Vladimir Gessen: Sin Chávez cualquier cosa puede pasar

12 December 2012



Todos deseamos que el presidente se recupere, pero si no es así, y el Presidente no superara la operación y sus consecuencias, se crearía una conmoción nacional que aconsejaría suspender las elecciones del 16 de diciembre durante el duelo nacional que se presentaría, afirma el Editor y Psicólogo Vladimir Gessen. “De Chávez mejorar, y dadas las condiciones precarias de Hugo Chávez, de hecho en las elecciones del próximo domingo lo que se decidirá es quienes serán los candidatos a la presidencia de la República, tanto del oficialismo como de la oposición”.

Gessen asevera que “nada está escrito en política, todo puede ocurrir. Una de ellas es que Chávez quede inhabilitado para gobernar, o puede no estar en condiciones de salud para asumir el 10 de enero la presidencia de la Republica, o presentar su renuncia declarando la ausencia absoluta del Jefe de Estado… En base a la información que disponemos habrá elecciones presidenciales en el corto plazo”.

¿Quién será el candidato del Oficialismo?

El psicólogo trae a colación que fue el propio Hugo Chávez quien nominó a Nicolás Maduro como su sucesor. Pidió a sus seguidores que elijan a Nicolás como presidente. “Hasta ahora –explica- Chávez ha nombrado siempre a dedo a sus candidatos a cargos públicos. Pero si no está presente, le tocará al PSUV elegir al abanderado presidencial. ¿Ganaría Nicolás una elección entre las filas del oficialismo?” se pregunta Gessen. “Todo dependerá de quien controle el aparato partidista si la selección es interna y en cual nivel. Si se hacen elecciones donde participe toda la militancia, entonces dependerá de si Jaua y Arias Cárdenas ganan, o algunos de los dos, en Miranda y el Zulia”. Si ellos triunfan –asegura- se convierten en los dos dirigentes mayormente votados del chavismo. Mientras que Maduro solamente tendría el voto legado del comandante. También, el equipo político del PSUV tiene que evaluar el peso del chavismo militar. Hasta ahora hemos visto a los militares pronunciarse a favor de Chávez, pero ninguno ha manifestado su lealtad a Nicolás Maduro, al menos públicamente. Llama la atención –prosigue- que en la misa en la Academia Militar fue Diosdado Cabello quien le habló a los oficiales superiores, generales y del alto mando. Ellos ven en el presidente de la Asamblea Nacional a un líder militar. En los últimos años han seguido a un presidente militar. Gessen nuevamente se pregunta: ¿Seguirían a Maduro? ¿Lo aceptarían como comandante en Jefe? Este es el mayor reto que tiene que vencer Nicolás Maduro si quiere prevalecer.

Gessen piensa que el PSUV tendrá que escoger entre un Arias Cárdenas repotenciado si gana en el Zulia, además de ser el segundo líder histórico del MBR-200, un Elías Jaua crecido si le gana a Capriles la gobernación de Miranda, un Nicolás Maduro con el diploma de sucesor otorgado por Chávez y un Diosdado Cabello que cuenta con importantes apoyos en los estamentos del poder real que lo pueden convertir en el hombre fuerte de Venezuela.

Todo esto –indica- sin mencionar alguna alternativa supraconstitucional como que alguno se alce con el coroto, recordando que las consecuencias de la muerte del dictador Juan Vicente Gómez el 17 de diciembre de 1935, influyeron en la política venezolana hasta la década del sesenta el siglo pasado. ¡Veinticinco años después de su fallecimiento!... Un largo camino que costó enormes esfuerzos y sacrificios hasta alcanzar la democracia.

¿Quién será el candidato de la oposición?

Eso –expresa el psicólogo- también dependerá de las elecciones del 16 de diciembre. “Si gana Capriles en Miranda se le abre una segunda oportunidad”. Recordemos que si se produce una elección presidencial, éstas se realizan 30 días después de decretarse la ausencia absoluta del presidente. Lo cual favorece a Capriles, porque es el líder más reconocido de la oposición. Ya tiene una votación muy alta y podría estar en las encuestas arriba que los otros candidatos. El único que le podría disputar la candidatura con éxito sería Pablo Pérez, únicamente si igualmente gana la gobernación en el Zulia.

En ambos casos, si Capriles o Pablo pierden, su momento político quedaría en receso. A la sazón, la oposición tendría que apostar a Enrique Salas Feo, si gana en Carabobo, o buscar una candidatura por consenso como la de Ramón Guillermo Aveledo, aclara Gessen.

“Puede darse un escenario en donde la oposición pierda Miranda y el Zulia, pero aumente el número de gobernaciones. Gane en Mérida, en Táchira, en Bolívar, en Monagas, En Anzoátegui, en Aragua, en Carabobo, en Lara y en Nueva Esparta. En total 9 gobernaciones. De esto presentarse, surgirán nuevos líderes en la alternativa democrática. Regresaría un Andrés Velásquez reforzado. Henri Falcón podría convertirse en un líder nacional de primera magnitud. Nuevos liderazgos nacionales aparecerían como el de Richard Mardo y regresarían los Salas Römer con el pollo”, afina Gessen.

¿Qué pasará si Chávez no regresa?

“El mejor camino para evitar una conflagración es seguir los pasos pautados en la Constitución Nacional votada por todos los venezolanos” concluye el psicólogo Vladimir Gessen.