Ucrania podría provocar un efecto carambola en Venezuela


Protesta en Ucrania. Foto: Pixabay
La derrota de Rusia es un duro golpe para la FANB por haber escogido ese país como modelo. Foto: Pixabay

1.- Ucrania está demostrando que Rusia es un “tigre de papel”: ronca como un tigre por su arsenal nuclear pero tiene pies de barro por su ejército, como lo demuestra que no ha podido vencer a Ucrania, un país mucho más pequeño. Aún más, Rusia está siendo derrotada por Ucrania.


2.- Moral y políticamente, Rusia ha perdido la guerra contra Ucrania. Militarmente ha quedado en ridículo por echársela de gran potencia. La desesperación la ha llevado a cometer horrorosos crímenes de guerra perdiendo todo el prestigio militar que le crearon sus serviles del Foro Sao Paulo-Grupo Puebla.


3.- La derrota de Rusia y su desprestigio son también la derrota y el desprestigio de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), cuyo Alto Mando Militar ha demostrado su falta de profesionalismo al escoger al Ejército Ruso como su modelo.


4.- Si el Ejército Ruso, modelo de la FANB, está siendo derrotado por un país pequeño a la vista del mundo entero, su alumna la FANB ha quedado expuesta por su debilidad extrema. A su falta congénita se le une ahora la derrota inexcusable de su modelo en el campo de batalla.


5.- La derrota de Rusia por Ucrania descalifica al Alto Mando Militar en lo militar porque erró en la materia que le es propia, obligando al país a endeudarse con equipos que resultaron inferiores a los de Occidente y a ser entrenadas las tropas por quienes han hecho el ridículo en el campo de batalla.


4.- La derrota de Rusia por Ucrania descalifica al Alto Mando Militar en lo geopolítico por la ruptura con Estados Unidos y todo Occidente, al cual pertenecemos política, económica, cultural y socialmente, para unirse a la Rusia de Putin, que es la negación de todo ello.


5.- La derrota de Rusia por Ucrania descalifica al Alto Mando Militar por su error estratégico, que ha sido motivado por su servilismo ideológico, que subordina los intereses del país a la estrategia del castro-comunismo expuesta por el Foro Sao Paulo-Grupo Puebla.


No son militares sino políticos uniformados y para colmo: castro-comunistas.


6.- Precisamente por no ser militares sino políticos uniformados, y para colmo: castro-comunistas, los miembros del Alto Mando Militar incurrieron en el inmenso e inexcusable error estratégico de subordinarse a Rusia acatando la orden de Nicolás Maduro, usurpador de la función de COMANDANTE EN JEFE.


A sus errores militares y geopolíticos suman la violación flagrante de la Constitución al someterse a la autoridad de un usurpador que los llevó a cometer la estupidez de atarse a un “tigre de papel”.


7.- La derrota de Rusia destruye su imagen de invencibilidad e inmenso poderío, planteándose una situación semejante a la existente aquí en 1810. Entonces la fuerza militar, unida a los criollos civiles, rompió con España, aprovechando su derrota y ocupación por Francia.


8.- Aprovechar la coyuntura de la derrota de Rusia por Ucrania para romper con Rusia y sus agentes y aliados en Venezuela, que deben cargar también con esta derrota, es la oportunidad que se les abre a los militares profesionales, en la seguridad de que contarán con el apoyo de todos los países occidentales.


Es la mejor oportunidad que se les ha presentado a los militares profesionales venezolanos para reivindicarse de sus errores ante sus compatriotas y la comunidad internacional.


9.- La derrota de Rusia por Ucrania es un terremoto geopolítico de cuya repercusión no podrán escapar los militares venezolanos, cuyos altos mandos han quedado sin el paraguas ruso del cual presumían.


Y de que no escapen de este sacudón geopolítico debemos encargarnos los civiles, buscando que haya un efecto carambola como en el billar.


Jesús Petit Da Costa



Entradas relacionadas

Ver todo