top of page

Una venezolana asesora a quienes desean migrar a España


Una venezolana asesora a quienes desean migrar a España. Foto: Pixabay
Una venezolana asesora a quienes desean migrar a España. Foto: Pixabay

Dayana Camacho Favara decidió migrar a España en el 2016 cuando en Venezuela le diagnosticaron esclerosis múltiple y le dijeron que en el país no había los medicamentos necesarios. Alternativa: España o Alemania, donde había lo más adelantado para tratarla.

Escogió España por la facilidad del idioma.


Ella y su esposo compraron pasajes en Conviasa. La idea era llegar y pedir asilo por razones humanitarias.

Faltando días para la salida, la línea aérea suspende vuelos a España.


El esposo de Dayana es venezolano-colombiano. De manera que Colombia se convirtió en país puente. Él se fue primero atendiendo una oferta laboral. Ella se le unió el 5 de septiembre de 2017. “Son fechas que no se olvidan”.


La mamá de Dayana es italiana y no se había nacionalizado. Solicitó ayuda al Consulado de Italia en Venezuela y la respuesta fue, prácticamente, “véngase mañana”. Eso fue en diciembre, en febrero “nos dieron pasaporte italiano a mi mamá, a mí y a mis dos hijas. A mi esposo no porque no habla italiano. Mi mamá se fue primero a España porque es paciente oncológico.”


Colombia, primera lección


Desde los 18 años Dayana ha estado relacionada con el poder judicial venezolano. Dos tíos abogados y cuando decide migrar era asistente de un juzgado penal.


Era poco lo que sabía sobre leyes migratorias: “Yo vi algo sobre ese tema en derecho penal y derecho civil; cuando me toca afrontar la inmigración es cuando conozco esta parte del derecho en la que lo humanitario y lo jurídico van de la mano.”


La primera experiencia en Colombia fue no conseguir trabajo. “Mi visa decía que era abogado y me consideraban sobre valuada. Me dijeron que en Colombia los abogados y los médicos eran considerados de estatus muy alto. Llegaba a casa desmoralizada y agotada. Un día mi esposo me dijo que no continuara buscando, que con sus ingresos nos podíamos sostener.”


Es entonces cuando entra a la Fundación Ángeles del Porvenir, donde conoció a otra venezolana penalista. Ambas sentían que había algo irregular en esa fundación. El presidente era colombiano, vivía en Holanda y sólo buscaba captar mujeres jóvenes y mujeres con hijas. Supieron que la sospecha tenía base cuando les informaron que el presidente de la fundación había sido detenido en Grecia por venta de marihuana y el propósito de “Ángeles del Porvenir” era la trata de blanca. Llevaba a Colombia niñas venezolanas. “Las madres se las entregaban bajo la promesa de que él se casaría con ellas. A partir de ese momento me propuse trabajar para apoyar a la migración venezolana porque seguro que hay muchos como ese hombre.”


Con ese propósito en mente entró en la Organización COLVENZ, donde le dieron la dirección de la sección en Bogotá.


- Comenzamos con el tema de los caminantes, participé en el proyecto del Permiso Temporal. Así me inicié en el mundo migratorio con situaciones de regularizaciones, cómo inscribir a los niños en el colegio, la guerra con tutelas porque no le daban cupo en los colegios a los niños venezolanos. La ONU y la OEA nos reconoció como líderes venezolanos en Colombia.


Fue una lección que duró un año y siete meses


España, segunda lección y postgrado


Dayana llegó a España en abril de 2019. Al principio continuó trabajando on line para COLVENZ, pero el cambio de horario hizo inviable la relación laboral.


-Desde que llegué a España busqué las leyes de extranjería, los reglamentos, todo lo relacionado con migración a España. Me uní a un grupo de venezolanos en Granada donde daba asesoría. Así, sin pensarlo, sin buscarlo, comenzaron a recomendarme como la abogada que ayuda a los venezolanos y ahora a los latinos y a los polacos, siempre que el destino del inmigrante sea España que es donde estoy y de donde son las leyes y reglamentos que manejo. Ahora hago reuniones semanales por zoom, donde aclaro dudas, no solo a venezolanos. Doy el paso a paso para emigrar a España, para que no lleguen sin saber qué hacer, con la idea de pedir asilo pero sin saber si es la mejor alternativa, cómo ni dónde hacerlo.


El nombre de ese grupo en zoom es Emigrarlegal.es. En estos momentos -30 de enero- está en construcción su página en Instagram y la dirección de correo es emigrarlegal.es@gmail.com


Dayana aclara que ella es abogado con máster penal en Venezuela, no en España:


- En España estoy en proceso de equivalencia porque por una nueva ley ahora no se puede homologar sino que tengo que convalidar para poder ejercer la abogacía. Por lo pronto, me inscribí en un máster universitario para ser gestor e inscribirme en el Colegio de Gestores. Actualmente trabajo con un abogado ya homologado, por lo que tiene derecho a ejercer la abogacía. Convalidar aquí a los abogados es casi como estudiar de nuevo la carrera porque nos toca ver de 22 a 24 materias nuevamente, hacer un trabajo de grado y una prueba ante el ministerio de Justicia. Todo eso es entre cinco a seis años. Con el máster y la equivalencia puedo inscribirme en el colegio de gestores y así estaré habilitada para presentar trámites. Aquí es distinto que en Venezuela, donde nos graduamos de abogado. Aquí el título es Licenciado en Derecho o Licenciado en Ciencias Jurídicas y Política y luego un máster habilitante para tener el Título de Abogado o letrado.


Precisa que su intención es “asistir y ayudar a quien me lo solicita y cuando se amerita de un abogado, trabajo con uno a quien le armo los expedientes y le hablo para que los honorarios sean lo más económico posible.”


Dayana tiene presente su primera lección como inmigrante: La migración es una parte del derecho en la que lo humanitario y lo jurídico van de la mano.





0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page