top of page

Las noticias del ámbito económico venezolano #14jul


Las noticias del ámbito económico venezolano #14jul
Las noticias del ámbito económico venezolano #14jul. Foto: Voa

Un recorrido por los titulares más importantes del ámbito económico venezolano.


Comprar alimentos en dólares es más económico que en bolívares


Los precios en dólares de la comida se han abaratado durante todo el año en una de las ciudades más importantes de Venezuela, Maracaibo. Es un fenómeno curioso en un país en crisis económica desde hace una década, con múltiples explicaciones, según expertos consultados.


La Cámara de Comercio de Maracaibo monitorea cada mes el costo de 45 alimentos para una familia de 5 integrantes en la ciudad, de las más pobladas. En diciembre, cuando la tasa de cambio del dólar subió súbitamente, costaba 514 dólares.


Este año, esa canasta básica familiar no ha hecho sino bajar su costo en esa ciudad del occidente del país: en enero, costó 507 dólares; 486 dólares en febrero, 469 dólares en marzo y abril, 462 dólares en mayo y 451 dólares en junio. En esos 6 meses, hay 63 menos dólares.


Productos como la leche, el queso y los huevos bajaron sus precios en 3 % entre mayo y junio, en promedio, de acuerdo con esos estudios. El café y el té redujeron precios en 6 %, así como las grasas y los aceites (-0,3 %) y los cereales (-0,4 %).


Algunos alimentos aumentaron sus precios, como las carnes y los pescados, que se incrementaron en 1 %, o las frutas y hortalizas, que subieron 12 % en esos 30 días.


La reducción de precios solo se observa en dólares, ya que la canasta alimentaria ha seguido aumentando mensualmente en su expresión en bolívares.


Esto se explica con un vistazo al tipo de cambio: 1 dólar costaba 19 bolívares en enero y, a mediados de junio, ya supera los 28 bolívares. Desde finales de 2018, cuando el gobierno despenalizó el uso del dólar, mercados y supermercados comenzaron a publicar sus precios en moneda estadounidense.


La demanda y la frontera


El promedio de los precios de los 45 productos evaluados cada mes se redujo, sin embargo, por 2 factores, explica a la Voz de América el presidente de esa cámara, Alessandro Nanino, desde la sede de su organización, en Maracaibo.


“El primero es la poca demanda que hay (de productos). La gente no tiene dinero y eso obliga al comerciante a bajar sus márgenes (de ganancia), a bajar sus precios con la esperanza de mantener volúmenes de venta que les permitan cubrir sus costos de operaciones y mantener las puertas abiertas”, asegura.


Consecomercio, la asociación de comerciantes de Venezuela, dijo el mes pasado que las ventas del sector se contrajeron 21% en Caracas durante los primeros 5 meses del año y precisó que la situación en el interior del país era mucho peor.


La economía de frontera es a segunda explicación de la reducción de precios de la comida en Maracaibo, capital de Zulia, región occidental que limita con Colombia.

“Es la competencia de productos que entran, por vías de contrabando muchas veces, sin cumplir con el régimen legal” para su importación, dice Nanino a VOA


Esa coyuntura también se observa en las regiones del oriente y el sur de Venezuela a través de la frontera con Brasil, explica.

El ingreso de productos de menores estándares de calidad involucra precios más bajos y los comerciantes deben adaptarse a ellos, indica Nanino.


La deflación en marcha


La rebaja general de la canasta alimentaria familiar en ciudades como Maracaibo es parte de una “deflación” en dólares, es decir, una inflación negativa, explica a la VOA el economista e investigador Aldo Contreras. Es algo inédito, remarca.


“Es el fenómeno contrario a lo que ha venido pasando en la economía venezolana en los últimos 20 años. Vemos una deflación acumulada en el primer semestre de menos 0,66 %”, especialmente palpable en comercios y supermercados, comenta.


La caída del consumo de comida y, por ende, de las ventas ha obligado a ese sector a “reinventarse”, observa el ex presidente del gremio de economistas del Táchira.

