top of page

Todo está atado y bien atado (eso cree Nicolás Maduro)


Foto: Pixabay

1.- El autor de la frase fue el tirano Frnacisco Franco de España que dijo antes de morir: DEJO TODO ATADO Y BIEN ATADO. Y apenas murió todo fue desatado por su sucesor, el Rey Juan Carlos, poniéndole fin a la tiranía franquista e instaurando la democracia.


2.- Maduro, se deduce de su actitud, cree que TIENE TODO ATADO Y BIEN ATADO: los altos jefes militares sobornados como empresarios mil millonarios, los empresarios civiles pujando en la subasta de lavado de dinero, los colaboracionistas atados moviendo la cola como el mono por dinero, el pueblo quieto (otra frase célebre en la historia: el pueblo está quieto) por la decepción y el miedo, y por último: Estados Unidos ha pasado de enemigo a socio por la Chevron, negociando con el tirano por petróleo en los mismos días que la ONU lo denuncia por delitos de lesa humanidad y después de 4 años calificándolo de usurpador ilegítimo y proclamando a Guaidó como el legítimo.


3.- La historia de Venezuela está llena de desataduras de TODO LO ATADO Y BIEN ATADO. Veamos algunas significativas. Los liberales se creían eternos en el poder porque tenían TODO ATADO Y BIEN ATADO. Hasta que un balazo acabó con la vida de Joaquín Crespo precipitando el fin del liberalismo amarillo, que no resucitó nunca más.


4.- TODO ATADO Y BIEN ATADO lo tenía Cipriano Castro cuando inesperadamente vino la enfermedad que lo obligó a viajar al extranjero. No pudo volver porque Gómez desató lo que dejo atado su compadre e hizo su propia atadura.


5.- 40 años antes que Franco murió Gómez creyendo que había dejado TODO ATADO Y BIEN ATADO en manos de su escogido, General López Contreras, quien desató el nudo más grueso, el gomecismo duro, liquidando a su jefe el general Eustoquio Gómez e iniciando una tímida apertura democrática.


6.- Tenían TODO ATADO Y BIEN ATADO los post/gomecistas y para continuar en el poder, como oligarquía andina, escogieron al Dr. DIOGENES ESCALANTE en pacto con la oposición. Pero la demencia súbita de Escalante precipitó el fin del post/gomecismo con el estallido de la rebelión cívico militar de 1945.


7.- TODO ATADO Y BIEN ATADO por 100 años creían tenerlo los adecos (así lo decían) por su pacto de 1945 con la “gloriosa juventud militar” hasta que fueron derrocados por sus propios socios militares en 1948.


8.- TODO ATADO Y BIEN ATADO creía tenerlo Pérez Jiménez, después del plebiscito fraudulento que lo reeligió, por el apoyo monolítico de los militares hasta que por una confusión de nombres se le escapó el jefe de los conspiradores al cual hubiera ejecutado como todos los anteriores. Creyó que era el general Hugo Fuentes y era en verdad el comandante Hugo Trejo.


9.- TODO ATADO Y BIEN ATADO creían tenerlo AD y COPEI, con 40 años en el poder, cuando desoyeron la advertencia de los que fuimos llamados “profetas del desastre”, quienes decíamos que estábamos al final de una época (la posteriormente llamada Cuarta República) y era necesario convocar una Constituyente para adelantarse a la anunciada por Chávez y asegurarse así de que el cambio se hiciese para más y mejor democracia. Y ocurrió que vino el desastre anunciado. Consecuencia: AD y COPEI son pasado.


10.- En la historia universal hay también ejemplos de que TODO ATADO Y BIEN ATADO termina desatado. El más antiguo: el nudo gordiano que impedía el paso a Alejandro Magno. Lo cortó con la espada. Y uno reciente: los nazis alemanes creyeron que tenían TODO ATADO Y BIEN ATADO y lo mismo creyeron los colaboracionistas franceses (predecesores de los venezolanos de ahora) que se pasaron a ellos convencidos de que era imposible vencerlos. Resultó que la única ATADA Y BIEN ATADA fue la soga de la cual colgaron a los jefes nazis y los colaboracionistas.


11.- TODO LO ATADO Y BIEN ATADO termina desatado por la muerte lenta del tirano (Franco y Gómez), por un balazo mortal (Crespo), por la enfermedad que incapacita (Castro y Escalante), por un sablazo (Alejandro y las súbitas rebeliones cívico-militares de 1945 y 1958), por la ceguera política (AD y COPEI) y, en fin, por cualquier hecho o accidente para precipitar el proceso que pone fin a una tiranía o a una etapa histórica.


En política TODO LO ATADO Y BIEN ATADO termina siendo desatado, porque ninguna atadura detiene los cambios socio-políticos, sobre todo cuando está agotada una etapa histórica, lo cual pone a un país en trabajo de parto como está Venezuela actualmente aunque muchos no lo vean. Los acontecimientos dirán si el parto será vaginal o por cesárea, aunque todo indica esto último.


0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentários


bottom of page