Elías Santana está repotenciado y propone un Sistema Nacional de Convivencia

Actualizado: 20 ago


Elías Santana. Foto: Instagram
Elías Santana superó problemas de salud y viene con nuevos proyectos. Foto: Instagram


“Señor Santana, su estado de salud está muy comprometido.”


A Elías el diagnóstico le sonó a sentencia. Lo primero que se preguntó fue ¿Habré hecho para dejar huella de mi paso por este mundo?


Recordó aquella Venezuela de 1976 en la que comenzó en el trabajo comunitario con la fundación Movimiento de Integración de la Comunidad, en El Cafetal, en lo que hoy es el municipio Baruta en la Gran Caracas.


Esa agrupación estuvo activa casi 10 años. Fue el inicio de su experiencia en la comunicación comunitaria, combinando los medios tradicionales – para ese entonces, los diarios El Nacional, El Universal, El Diario de Caracas, en impreso y algunos medios audiovisuales- con volantes de papel, afiches en los postes y murales.


En 1980 – 1981 el movimiento fundó un periódico de nombre Alternativa, “era un medio complementario, no opuesto ni sustitutivo de los grandes medios de comunicación.”


Sin apartar de su mente las palabras del médico, Elías Santana, se fue a la década de los ochenta cuando ya era una persona conocida en los medios de comunicación, a los que visitaba con frecuencia para dar a conocer su nuevo proyecto: La Escuela de Vecinos, que comenzó en la emisora Fé y Alegría con “El programa de los vecinos”, inicialmente los domingos y luego diario. En la producción y animación estaba Elías en compañía de la periodista Lucy Gómez. En esos años, las Asociaciones de Vecinos se estaba convirtiendo en algo llamativo en toda Venezuela y los medios le dedicaban espacios.


Señor Santana, usted tiene un tumor en el colon y lo más probable es que deba ser intervenido quirúrgicamente.


Las palabras del médico lo sacaron por instante de su retrospectiva… la pausa de su interlocutor lo llevó de nuevo a su flashback y visualizó a unos doscientos jóvenes de El Cafetal, integrantes del Movimiento de Integración de la Comunidad promoviendo visitas guiadas a Las Cuevas de El Cafetal, haciendo grandes murales y distribuyendo volantes. Así lograron, en 1983, salvar Las Cuevas de El Cafetal y el entonces presidente Luis Herrera Campins declaró esa zona Parque Recreacional a Cielo Abierto. “Fue la victoria de una muchachada que, utilizando de una forma apropiada y correcta los medios de comunicación lograron influir en las grandes decisiones”.


Un sábado que hizo historia


También recordó el sábado 3 de octubre de 1981, cuando más de 100 asociaciones de vecinos “que era lo que existía en el área metropolitana de Caracas, recogieron 20 mil firmas rechazando la ordenanza de áreas especiales. Eso fue noticia de primera plana porque hasta entonces no había una fuerza, diferente a los partidos políticos, a los gremios profesionales o a los colegios profesionales que pudiera contar con más de 100 puntos en una ciudad recogiendo firmas. Eso fue impactante. Tanto que el 3 de octubre se convirtió en el Día del Vecinos para Venezuela.”


Para Elías Santana, “lo que no se comunica, no existe.”


Mientras el médico esperaba su respuesta sobre una eminente intervención quirúrgica, Elías recordó otro logro de los vecinos. Esta vez visualizó el aeropuerto de La Carlota y una manifestación por los accidentes ocurridos por la anarquía que existía en el uso de ese espacio aéreo.


“La protesta fue convocada por los medios comunitarios y se concretó con dos anillos de vehículos alrededor del aeropuerto. Eso fue en el año 89 y tuvo como resultado un decreto del presidente Carlos Andrés Pérez, regulando el uso del aeropuerto de La Carlota. Esa fue otra gran victoria ciudadana.”


