top of page

¿Y si rescatamos la política?


Venezuela se encamina a la elección número 30 en los últimos 24 años. Foto: CNE

En primer lugar, resulta curioso que únicamente María Corina Machado sea quien enfrenta la

ruptura del hilo constitucional/democrático y sus fatídicas elecciones absurdas, 100% psuvizadas. Las demás figuras del G4+, alacranes, romanticistas e individualidades/partidos exprés, le siguen con sorprendente disciplina el juego al régimen, yendo rumbo a la elección número 30, elecciones que son las causantes de nuestras tragedias ¿Y María Corina es la que está mal? Imagínense si todas esas figuras actuaran como ella ¡En qué lío enorme estaría metido el castrismo venezolano!


En segundo lugar, nunca se había hablado tanto de Poder Popular como en época del chavismo, paradójicamente, nunca se había ignorado tanto lo que piensan/quieren los venezolanos. Nunca se había hablado tanto de las bondades de un gobierno socialista como en época del chavismo, sin embargo, nunca habíamos sufrido tanto de un neoliberalismo tan salvaje. O sea, mientras los discursos de los políticos apuntan a un lugar, la realidad, las acciones van dirigidas a otra dirección muy distinta.


En tercer lugar, para los que acusan a María Corina Machado de "llamar a la violencia" ¿Qué

pensarán de la judicialización de otro partido? ¿De los comentarios del Gobernador de Trujillo de dar una “paliza” a Machado y su respectiva justificación por parte de los altos jerarcas del régimen e inacción del fiscal general? ¿Qué pensarán de las constantes amenazas y burlas de la directiva del PSUV para con quienes los detractan? Preguntamos ¿Será que para ellos, estos críticos, la violencia es solo ejercer el derecho constitucional de manifestar por la ruptura del hilo constitucional y democrático? ¡Curioso!


En cuarto lugar, saber a quién nos enfrentamos. El régimen anuncia que podría denominar al sistema electoral venezolano "Tibisay Lucena", al respecto: El chavismo nos ha conculcado nuestras principales libertades y derechos, impone a la fuerza el modelo cubano totalmente ajeno e innatural al país. Cada elección se perpetra a la medida exacta del Psuv, con sus candidatos, partidos, electores y resultados… preguntamos ¿Hace falta esa humillación a los venezolanos? El mensaje es “aquí hacemos lo que queramos y punto”.


En quinto lugar, la matriz de opinión "es voto o es plomo" patrocina el régimen y cómplices

para forzar los negocios electoreros que continúan destruyendo la nación. En política hay un

abanico inmenso de opciones, solo se requiere una oposición real, con gente capaz y agenda

propia, no nos dejemos engañar.


En sexto lugar, recordar que en las presidenciales 2018 el régimen ungió como candidatos ficticios 4 personeros: 3 provenían del chavismo (Falcón, Francisco Osorio y Ratti) y el otro era

inconstitucional (un pastor evangélico, líder de su iglesia), Javier Bertucci. Esas son las razones de su desconocimiento internacional y respectivas sanciones. Debemos entender, para 2024 repetirá la dosis, solo que en lugar de 4 actores ungirá al menos una docena de estos, que tampoco reprocharán procedimientos ni resultados… es lo que pasa cuando se sigue su agenda.


En séptimo lugar, los “candidatos de 2024 son: Rosales, quien fue “indultado” para que participara electoreramente, fue premiado con un cascarón de gobernación y un rector del CNE. El Conde del Guácharo, quien es el candidato de Juan Barreto ¡Increíble! Los demás son los alacranes, a quienes las instituciones del régimen asignaron las directivas de los partidos que usurpan.


También está Carlos Prosperi de AD, organización que jamás ha sido oposición y siempre pacta con los gobiernos de turno. Sin mencionar, a partidos y líderes exprés, así como candidatos “Belle Époque” que creen que aquí triunfa la democracia ¡Pisemos tierra!


Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page