Vladimir Gessen: La ausencia de Hugo Chávez afianzará su leyenda

6 January 2013

"La fábula incluiría que venció la reciente contienda electoral en medio de una terrible enfermedad y –sin serlo- se transformaría en una especie de héroe-mártir en el imaginario colectivo latinoamericano... Ramón Guillermo Aveledo debería ser el candidato de la oposición si se dan elecciones presidenciales en un plazo perentorio... Si Chávez no ejerce la presidencia, la Carta Magna ordena elecciones en 30 días. Si Nicolás Maduro o Diosdado Cabello fuera el candidato del gobierno, ganaría la presidencia. Después de la derrota de Henrique Capriles el 7 de octubre, y la demostración de fuerza política electoral del PSUV, el 16 de diciembre, donde se alzaron con casi todas las gobernaciones, el efecto de estas victorias del oficialismo –y otros factores- predisponen al electorado a votar por el candidato pesuvista", señala el psicólogo Vladimir Gessen. En entrevista exclusiva de El diario de Caracas el analista político explica posibles escenarios que pueden sobrevenir...

La única manera que Chávez no ejerciera la presidencia es un mal desenlace de la enfermedad. ¿Es esto lo que Usted cree?

- Tomando en cuenta la información abierta que se dispone pienso que lamentablemente para sus familiares, amigos, seguidores y para el país entero, el presidente Hugo Chávez tiene los días contados.

Habla de “otros factores” que beneficiarían al candidato pesuvista en el supuesto de una falta absoluta del presidente Hugo Chávez en su cargo ¿Cuáles son?

- La ausencia de Hugo Chávez afianzaría una leyenda, un mito, un ícono social y político como no se conoce en Hispanoamérica. El doctor Ernesto Guevara fue ministro de Industria y presidente del Banco Central de Cuba y su obra de gobierno no fue precisamente exitosa. Luego, en una aventura guerrillera en Bolivia muere.

El gobierno del coronel Juan Domingo Perón fue derrocado, antes su esposa Eva Duarte se la había llevado un cáncer. En estos casos, tanto el Che, Evita y Perón se convirtieron en unos ídolos, en unas fábulas vivientes que pautan comportamientos sociales hasta nuestros días. Y ellos fracasaron en sus gestiones, no pudieron concluir satisfactoriamente sus objetivos. En el hipotético de que Chávez partiera de su vida humana, –lo cual no deseamos, todo lo contrario- lo haría en pleno ejercicio de sus victorias políticas, y con una popularidad sin precedentes en Hispanoamérica. Su leyenda incluiría que venció su reciente contienda electoral en medio de una terrible enfermedad y –sin serlo- se transformaría en una especie de héroe-mártir en el imaginario colectivo latinoamericano.

Si en Argentina no se puede hacer política sin ser peronista, si la iconografía del Che alcanzó fama mundial y si a Evita hasta Andrew Lloid Webber le escribió una reconocida ópera rock, con Chávez se desarrollará una leyenda que afectará a nuestros países por décadas. Además, sus seguidores siguen en el poder y este hecho contribuirá a fomentar esta leyenda.

Bueno, –volviendo a su pregunta- ese hombre, esa leyenda dijo “elijan a Maduro como presidente” si algo le ocurría. Sería suficiente colocar en un mensaje televisivo este comentario póstumo para que Nicolás Maduro obtuviera millones de sufragios. En el caso de que Cabello fuese el candidato, entonces bastaría con que Maduro y el PSUV cierren filas con Diosdado. Todo ello en medio de unas históricas e impresionantes exequias de un líder cívico militar que llorarían cientos de millones de latinoamericanos.

¿Cómo juzga a Chávez?

- Es prematuro adelantar criterios sobre su obra y gobierno. La historia lo juzgará. Como ser humano tuvo notables virtudes y grandes defectos. Su presidencia incluyó aciertos y desaciertos. Lo positivo para toda la América Hispana es que puso en el mapa a los pobres, a los desposeídos y marcó una línea, una frontera que no podrá ser traspasada: Los gobiernos tendrán que ocuparse de los olvidados. En Latinoamérica, se tendrá que gobernar para acortar la brecha entre los dos mundos socioeconómicos que coexisten en cada país, y la lucha contra la pobreza, se debe convertir en el objetivo primordial de toda administración.

En segundo lugar, igualmente fue positivo que la revolución de Hugo Chávez procurara la vía democrática, y que sus últimas palabras –sobre quién debería asumir el liderazgo- reiteraran el exigir el camino electoral y constitucional.

Lo no positivo estuvo en abandonar la vía venezolana de su revolución e intentar un modelo social, político y económico marxista fracasado, y que tanto sacrificio y dolor causó a quienes lo padecieron en el bloque soviético, y hoy lo sufren en la República de Cuba. En todo caso, esperamos que los venezolanos hereden lo mejor de Hugo Chávez y no lo peor. ¿Usted no le da ninguna posibilidad a la oposición de vencer en unas probables elecciones presidenciales en el 2013? - Yo le recomendaría a Henrique Capriles que le haga caso al Pueblo. No lo eligieron para presidente y sí para gobernador. Debería quedarse un período en la gobernación, y después volverlo a intentar. La MUD tendría que presentar un candidato de consenso como Ramón Guillermo Aveledo que ratifique y enarbole las banderas de libertad y democracia, así como los vitales y necesarios mensajes a futuro, en defensa de la soberanía nacional y de los valores republicanos constitucionales. Y, ¿Las posibilidades de una división en el oficialismo? - Siempre existen, pero en ese escenario no habría elecciones ni Maduro sería el presidente. ¿Quién lo sería? - Obviamente un militar activo… o retirado.









Vladimir Gessen

Entradas relacionadas

Ver todo