top of page

Primarias bajo la mira


Todos, al igual que las elecciones primarias, estamos bajo la mira. Foto: mohamed_hassan, Pixabay

La oposición venezolana convoca primarias el 22 de octubre para elegir al candidato que enfrente a Maduro en 2024, desde ya diferentes voceros del mal gobierno están alertando y opinando al respecto, atacando de manera frontal a los precandidatos que se han manifestado y participaran en la contienda electoral interna de la multi oposición existente.


A la fecha varios de esos precandidatos ya se encuentran en giras por el interior del país, tratando de reconectar con la ciudadanía y con una realidad abismalmente muy distinta a

aquella del ya lejano 2012, en aquel proceso con una votación de poco más de tres millones de sufragios (3.079.284), resulto electo Henrique Capriles con (1.911.648), en segundo lugar Pablo Pérez con (896.070) y en un tercer puesto María Corina Machado que obtuvo (110.420) votos.


Palabras más o palabras menos, así fue aquella elección interna, con un país opositor motivado, con una oposición menos fracturada que la actual, con una situación país económicamente hablando para no mencionar otros aspectos, no tan deteriorada como la actual, de allí que se cubre con un velo de incertidumbre lo que pueda ocurrir en esta oportunidad.


Algo que no se dice pero se siente mucho, es lo que respecta a la sinceridad con la que la gente de a pie espera que le hablen, esa Venezuela humilde y también sobre todo a la pensante, la clase media tan deteriorada, la profesional que aportó tanto al crecimiento de la zona del hierro con las empresas básicas de Guayana o el área petrolera a lo largo y ancho del país por ejemplo; me refiero a que no se debe engañar para crear una atmosfera de que las cosas están bien cuando no es así.


Sin ningún ánimo de ofender debo decir que el caso del precandidato Henrique Capriles no está claro, en su organización política solo han alcanzado a decir que esperan que bajo una

negociación política se le levante la inhabilitación que pesa sobre él por parte de la Contraloría General de la República.


En aquel momento, abril del 2017, el documento indicaba que se le imponía "la inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por un periodo de quince (15) años contando a partir de la fecha de ejecución de la presente resolución".


La medida se tomo por "irregularidades administrativas ocurridas durante los ejercicios fiscales 2011, 2012 y primer trimestre del 2013, en el desempeño de sus funciones como gobernador del estado bolivariano de Miranda", desde el 2017 al presente han pasado 6 años, de allí a menos que suceda algo en contrario, aun ganando las primarias con esa medida llegado el momento no podrá ser candidato.


No es solo decirlo y ya, es que el sistema automatizado de postulaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE), no va a permitir el acceso al sistema si se encuentra inhabilitado, por eso es que hay que comenzar por ser francos, claros y totalmente transparentes con la gente, de eso se trata.


Las advertencias por parte de altos representantes del régimen, están a la orden del día, tal es el caso de Diosdado Cabello, quien es el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Cabello en días recientes cuestionó que Henrique Capriles sea el candidato por el partido Primero Justicia (PJ) para las primarias opositoras, indicando que fue inhabilitado por la Contraloría General, señalando textualmente lo siguiente:


“No sé qué va a pasar ahí ¿Qué creen ellos que va a ocurrir? No sé por qué lo designaron si está inhabilitado”, yo en lo particular pienso lo peor, pues así actúan ellos.


Por otra parte, tenemos que incluso desde el propio seno de la oposición, se alzan voces respecto a las inhabilitaciones, tal es el caso de lo dicho recientemente por Tomas Guanipa

vicepresidente de Asuntos Políticos de Primero Justicia, quien prácticamente aseguro que la precandidata de la organización con fines políticos VENTE se encuentra inhabilitada y no podría acudir al CNE a formalizar su candidatura si resultara victoriosa en la contienda interna.


Entonces, con esas aguas revueltas, definitivamente quienes salen realmente ganando y muertos de la risa son los que tienen al país destruido, de allí que debe rectificarse y ser sinceros con aquellos a los que se pretende reconquistar nuevamente, así y solo así se podrá lograr algo, de lo contrario tendremos Chavismo, como mínimo, hasta el 2030.


No olvidemos que “ellos”, contrariamente a lo que muchos piensan, saben muy bien lo que están haciendo, por eso no podemos dejar pasar que todos, al igual que las elecciones

primarias, estamos bajo la mira, así de simple y sencillo.


Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page