“Los ciudadanos queremos elegir”


Ese fue otro grito de los vecinos. Para ese momento, el presidente designaba a dedo a los gobernadores. Los vecinos reclamaron voz y voto para gobernadores, alcaldes y concejales.


Era un tema de reforma política. No era reclamando por los huecos en la calle o un comercio ilegal. Eran causas que nos movilizaban muy localmente. Con ese objetivo fueron recogidas 140 mil firmas y con ese respaldo se logra el compromiso de los candidatos presidenciales con más opciones: Eduardo Fernández y Carlos Andrés Pérez. Ganó Carlos Andrés y así se logra mayor participación de la ciudadanía en la designación de los gobiernos locales.”


Nuevos exámenes confirmaron el diagnóstico. Existía un gran tumor en el colon y era necesaria la intervención quirúrgica. El presupuesto inicial fue 40 mil dólares. La cifra, casi le baja la tensión.


La crisis de las Asociaciones de vecinos


Elías Santana recuerda que las Asociaciones de Vecinos no escaparon de la crisis política de los años 90. “En ese momento se produce un intento descarado y efectivo, por parte de Acción Democrática y Copei de controlarlas, replicando la fórmula utilizada con los sindicatos, con los gremios profesionales y con las federaciones universitarias que se convertían más en expresiones políticas que de la ciudadanía.”


Santana podría escribir un libro sobre lo que ha sido el movimiento vecinal en Venezuela y los nombres más connotados. Él ya es uno de esos personajes junto a Ligia Gerbasi, “ella era militante y de corazón de Acción Democrática pero no aceptaba que el partido le propusiera alguna forma de control de una asociación de vecinos… se buscaba una convivencia, no una subordinación.”


Pero la situación cambia en los años 98, 99 cuando un conjunto de líderes de asociaciones de vecinos decidieron transformarse en una plataforma de postulación.


Considera Santana que actualmente, las pocas asociaciones de vecinos que sobreviven no tienen relación de convivencia con maquinarias partidistas “porque esas maquinarias están venidas a menos y no tienen la capacidad ni la posibilidad de dictar directrices a las asociaciones de vecinos.”


Afirma que la creación de las comunas “ha sido el intento más descarado de controlar los movimientos vecinales porque el Congreso de la República -de mayoría oficialista- aprobó una ley que expresamente dice que los consejos comunales dependerán del ministerio para las comunas y que el financiamiento será desde entidades gubernamentales. Se identifica así la actuación de los consejos comunales con las directrices de un partido político. Pero el liderazgo comunitario va aprendiendo a coexistir con estos intentos de control externo y si bien existes consejos comunales que son estructuras vacías, controladas por un partido político, en este caso el Partido Socialista Unido de Venezuela, hay muchos consejos comunales que son expresiones de las comunidades que no aceptan instrucciones gubernamentales. Son expresiones genuinas de los vecinos.”


Santana va enumerando ejemplos de logros vecinales que han hecho historia y en los que ha sido protagonista directa o indirectamente.


Regresa al presente cuando le repiten el costo de la intervención quirúrgica que sería su la única alternativa de sobrevivencia.


Para reunir el dinero crean un gofound.me, que es una forma de hacer colecta en divisas. En menos de 48 horas se alcanzó la meta. Cuando supo el resultado y pudo identificar a algunos donantes, llegó a una conclusión:


Parece que sí he hecho algo y me he ganado el cariño de mucha gente...


Había donaciones de 5 dólares, algunos nombres los conocía, otros no. Había empresas. Con algunas había trabajado la parte de responsabilidad ciudadana, con otras no tenía mayor relación… "me sentí agradecido."


¡Queremos créditos!


