptarse a los cambiantes desafíos.


En este artículo, me referiré a algunos casos específicos de sustituciones de candidatos presidenciales, causas y consecuencias de estos reemplazos y cómo ellos han moldeado el panorama político y afectado el destino de las naciones involucradas.


Sustituciones en la Historia Política: Lecciones Aprendidas


Durante las elecciones presidenciales de 1968, el candidato demócrata Robert F. Kennedy fue asesinado (6 de junio) mientras estaba en campaña. Después de su muerte, el partido demócrata nominó a Hubert Humphrey como su reemplazo. Aunque la campaña estuvo marcada por la división en el partido demócrata y la oposición a la guerra de Vietnam. Humphrey logró obtener la nominación demócrata. Sin embargo, fue derrotado por el candidato republicano Richard Nixon en las elecciones generales.


En las elecciones presidenciales de Colombia en 1990, el candidato del partido Liberal, Luis Carlos Galán, fue asesinado (18 de agosto de 1989) durante un acto de campaña. En reemplazo, el partido nombró a César Gaviria, quién ganó las elecciones y se convirtió en presidente de Colombia para el periodo 1990-1994 y posteriormente fue designado como Secretario General de la OEA.


En las elecciones presidenciales de Brasil en 2018, el candidato del Partido de los Trabajadores, Luiz Inácio Lula da Silva, fue declarado inelegible debido a una condena por corrupción y lavado de dinero. El partido lo reemplazó por Fernando Haddad como candidato presidencial, quien logró avanzar a la segunda vuelta electoral donde fue derrotado por Jair Bolsonaro.


En las elecciones presidenciales de México en 1994, el candidato del PRI, Luis Donaldo Colosio, fue asesinado (23 de marzo de 1994) durante un mitin en Lomas Taurinas, Tijuana. Para sustituirlo fue seleccionado, Ernesto Zedillo, como candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien ganó las elecciones y se convirtió en presidente de México, sucediendo a Carlos Salinas de Gortari.


En las elecciones presidenciales de Ecuador en 2021, Andrés Arauz, fue seleccionado como candidato presidencial de la coalición de izquierda Unión por la Esperanza (UNES) después de que su mentor, Rafael Correa, no pudiera postularse debido a problemas legales relacionados con su residencia en Ecuador. Arauz avanzó a la segunda vuelta electoral, pero fue derrotado por Guillermo Lasso.


En las elecciones presidenciales de Perú en 2011, el candidato presidencial de Alianza por el Gran Cambio, Pedro Pablo Kuczynski, renunció a su candidatura debido a problemas de salud. Fue reemplazado por el exministro de Economía, Luis Castañeda Lossio, quien asumió como candidato presidencial de la alianza, pero no logró obtener el triunfo porque las elecciones fueron ganadas por Ollanta Humala.


Guatemala, 2015: En las elecciones presidenciales de Guatemala en 2015, el candidato presidencial de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Otto Pérez Molina, enfrentó un escándalo de corrupción y renunció a su candidatura. Fue reemplazado por el exministro de Economía, Manuel Baldizón, como candidato presidencial de la UNE. A pesar de ser uno de los favoritos en las encuestas, Baldizón fue derrotado por Jimmy Morales.


Las sustituciones de candidatos presidenciales durante campañas electorales son un recordatorio vívido de la complejidad y la imprevisibilidad de la política. Es fundamental que los ciudadanos estén informados sobre estos casos y comprendan las implicaciones que tienen para el futuro de sus países. Al analizar las causas, consecuencias y resultados de las sustituciones, podremos obtener una comprensión más profunda de la dinámica política y avanzar hacia sistemas electorales más transparentes y responsables.


0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Commentaires


bottom of page