Advierten que crisis económica agravará la libertad de prensa


Advierten que crisis económica agravará la libertad de prensa
Advierten que crisis económica agravará la libertad de prensa. Foto: Pixabay

Varias organizaciones internacionales han advertido que países como Nicaragua, Venezuela o Cuba ocupan los puestos más bajos del índice Chapultepec de Libertad de Expresión y Prensa debido a las restricciones impuestas por los gobiernos para evitar el acceso y la difusión de información.


Son los casos más preocupantes, pero en el resto de la región, indican, se está viendo cómo la calidad de los medios se está viendo afectada por los problemas económicos principalmente.


Es por ello que muchos de estos organismos instan a trabajar para fortalecer la libertad de prensa en toda la región asegurando la viabilidad de los medios.


"Hay que abordar la viabilidad de los medios"


Hay la necesidad de abordar tanto la viabilidad de los medios de comunicación como la transparencia de las empresas de internet en cuanto al modo en que se trata el contenido que ofrecen”, explicaba Ana Cristina Ruelas, especialista principal del programa de la UNESCO centrado en la libertad de expresión y el entorno digital, durante una jornada de trabajo organizada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).


México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, de acuerdo a organizaciones como la Sociedad Interamericana de Prensa.


En ese sentido, Zoé Titus, presidenta del Foro Global para el Desarrollo de Medios, lamentó que “muchos medios han tirado la toalla y han sido incapaces de superar este reto” para garantizar una prensa libre, sin presiones gubernamentales ni económicas.


"Las empresas no se han atrevido a experimentar"


El mayor problema, según Titus, es que la grave situación financiera que atraviesan muchos medios hace inviable el progreso en este sector y, por ende, la libertad de prensa puede quedar afectada.


Ha habido un gran impacto económico, incluso antes de la pandemia. Hemos visto que muchos profesionales de nuestros medios han salido y han pasado a otros campos”, decía agregando que “las organizaciones de medios no se han atrevido a experimentar con distintos modelos” económicos para garantizar precisamente esa viabilidad.

“Tienen miedo a los experimentos porque hay cabe la posibilidad de que fracasen y creo que ese es uno de los principales problemas que tienen los medios en estos momentos porque están más preocupados por la supervivencia que por la credibilidad que puedan tener”, aseguró al respecto.


El problema de la inversión


Roberto Rock, vicepresidente de la SIP, que ha centrado parte de su trabajo en esta organización para velar por la libertad de prensa en la región, también destacó que las graves consecuencias que ha tenido la pandemia en los medios de comunicación, algo que, según pronosticas los índices económicos, se podría agravar aún más con la “virtual recesión” que está acechando a las empresas de medios de América Latina.


“Incluso en las empresas digitales, como Facebook o Google, están teniendo problemas porque la gente tiene menos dinero para invertir y también se anuncia menos, por lo que tienen menos ingresos”, decía Rock.


Eso está haciendo que, en su opinión, “los medios estén virando hacia decisiones, a veces, dramáticas”. “La reducción de páginas, el cambio en el formato, la disminución en los días en que se publican esos periódicos es algo más frecuencia”, decía para justificar los problemas a los que han tenido que hacer frente los medios para paliar las consecuencias económicas.


Las suscripciones: ¿la solución?


Rock apuntó a las suscripciones como una fórmula para luchar contra la crisis económica de los medios que, en los últimos tiempos, han visto una drástica reducción de inversión publicitaria. Pero, admitió, no está resultando tan eficaz como se pensaba.


“Lo que ha aprendido el mercado hasta ahora es que el número de suscripciones, en el mejor de los casos, puede acercarse a 2 o 3 por ciento del número de usuarios únicos que tiene ese periódico”, dijo subrayando que “la expectativa de crecimiento tampoco va a resolver el problema financiero porque no todos los periódicos van a reproducir un fenómeno único mundial como The New York Times que tiene 7 millones de suscriptores”.


Eso sí, el vicepresidente de la SIP, señaló que se deben utilizar los datos de los suscriptores para saber qué contenidos les interesan para realizar información mucho más relevante, sin perder su credibilidad. “De esta forma se generan productos muy flexibles, que no es fácil para una empresa de nuestra naturaleza, para un mercado cada vez más segmentado”, recalcó.


Por su parte, Ruelas, que también trabajó en políticas para fortalecer el periodismo independiente, apostilló que “sin viabilidad económica el principio de libertad de los medios de comunicación queda hueco”, por lo que advirtió que “la independencia puede quedar fácilmente comprometida” debido a esas presiones económicas. VOA