“Han tenido que aplicar estrategias para mantener los negocios, bajando sus precios, trabajando para encontrar un punto de equilibrio (de sus cuentas) o un punto de pérdida para poder salvar el negocio, para que llegue a 2024”, manifiesta.


Otra de las razones de esta reducción de precios en dólares de la comida es paradójica: la alta inflación de hace meses frenó el consumo, según los expertos.

Venezuela tiene una de las mayores inflaciones del mundo. Entre 2018 y 2022, experimentó un proceso de hiperinflación, incluso.



Entre junio de 2022 y junio de 2023, los precios han aumentado en 429 %, según el Observatorio Venezolano de Finanzas, independiente.

Gustavo Machado, economista y docente, ratifica que la “presión alcista” de los precios entre finales de 2022 e inicios de 2023 causó “un freno” en la demanda.


Anaqueles llenos


El crecimiento de los precios durante el último semestre del año pasado estuvo “híper estimulado por la macrodevaluación” del bolívar venezolana en agosto y noviembre, precisa el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León.


Solo en agosto, el dólar pasó de costar poco más de 5 bolívares a superar los 8 bolívares. Ocurrió entonces que los precios se elevaron tanto que “superaron la frontera de capacidad de compra del venezolano convencional”, diagnostica León.


El comerciante promedio sigue corriendo el riesgo de quedarse “con los anaqueles llenos y problemas de flujo de caja” si no aplica ofertas mientras trata de “retener” por el mayor tiempo posible el incremento de precios en ciertos productos, como la comida, valora el analista, desde Caracas.


Esas rebajas no son necesariamente buenas noticias para los empresarios, aclara Nanino, presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo, por su parte.


El vocero teme que sea la antesala de un escenario peor para algunos de sus afiliados, mientras las encuestas de su organización muestran que 6 de cada 10 comerciantes de la ciudad esperan que la situación mejore en el trimestre en curso.


Casas desocupadas ahora son locales comerciales


Muchas casas en distintas zonas de Caracas se han convertido en "pequeños locales comerciales" para emprendedores, a quienes, en muchos casos, se les dificultad poder pagar los altos precios de los alquileres de los locales tradicionales.

Según reseñó un destacado portal de noticias y reseñado por Banca y Negocios, desde el año 2019, muchas quintas dejaron de ser espacios para vivir y se transformaron en "pequeños negocios" para el comercio de distintos rubros.


Muchos de los venezolanos que migraron a otros países por la crisis económica de Venezuela, decidieron alquilar sus casas a emprendedores que querían mostrar sus proyectos, poniendo de moda esta tipo de "local comercial" en la ciudad.


Tal es el caso de Carolina León, diseñadora de joyas, a quien le ofrecieron una quinta para poder ofertar y mostrar sus creaciones.


Cabe acotar que en el año 2018, esta emprendedora no tuvo una buena experiencia con el alquiler de un local comercial, por lo que una amiga le propuso que rentara una casa que había sido deshabitada por unos inquilinos y sus dueños se encontraban fuera del país.

Una vez estando en la quinta, comenzó a correr la voz del lugar donde se encontraba y 6 meses después, otros emprendedores ya estaban con ella mostrando sus proyectos en el llamado "Showroom".


Venezuela recibió en 2022, 9,4 millones de dólares para ayudar a casi 100.000 venezolanos


La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través del Fondo Humanitario de Venezuela (FHV), recibió 12 millones de dólares de donantes internacionales en 2022, de los cuales asignó 9,4 millones para la financiación de proyectos de ayudas a 98.004 venezolanos, informó el organismo multilateral.


"Para 2022, con una base de donantes más diversa y un mayor financiamiento, el FHV alcanzó más del 60% de su objetivo anual de movilización de recursos", dice el informe anual de la entidad, que fue difundido en Twitter por la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).


Precio oficial del $ vs Bs


El dólar oficial abre el lunes 17 de julio en 28,60 Bs, de acuerdo al promedio publicado por el Banco Central de Venezuela, mientras que el dólar paralelo se ubica en horas de la tarde en 30,60 Bs.





bottom of page