top of page

Sangre, amor y sexo en la Guerra Civil Española


Javier Rey encarna al doctor Guillermo García Medina. Lo acompañan en el elenco estelar Verónica Echegui, Tamar Novas y Nancho Novo. Foto: Cortesía TVE

Trincheras, espionaje, sangre, conflagración, intrigas y una historia de amor con apreciables dosis de sexo. Son los principales ingredientes que le dieron forma y consistencia al interesante y entretenido primer capítulo de “Los pacientes del doctor García”, la nueva serie de Televisión Española (RTVE).


Vimos el primer capítulo a través del canal internacional de la cadena española el pasado miércoles 19 de abril. La ficción está basada en la novela escrita por la recientemente fallecida escritora Almudena Grandes, ambientada en la Guerra Civil y los años de la posguerra, que le valió en 2018 el Premio Nacional de Narrativa en su país.


El primer capítulo arranca en noviembre de 1936 en Madrid. Desde el hospital donde trabaja, el doctor Guillermo García Medina llega al campo de batalla con un grupo de sus colaboradores, para tratar de salvar la vida a los soldados que combaten en las trincheras del bando republicano. Hay muchas bajas, sobre todo en quienes luchan en primera línea y el médico trata de hacer lo que puede.


En un último intento, se propone llevar a cabo una técnica pionera, que aprendió de un reputado médico llamado Norman Bethune. Se trata de una transfusión de sangre, la primera que realiza, y con la que salva la vida de un soldado casi agónico. “Eres la primera persona que resucito”, le dice al herido.


Norman Bethune fue un médico canadiense que existió en la vida real, que acudió a la guerra civil española para colaborar con el bando republicano. Su aporte más notable fueron precisamente las transfusiones de sangre sobre el terreno, con las que consiguió salvar la vida de muchos combatientes heridos, jugándose muchas veces la suya propia. El joven doctor Guillermo García Medina es su discípulo más aventajado en la aplicación de la técnica de conservación en frío de la sangre para luego transfundirla. Por ello, y por iniciativa de Bethune, lo nombran jefe de la unidad de transfusiones en la defensa del Madrid republicano.


La diferencia entre ambos es que el primero es un personaje real y el segundo uno ficticio creado por Almudena Grandes en su relato novelado.


El actor Javier Rey encarna al doctor Guillermo García Medina, protagonista de la historia de 10 capítulos, que transmitirá TVE los días miércoles, en emisiones de una hora. A este histrión ya lo habíamos visto en el rol de Mateo Ruiz Lagasca, el administrador de la tienda por departamentos de “Velvet”, la exitosa serie de Antena 3, que en 2014 se transmitió en Venezuela. Lo acompañan en el elenco estelar Verónica Echegui, Tamar Novas y Nancho Novo. Otro de sus hilos argumentales también gira en torno a un personaje real: Clara Stauffer (Eva Llorach), una falangista que ayudó a numerosos jerarcas nazis a escapar a Latinoamérica después de la Segunda Guerra Mundial.


Vale destacar que esta producción estuvo cinco años de preparación, hasta su lanzamiento esta semana en TVE, y próximamente en Netflix. Es la primera novela de Almudena Grandes que se convierte en serie, si bien otras tres fueron películas (“Las edades de Lulú”, “Malena es un nombre de tango” y “Los aires difíciles”).


Javier Rey funciona muy bien como protagonista y Verónica Echegui reitera su categoría de ser una de las actrices jóvenes más dotadas de su país, dándole incluso matices de humor a su personaje de ricachona falangista, que hacen que la serie se tiña de tonalidades inusuales en ficciones de este corte.


El primer capítulo nos dejó literalmente enganchados y pendientes de lo que sucederá en los nueve restantes. El suspenso nos mata.


0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Commentaires


bottom of page