top of page

Taiwaneses divididos sobre ventas de armas de EEUU a la isla


Estados Unidos ha renovado sus esfuerzos para ayudar a Taiwán a fortalecer sus capacidades de defensa en las últimas semanas. Foto: Pixabay

Estados Unidos ha renovado sus esfuerzos para ayudar a Taiwán a fortalecer sus capacidades de defensa en las últimas semanas, aprobando una serie de ventas militares millonarias a Taiwán y prometiendo resolver un retraso de compras de defensa taiwanesas de 19.000 millones de dólares.


Las últimas medidas recibieron respuestas mixtas por parte del gobierno y el pueblo taiwaneses.


La Oficina Presidencial de Taiwán caracterizó la última transferencia de armas de Estados Unidos a Taiwán en el marco del mecanismo de Financiamiento Militar Extranjero como el cumplimiento del compromiso de Washington con la seguridad de Taiwán.


Sin embargo, algunos taiwaneses desconfían del momento y los motivos detrás de este anuncio.


"Si bien la guerra de Ucrania me hace darme cuenta de que las ventas militares estadounidenses a Taiwán son necesarias, no creo que el gobierno estadounidense respeta las solicitudes que Taiwán ha hecho a lo largo de los años", dijo Kai Wang, una mujer de 46 años que trabaja en la industria farmacéutica, a la Voz de América en una entrevista telefónica.


En su opinión, Taiwán rara vez tiene autonomía para decidir qué tipos de armas quiere comprar a Estados Unidos. Más bien, las entregas a menudo parecen haber sido “decididas” para Taiwán, lo que profundiza la sospecha pública sobre la motivación detrás de las ventas militares de Estados Unidos a Taiwán.


"Debería haber más debates públicos sobre las políticas del gobierno taiwanés relacionadas con las ventas militares estadounidenses", añadió Wang.


Otros ciudadanos taiwaneses piensan que a menudo hay significados políticos más profundos detrás de las ventas militares estadounidenses a Taiwán.


"Si Estados Unidos tiene la intención de apoyar a Taiwán a través de estas ventas militares, deberían hacerse de manera más discreta, en lugar de anunciar públicamente estos programas", dijo a la VOA Peter Yang, un vendedor de 36 años, en una entrevista telefónica.


En lugar de seguir adquiriendo costosos aviones militares de Estados Unidos, Yang cree que Taiwán necesita apoyo internacional e inversión extranjera más concretos.


"Recibir dos aviones de combate de Estados Unidos no convertirá repentinamente a Taiwán en una potencia militar", afirmó.


Durante una visita a Taiwán, Rob Wittman, vicepresidente de la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, prometió resolver el retraso de 19.000 millones de dólares en compras de defensa de Taiwán a Estados Unidos y reiteró que Washington saldría en defensa de Taiwán en caso de una invasión china.


"Sepan que cualquier ataque hostil no provocado contra Taiwán resultará en una reacción decidida de Estados Unidos", dijo durante un discurso antes de su reunión con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, el 1 de septiembre.


La inclinación política influye en opiniones


Aparte de la sospecha expresada por algunos taiwaneses, varias encuestas de opinión de los últimos años también muestran opiniones contradictorias entre los taiwaneses sobre las ventas militares estadounidenses a Taiwán y el compromiso de seguridad de Washington con la isla.


Según American Portrait, un estudio sobre la percepción de los taiwaneses sobre Estados Unidos publicado por la Academia Sínica en enero, el 66,5 % de los encuestados apoyó las ventas militares estadounidenses a Taiwán.


Además, más del 60 % de los taiwaneses dicen que cuando funcionarios estadounidenses visitan Taiwán o se comprometen a defender públicamente a Taiwán, aumenta su confianza en que el ejército estadounidense salga en defensa de Taiwán.


Algunos analistas dicen que la inclinación política del pueblo taiwanés es un factor importante que influye en su actitud hacia el compromiso de seguridad de Estados Unidos.


“Entre el 66,5 % del público que apoya las ventas de armas estadounidenses a Taiwán, el porcentaje de partidarios del gobernante Partido Democrático Progresista (PPD) es aproximadamente tres veces mayor que el de los partidarios del principal partido de oposición, el Kuomintang (KMT)”, dijo a la VOA Pan Hsin-Hsin, politólogo de la Universidad Soochow en Taiwán.


Los datos de la encuesta también reflejan que si bien un cierto porcentaje de taiwaneses piensan que Estados Unidos no es digno de confianza, creen que el compromiso de seguridad de Washington con Taiwán es creíble, añadió Pan.


Temor porque Taiwán se convierta en una zona de guerra


Otra encuesta de Global Views Monthly en 2021 reflejó que el 43,1 % de los encuestados cree que las ventas militares estadounidenses a Taiwán aumentarán aún más la tensión a través del Estrecho de Taiwán. Por otro lado, el 37,8 % de los encuestados cree que pueden ayudar a mantener la paz entre China y Taiwán.


En los últimos años, China ha aumentado su agresión militar contra Taiwán mediante el despliegue constante de aviones militares y buques de guerra en áreas cercanas a Taiwán y ejercicios militares a gran escala como respuesta al compromiso de alto nivel entre Taiwán y países extranjeros.


Algunos taiwaneses dijeron a la VOA que a medida que Estados Unidos proporciona más armas ofensivas a Taiwán creen que aumenta el riesgo de provocar un posible ataque militar chino a Taiwán.


"Si el gobierno del PPD cae en la conspiración de Washington y adquiere más armas ofensivas, provocará que Beijing lance un ataque contra Taiwán y estallaría una guerra a través del Estrecho de Taiwán", dijo a la VOA Denise Luo, una ama de casa de 56 años, en una entrevista telefónica.


En lugar de ver las ventas militares simplemente como un instigador de posibles conflictos militares a través del Estrecho de Taiwán, Albert Lin, un banquero de 47 años en Taiwán, cree que es importante considerarlo como parte de la estrategia de Washington para mantener el status quo en toda la región del Indo-Pacífico.


"Creo que las ventas militares estadounidenses a Taiwán son parte de la estrategia de Washington para mantener un entorno equilibrado en la región del Indo-Pacífico", dijo a la VOA en una entrevista telefónica.


A pesar de las preocupaciones expresadas por algunos taiwaneses, los expertos no creen que el "escepticismo estadounidense" se convierta en un tema generalizado en Taiwán, especialmente ahora que la isla se prepara para las elecciones presidenciales previstas para enero próximo.


“La mejor manera de saberlo es observando lo que dicen los partidos políticos durante las elecciones presidenciales”, dijo a la VOA en una entrevista telefónica Lev Nachman, politólogo de la Universidad Nacional Chengchi de Taiwán.


“Todos los candidatos presidenciales taiwaneses acaban de hacer o harán un gran viaje a Estados Unidos y, desde la perspectiva electoral, ningún candidato presidencial dirá nada que promueva el escepticismo estadounidense. Saben que la relación entre Estados Unidos y Taiwán es la relación más importante de Taiwán”, añadió.

0 comentarios

Comments


bottom of page