top of page

Método pensado por científicos para construir en el planeta Marte


Método pensado por científicos para construir en el planeta Marte
Método pensado por científicos para construir en el planeta Marte. Foto: Pixabay

Científicos de la Universidad de Manchester desarrollaron un material con el que podrían crear ladrillos de sangre y otros fluidos humanos. Con ello, planean construir edificaciones en Marte.


De acuerdo a un estudio de la universidad, ciertos elementos que expide el cuerpo humano pueden reforzar las capacidades del material. Pusieron como ejemplo el empleo de urea. Dicho compuesto químico está en el sudor, orina y heces y permitiría que los ladrillos sean un 300% más resistentes.


Los investigadores comprobaron que el novedoso material es factible gracias a muestras del suelo lunar y marciano, simulado en un laboratorio. Los resultados fueron tan exitosos que lo compartieron con todo el mundo.


La receta tras el cemento de Marte

La fórmula de este nuevo material, consiste en polvo de la superficie de Marte, almidón de papa y sal. Este último elemento, ya estando en el planeta rojo, los astronautas curiosamente podrían extraer de sus lágrimas, plantea el estudio.

Por otra parte, cabe recordar que para el cemento se utiliza almidón por su alta viscosidad que permite montar el cemento, pero también consideraron que las papas podrían ser reemplazadas por sangre u orina humanas. Luego concluyeron que no sería práctico a gran escala.

Sin embargo, el almidón de por sí sería producido para consumo humano, por lo que es viable también que se produzca para estos materiales, cuya mejor opción sería crearlos en tierra marciana.

“Las tecnologías de construcción actuales todavía necesitan muchos años de desarrollo y requieren una energía considerable y un equipo de procesamiento pesado adicional que añade coste y complejidad a la misión”, señala Aled Roberts, investigador asociado en el Future Biomanufacturing Research Hub e investigador principal de este proyecto, según recoge Muy Interesante.

“El cemento cósmico no necesita nada de esto, por lo que simplifica la misión y la hace más económica y factible. Y de todos modos, ¡los astronautas probablemente no quieran vivir en casas hechas de costras y orina”, agrega.


0 comentarios

Comments


bottom of page