top of page

Olfato político o las Primarias en punto muerto


La Comisión Nacional de Primaria enfrenta retos a diario y amenazas por todos los frentes. Foto: @jesusmariacasal

Para quienes venimos observando y analizando el desarrollo del proceso desde sus inicios, pocas cosas nos sorprenden. La estocada del régimen al destituir prácticamente al Consejo Nacional Electoral anterior y luego efectuar la jugada de la nueva designación, ya avisaba

lo que se traían entre manos, sin olvidar la presentación de recursos ante el Tribunal Supremo de Justicia que puede dar al traste definitivamente con las tan esperadas elecciones.


Por otra parte, resulta hasta dantesco, que el Presidente designado del nuevo CNE, sea nada más y nada menos que Elvis Amoroso, quien era la cabeza visible en la Contraloría General de la República, que tiene en jaque a varios precandidatos por estar inhabilitados políticamente, pues bien, aquí entra en juego lo del olfato político, veamos; para entender el asunto, hay que retroceder al año 2012, cuando varios de los actores actuales participaron en aquella primaria. Mencionarlos a todos creo que no es preciso, sin embargo voy a referirme a Leopoldo López, quien en una movida estratégica al observar que iba directo al barranco, se reunió con quien resultó ganador y pacto de por medio decidió declinar a favor de Capriles, el resto es historia.


Pues bien, visto lo anterior, la similitud de las circunstancias son increíbles, sobre todo en lo que respecta a que a la fecha, es decir 2023, quien observó la posibilidad de que no iba a obtener el triunfo esperado, fue justamente Henrique Capriles, lo que entre otras cosas

lo motivó a anunciar hace unas horas que se retiraba del proceso. Para los conocedores es un hecho que ni Capriles ni su organización política Movimiento Primero Justicia son los mismos del 2012, la candidatura no arrastró en esta oportunidad, aquella avalancha de

gente de otros tiempos, que sugería la posibilidad casi cierta de que se le ganaría incluso a Chávez. Lo cumbre es que para el momento en que escribimos, suena que Freddy Superlano, precandidato de Voluntad Popular, organización fundada por Leopoldo López, puede seguir los pasos de Capriles y retirarse antes de rodar cuesta abajo.


Con lo oscuro que se ve el panorama, ciertamente lo correcto y acertado sería llegar a un consenso y escoger directamente a un ciudadano, político de amplia trayectoria que fuera el hombre fuerte para liderar la transición. Un Eduardo Fernández o alguien similar y luego de tener al país en calma y en paz, organizar unas verdaderas elecciones donde participe todo aquel que tenga las aptitudes para aspirar. Ese debería ser el camino para estos tiempos, a mi parecer.


Lo cierto es que faltando pocos días, la infraestructura no está completamente aceitada, aunque en algunas áreas están muy activos, como lo que tiene que ver con la capacitación en materia electoral a voluntarios de varias zonas del país, los cuales participarán como

miembros de mesa en las primarias del próximo 22 de octubre. Sin embargo, la Comisión Nacional de Primaria enfrenta retos a diario y amenazas por todos los frentes, por lo que puede darse el caso de que mueran en la orilla y no se ejecute el proceso. Por lo pronto, el 18

del mes en curso será el último debate, esperaremos a ver quiénes quedan aún en la contienda y qué tienen que decirle al país en ese momento. Todo lo demás es mera especulación, así de simple y sencillo.


0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page