Vladimir Gessen: Capriles es ahora el eje de la campaña presidencial

Actualizado: 23 ago

31 May 2012

Cuando el comando de Henrique Capriles comprendió que la enfermedad de Chávez no podía ser el tema central de la campaña, Capriles le dio la vuelta a la tortilla en esta contienda presidencial, afirmó Vladimir Gessen. Ahora, Capriles fija la agenda del debate. Planteó que las misiones se convirtieran en Ley, y Chávez no tuvo más remedio que sumarse a la idea, proponiendo llevarlas a la Constitución. Capriles esbozó su Plan de Seguridad y el gobierno ha respondido con furiosos ataques en contra de él. Ahora, los medios chavistas solamente hablan de Capriles. Sus programas emblemáticos ocupan horas tras horas de su tiempo, para intentar destruir las propuestas de Capriles. Esto es lo que sucede. Antes Chávez era quien ocupaba el espacio de estos medios gubernamentales, ahora es Capriles. Es el tema central. Antes, la oposición pasaba toda la semana replicando lo que decía Chávez en su Aló Presidente, ahora es Chávez quien sale de vez en cuando, pero a hablar de lo que dice o hace Capriles. Esa es la verdad, Capriles es el eje de la campaña presidencial, acotó Gessen.

“Chávez, en un principio, estableció como estrategia ocupar el espacio de su notoria ausencia con mensajes acerca de su enfermedad… si la gente comentaba solo de ello, él, como candidato seguía siendo la estrella”. Por esto –explica Gessen- es que su Sala Situacional y su Comando Carabobo filtraban información usando a reconocidos periodistas, médicos en otros países, y portales, blogs y twitteros en la nube de Internet, para colocar la enfermedad del presidente como la trama principal de la campaña. En principio, creo, continúa el psicólogo y comunicador, la oposición cayó en la trampa, los subtemas eran si Capriles le podría ganar a Chávez sin enfermedad o con ella, o si Capriles le ganaba con facilidad a algún sucesor de Chávez pero no al comandante. Además, lo que estaba presente era si Chávez era o no el candidato, o si llegaba vivo al 7 de octubre o no.

En el momento que el comando de Capriles se salió de ese escenario fullero tan favorable a Chávez, la historia cambió, señaló Gessen, Capriles comenzó a dar su propio mensaje sin importar si Chávez está o no tan enfermo, o si llega o no a las elecciones. Capriles, ahora está dispuesto a ganarle a Chávez sano o no, o a cualquiera de sus sucesores, si es el caso, pero ese no es argumento de su campaña.

El editor de informe21.com y de el diariodecaracas.com, asevera que, en este momento, la confrontación se está dando en el escenario de Capriles, y esto se empieza a reflejarse en las encuestas. Capriles –prosigue Gessen- fija los temas, le propone a la gente soluciones a los problemas cotidianos y, lo más importante- no le para bolas a los ataques y las vociferaciones y las etiquetas de Chávez y su combo. Esta llovizna de mensajes tan directos y claros de Capriles no moja, pero empapa.

Si a todo esto le sumas la campaña “casa por casa” –continúa el experto- y el contacto directo con los electores, así como su oferta de progreso y futuro, más su juventud y vitalidad, contrapuestas al presente y pasado que representa Chávez, sin dudas que las probabilidades del candidato de la Unidad han aumentado considerablemente, y “para nada me extrañaría un contundente triunfo de Henrique Capriles en octubre”, concluyó el analista político y psicólogo, Vladímir Gessen.









Vladimir Gessen