top of page

En Hungría vibra una parte de Venezuela


En Hungría hay cuatro conjuntos musicales que tiene como misión dar a conocer la música venezolana y latinoamericana. Ensamble Catatumbo es uno de ellos.

Se estima que en Hungría hay cerca de 3 mil venezolanos. "No tenemos cifras exactas. Quisimos hacer un censo pero muchos manifestaron temor de suministrar datos. Estamos dejando pasar el tiempo pero sí tenemos pensado hacer un censo porque es importante saber cuántos somos. Todos no están registrados en la embajada de Venezuela... una vez hicimos un conteo por Facebook pero no son cifras oficiales."


La afirmación es de Aliz Fedor, presidenta de la Asociación Venezolanos en Hungría, quien conoce, por experiencia propia, lo que significa ser inmigrante. De padres húngaros, llegó a Venezuela cuando tenía ochos años y el gobierno húngaro permitió la reunificación familiar. Esa separación obligada era secuela de la Segunda Guerra Mundial (1 sept 1939 – 2 sept 1945)


- Mis padres eran exiliados que llegaron a Venezuela en el 49 y yo en enero de 1956 porque el régimen de aquella época, durante 6 años no permitió la reunificación familiar. Yo no sabía una palabra en castellano pero me adapté rápido. En mi familia y en el resto de los húngaros en Venezuela vi ese dolor, esa nostalgia de ser inmigrante. Eso lo sentí de nuevo aquí en Hungría cuando comenzaron a llegar los húngaros venezolanos y los venezolanos sin raíces húngaras. Yo los entendía perfectamente porque lo viví en carne propia. Por eso, con cuatro jóvenes maravillosos, venezolanos sin raíces húngaras, decidimos formar la Asociación Venezolanos en Hungría.


Su esposo -ya fallecido- tenía la ciudadanía española y fue él quien tomó la decisión final de migrar a Hungría. "Mis hijos ya habían salido de Venezuela. Ellos nacieron, crecieron y se graduaron en Venezuela y al no ver mucho futuro decidieron cambiar de aire. Mi hija se vino a Hungría y mi hijo a España. Por lo tanto podíamos migrar a España o a Hungría porque en ambos países teníamos raíces y a dónde llegar. Pero fue mi esposo quien decidió aunque él sabía que esa era mi decisión secreta: venirnos a Hungría. Salimos por parte. Mi mamá, luego de vivir 60 años en Venezuela decidió, un día de diciembre de 1998, regresar a Hungría. Fue la primera. Luego mi hermano, siguieron los dos hijos y con todos fuera, mi esposo y yo también dimos el paso..."


El talento joven sale de Venezuela


A lo largo de la conversación por WhatsApp, Aliz se refiere al "joven talento venezolano que ha llegado y sigue llegando a Hungría."


-Los venezolanos sin raíces húngaras que han llegado a Hungría son, por lo general, jóvenes graduados universitarios que han llegado por AIESEC, una organización internacional que brinda a jóvenes de todo el mundo la oportunidad de visitar países y les asegura un contrato de trabajo que, por lo general dura un año pero muchísimos jóvenes venezolanos han decidido quedarse en Hungría a pesar de las dificultades iniciales con el idioma y es que Hungría es un país muy seguro. Uno de los más seguros de Europa y quizás del mundo.


Manejar el idioma inglés, por lo menos intermedio, es el primer paso para conseguir trabajo en Hungría. Así lo afirma Aliz Fedor:


-En Hungría el nivel de desempleo es bajísimo. La crisis ocasionada por el COVID-19 y ahora por la guerra con Ucrania no ha bajado el nivel de empleo, especialmente para quienes dominan uno o dos idiomas porque aquí hay sucursales de muchísimas multinacionales y quienes hablan inglés y castellano pueden conseguir un buen puesto de trabajo. Y los venezolanos sin raíces húngaras que han llegado son profesionales universitarios y algunos han venido a estudiar en alguna universidad húngara en la sección de habla inglesa, se gradúan en inglés y se quedan y los venezolanos con raíces húngaras también son, en su mayoría, gente bien preparada.


A lo anterior Aliz agrega que "llegó el primer estudiante universitario venezolano becado por el gobierno húngaro. Es la beca Stipendio Hungaricum que desde hace años la disfrutan estudiantes de diferentes paíes latinoamericanos. Pero fue este año, gracias a la diplomacia húngara que también fue incluida a Venezuela en esta beca que posibilita estudios en universidades húngaras sin pago alguno. Este nuevo becado comenzará sus estudios ahora en septiembre y muy importante, próximamente, a más tardar en noviembre, inauguraremos el Centro Cultural Venezolano Húngaro en Budapest."


El Mundial de Atletismo Budapest 2023 les tocó el corazón


Los venezolanos en Hungría recibieron con pancartas a los atletas venezolanos que participaron en el Mundial de Atletismo 2023.


Aliz cuenta que "cuando se supo que venían hubo gran entusiasmo, gente que quería ir a aplaudir y a aupar la llegada de los atletas venezolanos porque el corazoncito venezolano lo tenemos todos. Hubo quienes se activaron y nosotros en la Asociación los apoyamos con los gastos, que no fueron muchos, pero cada uno recibió una pequeña atención al llegar. Fue algo de la diáspora venezolana en Hungría. No fue la Asociación de manera explícita. Fue algo que salió del corazón de los venezolanos que querían hacerle una atención a los atletas."


Entre la gastronomía y los scout


Nuestra entrevistada afirma que en Hungría se han desarrollado varios emprendimientos de venezolanos, "especialmente en el área de gastronomía" y asegura que socialmente están "muy bien organizados. Por ejemplo tenemos un grupo scout fundado en el 2018."

"El scoutismo para los exiliados, después de la primera Guerra Mundial, los rusos, los húngaros, los checos todos tenían grupos scout donde, a partir de los conocimientos de scout también recibíamos muchísima información y formación en la cultura del país de origen. Yo no hablaría el húngaro como lo hablo si no fuera, primero por la familia y luego por la actividad de scout donde era obligatorio hablar húngaro y además, nos impartían conocimientos de la cultura húngara. Con similar propósito surgió el Grupo Scout Orinoco que tiene como finalidad preservar la cultura venezolana, el idioma... para que los niños no olviden sus raíces, se habla castellano y la iniciativa fue muy bien recibida por la Asociación Húngara de Scout..."


A manera des despedida, Aliz Fedor pidió transmitir "un gran saludo muy cordial a todos los compatriotas porque personalmente considero compatriotas tanto a los venezolanos como a los húngaros... ánimo y no pierdan ese carácter tan bello que tiene el venezolano... he hablado con muchísimos exiliados de otros países y creo que tenemos la misión de distribuir ese ánimo que nos caracteriza y... para cualquier consulta tenemos nuestras redes."
















bottom of page