top of page

Venezolanos por el Mundo: El 10 de marzo vence el plazo para renovar los TPS en EE.UU.


Quienes van a solicitar por primera vez el TPS, tienen hasta el 2 de abril de 2025 para inscribirse, Foto: cytis, Pixabay

Los venezolanos que se encuentran en Estados Unidos y ya cuentan con el Estatus de Protección Temporal en Estados Unidos (TPS, por sus siglas en inglés) tienen hasta el 10 de marzo para renovarlo y poder seguir amparados por ese estatus migratorio.


El TPS para venezolanos en EE UU se rediseñó en octubre de 2023 y se extendió por 18 meses para aquellos que lo solicitaron por primera vez en 2021.


Actualmente existen alrededor 242.700 venezolanos amparados con el TPS inicial, y son ellos a quienes les corresponde reinscribirse antes del próximo 10 de marzo.


En el caso de las personas que van a solicitar por primera vez el TPS, tienen hasta el 2 de abril de 2025 para inscribirse, amparados por la designación que incluyó como nueva fecha límite de ingreso a EE UU el 31 de julio de 2023.


“Todos los venezolanos que estaban antes del 31 de julio de 2023 en EE UU y lo pueden comprobar, califican para recibir el TPS, si es que no se inscribieron la primera vez”, explicó a la Voz de América Abel Núñez, director ejecutivo de Carecen, una ONG sin fines de lucro que trabaja con inmigrantes.


Alrededor de 400.000 venezolanos se podrían beneficiar con la nueva designación del TPS.


Los expertos recomiendan no dejar pasar el periodo de inscripción para no perder su estatus legal, que aunque es temporal, protege de la deportación y otorga un permiso de trabajo.


Con información de elnacional.com


Jóvenes migrantes buscan oportunidades económicas en El Paso tras su entrada irregular a EEUU


Los jóvenes migrantes esperan cualquier oferta de trabajo. Foto: Jonathan Fernández, VOA

En las calles del centro de El Paso, Texas, grupos de hombres migrantes jóvenes se reúnen en búsqueda de trabajo. Meses después de haber cruzado irregularmente a EEUU, aseguran estar dispuestos a realizar cualquier labor para salir adelante en medio de los retos.


Uno de ellos es el venezolano Anthony Alexander, quien hace cinco meses cruzó, de manera irregular, desde Ciudad Juárez, México, hacia El Paso, Texas, con la intención de entregarse a las autoridades estadounidenses. Luego de una semana de detención, comenzó su vida en la ciudad fronteriza de la que ahora, según dice, no se quiere ir.


“Tengo la frontera cerca por si quiero volver”, dijo a la Voz de América, mientras esperaba en una calle del centro a que pasara algún vehículo ofreciéndole trabajo, usualmente en los campos recogiendo lechuga, chile o cebolla.


Ahora Alexander espera por una asignación para una cita ante un juez de inmigración al que pueda presentar su caso de asilo, y aunque su sueño es regresar a su país natal, asegura que “valió la pena” el esfuerzo. “No por mí, por mis hijos, mi mamá y mi papá que están en Venezuela… ellos querían venir, yo no quiero eso… se pierde la dignidad en el camino”, agregó.


Junto a Alexander, frente a la iglesia del Sagrado Corazón en El Paso, se congregaban otros migrantes venezolanos, colombianos y hondureños, que al igual que él, esperaban una posible oportunidad económica.


La Importancia de la Felicidad en el Desarrollo de Niños Extranjeros



Para la adaptación de niñas extranjeras en un entorno nuevo, es importante la comunidad y el apoyo educativo en el proceso. Foto: noticias-latinas.net

Dos niñas venezolanas, Luciana de 5 años y Camila de 8 años, compartieron con Noticias Latinas sus experiencias como migrantes en España, ofreciendo una perspectiva única sobre la vida en un país europeo.


Ambas, hijas de una pareja de venezolanos que reside en España desde hace varios años, destacaron su entusiasmo por vivir en este país y su participación activa en la Gimnasia Rítmica. En nuestra entrevista revelaron cómo se han adaptado al sistema educativo español y a las costumbres locales.


Nos adaptamos gracias a nuestros amigos y a nuestros profesores”, expresaron, subrayando la importancia de las relaciones sociales y el apoyo educativo en su proceso de integración. Aunque no han estudiado en Venezuela, ambas muestran interés en la clase de inglés, destacando la diversidad cultural en su entorno escolar.


Cuando se les preguntó sobre actividades extracurriculares, manifestaron su deseo de probar el tenis en el futuro. Además de la gimnasia, están involucradas en diversas actividades culturales y deportivas fuera de la escuela, evidenciando una integración completa en la sociedad española.


Esta entrevista proporciona una visión valiosa sobre la adaptación de niñas extranjeras en un entorno nuevo, resaltando la importancia de la comunidad y el apoyo educativo en este proceso.



bottom of page