Vladimir Gessen: Todo comienza con el odio social


28 October 2018

En entrevista con el periodista Camilo Egaña en CNN, Vladimir Gessen, psicólogo, indica que la identidad en Venezuela se comenzó a perder cuando Hugo Chávez subió al poder. Gessen agrega que todo esto genera un luto, pero a su vez permite luchar por la libertad.

¿Cuándo y cómo se comienza a perder la identidad del venezolano?

Todo comienza con Lenin y el odio social, este odio social es el motor de la revolución para todo marxista y ese motor empieza por buscar un enemigo. En la Alemania nazi fueron señalados los judíos por Hitler, como los “malos” y eran -según el dictador- responsables por los males de Alemania. En Cuba Fidel Castro inventó a los “gusanos”.

En Venezuela, para Chávez fueron los “escuálidos”, luego los “majunches”, después los “apátridas”, “traidores”, “terroristas”. Así un pueblo unido en su identidad deja de serlo para convertirse en dos, los “buenos” y los “malos” y se crea la enemistad entre los iguales, los cuales llegan a convertirse en enemigos. Posteriormente llega el desengaño, al principio, las promesas de un país mejor convence a muchos, hay que recordar que Mussolini y Hitler llegaron al poder con un gran apoyo de los pueblos italiano y alemán. Pero al final, las personas se dan cuenta de todo el daño que causa la colectivización, y se descubren de luto por las pérdidas humanas que han tenido, por las separaciones de las familias, por la pérdida de su cultura, de sus valores, de su identidad, de su gastronomía, de la comida, de las prendas de vestir, de los servicios de salud, de electricidad, de agua, de prácticamente todo, y comienza el sentimiento de luto. El luto de haberlo perdido todo. Ahora bien, ese luto no lo podemos ver como una desesperanza, o como que ahora no se puede hacer nada porque estamos apesadumbrados, dado que ese luto es lo que permite que los pueblos se regeneren y busquen la libertad. Como han sido tantos casos. Recordemos que los alemanes tanto de un lado como del otro, todos juntos derribaron el oprobioso muro de Berlín que separaba al pueblo alemán hoy unido.


Puede ver parte de la entrevista, aquí