Con apenas 21 mil votos Capriles obtendría la victoria

Actualizado: 23 ago

24 September 2012

Además, La oposición logró la Alcaldía Metropolitana en el pasado proceso. Habría que agregar que en las presentes elecciones presidenciales, la maquinaria electoral de la unidad democrática esta más preparada que nunca y su capacidad de movilización es mayor. Todo esto indica –sin ninguna vacilación – que la Unidad y Capriles deberán ganar en Amazonas, en Carabobo, en el Distrito Capital, en Lara, en Miranda, en Nueva Esparta, en Táchira y en el Zulia.

Al mismo tiempo, todos los analistas están de acuerdo que en Anzoátegui el gobierno está derrotado. Hasta Chávez reconoció la impopularidad del gobernador y su mal gobierno. Incluso, en las elecciones a la Asamblea Nacional la oposición ganó en este estado. En Lara, la división que provocó el actual gobernador Henri Falcón le costará a Chávez la pérdida en el estado con Capriles. Igual ocurrirá en Monagas, donde el liderazgo del gobernador “Gato” Briceño se impondrá al de Diosdado Cabello en la búsqueda de votos para el presidente. En Bolívar, en la pasada elección de gobernadores la oposición perdió porque fue dividida y presentó dos candidatos. La suma de estos dos superó en votos al actual ganador quien resultó vencedor por esta circunstancia. Ahora, la oposición va unida bajo la batuta de Andrés Velázquez. Si a esto le sumamos el incidente de Chávez con los trabajadores en su visita a esta entidad, y el claro rechazo de los sindicatos de trabajadores al gobierno no hay forma de entender que Capriles pueda perder en esta región. Estas circunstancias nos llevan a asegurar que Capriles destronará el liderazgo de Chávez en Lara, Anzoátegui, Monagas y Bolívar.

Chávez, por su parte, conserva liderazgo y ganaría en Apure, en Barinas, en Cojedes, en Delta Amacuro, en Falcón, en Guárico, en Portuguesa, en Sucre, en Trujillo, en Mérida, en Vargas, en Yaracuy y probablemente en Aragua.

Sin embargo si colocamos en cada entidad los votos logrados por cada parte en las elecciones de 2010 con criterios de ajuste previamente definidos (Ver cuadro) las elecciones nos reflejan un resultado extremadamente reñido. El Candidato Hugo Chávez gana en 13 Estados y obtendría 7.078.049 votos. Henrique Capriles triunfa en 11 estados y alcanzaría una ligera ventaja con 7.099.309 sufragios. Capriles sería electo por un margen cerrado de apenas 21.260 votos.

No obstante, en las elecciones de 2004, la oposición sacó casi 4 millones de votos, en el 2006, alrededor de 4 millones 300 mil votos, en 2009, cerca de 5 millones 200 mil votos, y en 2010, aproximadamente 5 millones 350 mil votos. La oposición logró ganar más gobernaciones y la Alcaldía Metropolitana, y en las elecciones de la Asamblea Nacional alcanzó más de la mitad de los votos de los venezolanos. La oposición va in-crescendo, mientras tanto el “chavismo” después del triunfo con 7 millones 300 mil votos en 2006, decreció dramáticamente en 2009, a 6 millones 300 mil votos, y a poco más de 5 millones, en las parlamentarias.

Las tendencias favorecerían a Henrique Capriles, aunque no se ha medido el impacto de la solidaridad hacia Hugo Chávez en relación a su enfermedad. No se han publicado mediciones de los niveles de abstención en el chavismo o en las filas de la unidad democrática. Se desconoce la actual capacidad de movilización y operatividad electoral de las maquinarias electorales –aunque ambas hayan mejorado- para determinar cual de ellas sería más efectiva para inclinar la balanza a su favor.

Capriles ganaría en los estados y ciudades con mayor número de votantes. Chávez obtendría la victoria en los estados más pequeños, lo cual es natural porque en estas entidades el principal empleador es el gobierno, lo que le permite controlar mejor las maquinarias electorales, y la “lealtad” del votante. Es virtualmente imposible vaticinar quien ganará las elecciones, pero si estamos absolutamente seguros que cada voto contará en estas impredecibles elecciones.









Vladimir Gessen

Entradas relacionadas

Ver todo