top of page

Scorsese viene con un drama criminal


Martín Scorsese dirige a Leonardo Di Caprio, Lily Gladstone y Robert De Niro. Foto: cortesía Summun.com

En octubre arriba a las pantallas del mundo “Los asesinos de la luna” (Killers of the Flower Moon), el más reciente largometraje de Martin Scorsese. Allí trabajó por séptima vez con Leonardo DiCaprio y por undécima ocasión con Robert De Niro, dos de sus actores fetiches.

Se trata de un ambicioso proyecto que requirió varios años para su cabal desarrollo, hasta que llegó a buen puerto y será una de las atracciones del otoño cinematográfico, de cara a la temporada de premios de 2024. Su estreno está previsto para el jueves 19 de octubre.


Basada en hechos reales, “Los asesinos de la lunanarra una serie de crímenes brutales, que llegaron a conocerse como el “Reinado del Terror”, ocurridos en Osage Nation, una rica región petrolera en la Oklahoma de la década de 1920. Es un drama criminal de época, con tintes de western.


A principios del siglo XX, el petróleo aportó una fortuna a la Nación Osage, que se convirtió de la noche a la mañana en uno de los pueblos más acaudalados del mundo. La riqueza que generó atrajo de inmediato a intrusos blancos, que manipularon, extorsionaron y robaron todo el dinero que pudieron, antes de recurrir al asesinato.


Es una adaptación del libro homónimo, escrito por el periodista estadounidense David Grann y publicado en 2017, una épica saga criminal “donde el amor real se cruza con una traición indescriptible”, según su autor. La obra literaria aborda la investigación llevada por el recién fundado FBI para dar con el autor de los homicidios.


El guión fue coescrito por Martin Scorsese y Eric Roth, este último ganador del Oscar en 1995 por “Forrest Gump” y nominado por otras películas, como “Nace una estrella”, de Bradley Cooper y “Duna”, de Denis Villeneuve.


Los asesinos de la lunareúne un elenco multiestelar, donde destacan Jesse Plemons (El poder del perro) como el heroico agente del FBI Tom White; Robert De Niro (El irlandés) como el millonario criador de ganado William Hale y Leonardo DiCaprio (Había una vez en Hollywood) como Ernest Burkhart, el sobrino de Hale.


DiCaprio originalmente estaba contemplado para el papel de White; sin embargo, el propio actor decidió intercambiar el rol del héroe por el de Burkhart, que es más ambiguo, aunque no necesariamente secundario. Eric Roth, el guionista, sostiene que ambos personajes son “muy similares” respecto a su peso en pantalla, sumado a que “el papel de Leo es muy complicado y muy interesante; un rol inteligente para que lo interprete un actor inteligente”.


Además de adentrarse en una mezcla de western y narrativa detectivesca, la prioridad de Martin Scorsese es examinar la mentalidad atemporal que hay detrás de aquellos invasores que absorben o desplazan comunidades originarias; ideologías que, impulsadas por la codicia, conducen al trágico exterminio o al condenable acto de desvalorizar pueblos y culturas ajenas.


Es una costosa producción, en un mundo donde las grandes inversiones van hacia populares franquicias cinematográficas. El presupuesto de esta épica cinta se calcula en 200 millones de dólares y tiene una duración de 3 horas con 26 minutos. Habrá que verla. El suspenso nos mata.


Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page