Ha sido un largo camino en la misma dirección, con el mismo objetivo: la sociedad civil. La Escuela de Vecinos ha jugado un papel importante en el logro de ese objetivo. De ahí salió mi condominio.com que tiene un programa en Unión Radio Cultural sábado y domingo a las 6.30 pm, un espacio en Globovisión, sábado a las 11 am y domingo a las 4 pm, una columna en El Universal semanal y en radiocomunidad.com tiene un programa diario de dos horas, con redes sociales propias y un canal “muy nutrido en youtube, donde hay más de mil 400 videos con respuestas a muchas preguntas de la ciudadanía.”


Se sometió a la operación y salió bien aunque cayó en un estado depresivo, “que lo superé gracias al siquiatra Carlos Rasquín quien me ayudó a punta de terapia, sin fármacos y gracias a mi novia Lamking González que me acompañó en los momentos más difíciles.”


Después de esos episodios Elías Santana se planteó un proceso de reflexión. En el caso de micondominio.com el objetivo está resumido en pocas palabras que ofrecen una imagen: “de bodega a súper mercado. Era como una bodega atendida por sus propios dueños que se ocupaban de tres o cuatro casos diarios… que se transforma en una cadena de súper mercados. Nos prepararnos para escalar posiciones e influir en la sociedad. Actualmente estamos promoviendo ante los diferentes actores políticos un Sistema Nacional de Convivencia, que solo es posible si tenemos capacidad de llegarles, no como adversarios sino como ciudadanos que desean cooperar.


"Ese sistema nacional de convivencia busca que un ciudadano que presenta un caso en una alcaldía de San Cristóbal, por ejemplo, sea atendido de la misma manera que un ciudadano que presente una queja en la gobernación de Carabobo o ante la policía del municipio Libertador… que los diferentes niveles de atención a los ciudadanos estén unificados, tengan algunos esquemas centralizados, una misma planilla y una especie de manual con las 50 respuestas a las preguntas más frecuentes y tener anualmente una especie de balance que indique por dónde van los problemas de convivencia, qué mecanismos se están utilizando y ver en qué medida se pueden unificar los criterios de las diferentes instituciones que atienden a los ciudadanos… ese es un sueño. Eso refleja una posición política, no una tendencia partidista.”


En la Venezuela de hoy, esa sociedad civil -según el sueño de Santana-, podría reclamar créditos bancarios para los condominios y tarjetas de crédito que funcionen.


“Así como una vez se dijo queremos elegir, este es el momento de decir queremos créditos para condominios. Esas son las iniciativas que estamos llevando adelante en estos momentos. Queremos créditos es que las clases populares y la clase media necesitamos tarjetas de crédito con unos niveles respetables, tener la posibilidad de comprar una vivienda, un vehículo o para lanzar un emprendimiento… Ese crédito es fundamental. Llegamos a esa convicción cuando nos dimos cuenta que para los condominios no hay créditos, de manera que si se daña un ascensor se puede reunir el dinero con cuotas especiales durante tres o cuatro meses, algo que se podría solucionar con un crédito bancario, que también podría ser para la compra de materiales para una remodelación… Es una campaña que refleja una visión política que nos lleva a pedir que los bancos cumplan con su misión que es la intermediación… También estamos pidiendo a los alcaldes que abran oficinas para atención para los condominios y que los condominios se registren y todos los servicios que pagan sean centralizados y se puedan cancelar en una sola instancia…”


Esas son las iniciativas del momento de micondominio.com. Para Elías Santana es algo similar a la petición que hicieron por La Cuevas de El Cafetal o cuando pidieron elegir alcaldes, gobernadores y concejales.


Todo lo anterior se puede resumir en lo que está escrito en una taza promocional de micondominio.com, donde se puede leer: “Aprendiendo a vivir en comunidad para que Venezuela sea un país de copropietarios.” Para Santana, lo anterior “le da un sentido político a largo plazo a lo que hacemos. Nosotros hacemos política, política ciudadana.”



Elías Santana está bien de salud y de ánimo. Su recuperación es un ejemplo de lo que puede lograr la solidaridad y la convivencia.