top of page

16 años de cárcel por exigir socialismo


Protestar en Venezuela es un derecho constitucional. Foto: Majonews1, Pixabay

Lo que ocurre en Venezuela no tiene límites, tanto que poco o nada queda de lo que realmente es el país. Particularmente, siempre nos hemos opuesto a las ideologías, consideramos, sin excepción alguna, que la única misión (sean de derecha o izquierda) es aglutinar personas, corderizarlas, para que asuman conductas de rebaños, incondicionalidades, que posteriormente pasan sus pesadas facturas a la sociedad timada.


Las teorías socialistas son basadas ¡Todas! en la clase obrera, en su empoderamiento, en su

ascensión al poder, para propiciar mejorías en todas las retribuciones socioeconómicas, en contra de villanos capitalistas, malvados, explotadores… es lo que “dicen”.


Ahora bien, cómo calificar la decisión gubernamental -porque fue el gobierno- (parte del régimen) de quitarle 16 años de vida a un grupo de sindicalistas por el simple hecho de exigir mejoras salariales, dicho sea de paso, cuando devengan uno de los peores salarios del planeta ¿Los apresan por exigir socialismo a un gobierno socialista? Todo esto sin mencionar que dejan en abandono a sus familias, hijos, esposas, padres, etc.


Seis sindicalistas fueron sentenciados asombrosamente a 16 años de prisión, acusados, nada

más y nada menos, por delito de conspiración contra el régimen. El Programa Venezolano

Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) y a asociación Alerta Venezuela, denunciaron que, una vez más, se violaron todos los derechos y el debido proceso a estas personas con allanamientos sin órdenes, sin testigos, sin derecho a la defensa, entre otras anormalidades.


¿Dónde están los “socialistas” del chavismo que permiten pasar desapercibido esta afrenta “al socialismo”? ¿Dónde está el Fiscal General? ¿Dónde está el Defensor del Pueblo? Sin lugar a duda, tras las denuncias soportadas por los familiares, periodistas, organizaciones y afines, este es otro flagrante caso de violación de derechos humanos, en momentos cuando la Corte Penal Internacional asecha al chavismo por ominosos delitos como este.


¿Es ilegal protestar en Venezuela? Pues no, es un derecho constitucional, consagrado en nuestra Carta Magna en su Artículo 68, el cual reza textualmente: “Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley.


"Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones

pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público”. Tampoco hay ley que lo prohíba.


El meollo del asunto: Como es sabido, lo que más teme el régimen son dos cosas, la primera es una candidata en especial la cual inhabilitó ilegalmente, pero estas líneas no son para hablar de ella. Lo segundo, son las protestas, las marchas, las manifestaciones y todo lo que se parezca… y tiene razón, ya en 2002 fue derrocado. En 2014, 2016 y 2017 también pasó un mal rato, pero la falsa oposición y su adicción al negocio electorero le han dado ñapas de poder al chavismo.


La otra razón, es que desconocido por la comunidad internacional, con investigaciones que yacen en su contra por crímenes de lesa humanidad y otras acusaciones, para el chavismo le sería muy cuesta arriba reprimir como es su costumbre, además, a pesar que la región está infectada de una izquierda poco democrática, no pertenecen al socialismo cavernícola de Venezuela, Cuba y Nicaragua, pondrían en riesgo su acomodaticio apoyo internacional. En líneas generales, espanta las protestas al estilo cubano para evitar el grito mirandino ¡bochinche, bochinche! Cuando el poder se retiene en la forma como lo retiene, en todos lados ven fantasmas.


Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page