Musk dice que SpaceX seguirá financiando Starlink para Ucrania


Musk dice que SpaceX seguirá financiando Starlink para Ucrania
Musk dice que SpaceX seguirá financiando Starlink para Ucrania. Foto: Pixabay

Elon Musk dijo el sábado que su compañía de cohetes, SpaceX, continuaría financiando su servicio de Internet Starlink en Ucrania, citando la necesidad de "buenas acciones", un día después de que dijo que ya no podía permitirse el lujo de hacerlo.


Musk tuiteó: "Al diablo con eso... a pesar de que Starlink todavía está perdiendo dinero y otras compañías están recibiendo miles de millones de dólares de los contribuyentes, seguiremos financiando al gobierno de Ucrania de forma gratuita".


Musk dijo el viernes que SpaceX no podría financiar indefinidamente a Starlink en Ucrania. El servicio ha ayudado a civiles y militares a permanecer en línea durante la guerra con Rusia.

Aunque no quedó claro de inmediato si el cambio de opinión de Musk fue genuino, más tarde pareció indicar que lo era. Cuando un usuario de Twitter le dijo a Musk: "Ninguna buena acción queda sin castigo", respondió: "Aún así, debemos hacer buenas obras".


Musk planea que Twitter se convierta en una “súper app”


Elon Musk tiene predilección por la letra “X”. Llama “X” al hijo que tuvo con la cantante Grimes, del que su nombre real es un conjunto de letras y símbolos. A la empresa que creó para comprar Twitter la llamó “X Holdings”. Su compañía de cohetes es, naturalmente, SpaceX.

Y ahora, al parecer, también pretende transformar Twitter en una “aplicación para todo” a la que llama X.

Desde hace meses, el director general de Tesla y SpaceX ha expresado interés en crear su propia versión del WeChat de China —una “súper aplicación” en la que pueden hacerse chats de video, mensajería, streaming y pagos— para el resto del mundo. Claro, eso una vez que haya terminado de comprar Twitter tras meses de enfrentamientos jurídicos por el acuerdo de adquisición de 44.000 millones de dólares que firmó en abril, reporta VOA.

Sólo hay algunos obstáculos. El primero es que un Twitter propiedad de Musk no sería la única empresa mundial que persigue este objetivo, y de hecho probablemente tendría que alcanzar a sus rivales que ya avanzan por allí. El siguiente es la interrogante de si alguien quiere realmente una aplicación para todo basada en Twitter —o cualquier otra super aplicación— en primer lugar. “Los viejos hábitos son difíciles de romper, y la gente en Estados Unidos está acostumbrada a usar diferentes aplicaciones para diferentes actividades”, dice Jasmine Enberg, analista principal de la empresa Insider Intelligence. Enberg también hace notar que las superaplicaciones probablemente absorberán más datos personales en un momento en que la confianza en las plataformas sociales se ha deteriorado considerablemente.

Entradas relacionadas

Ver todo