Venezolanos por el Mundo: Rescatan a 70 migrantes en operativo contra tráfico humano


Las autoridades de Estados Unidos y de Guatemala rescataron a 70 migrantes de Ecuador, Nicaragua, El Salvador y Venezuela y arrestaron a 24 guatemaltecos sospechosos de contrabando humano, entre los que hay siete policías, mediante un operativo para desmantelar redes de tráfico de personas. Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), agencia de investigación criminal del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EEUU, realizó un operativo en el país centroamericano que condujo a 20 órdenes de arresto y 54 de allanamiento en Ciudad de Guatemala, Huehuetenango y Quetzaltenango, el 10, 24 y 25 de octubre. De los 24 arrestados, siete eran policías guatemaltecos que “facilitaban el tráfico de personas como parte de la red de tráfico ilegal. Estos oficiales fueron detenidos por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional de Guatemala (PNC) por su complicidad en la trama criminal investigada. Los agentes arrestados no son miembros de la TCIU”.


Venezolanos protestan a los lados de la frontera México-EEUU


Cientos de venezolanos se manifiestan de forma silenciosa este jueves en campamentos que están en ambos lados de la frontera de México con Estados Unidos, en el borde del río Bravo, ante las nuevas restricciones migratorias de Washington. Migrantes consultados en Ciudad Juárez, en la frontera con El Paso, Texas, contaron que esta protesta silenciosa es para denunciar que no pueden volver a su país, mientras que el apoyo que han recibido de autoridades mexicanas y asociaciones civiles es insuficiente. Uno de los migrantes en este límite divisorio cargó una bandera de Estados Unidos para exhibir que es un perseguido político en Venezuela. “Estoy aquí con la esperanza de conseguir asilo político, ahora no puedo ir a Estados Unidos, pero la bandera es esperanza para mí", declaró el hombre, quien pidió no revelar su nombre por seguridad.


Venezolanos piden a México vuelos humanitarios para volver a su país

Cansados de dormir en las calles y pasar hambre, decenas de venezolanos llegaron el martes por la noche a una casa de migrantes en Ciudad de México, habilitada con recursos de la Iglesia católica, mientras esperan un cupo en algún vuelo humanitario. "Me quiero devolver a mi país porque nos cerraron la puerta en las narices, no voy a seguir nadando contra la corriente", confesó, afligida, Ana Villalobos, venezolana de 27 años. "Con el favor de Dios volveré, pero legalmente", afirmó mientras veía jugar a su pequeño hijo, Kenyer, a quien no quiere exponer a más peligros. Villalobos, madre soltera, salió hace unos meses del estado venezolano occidental Zulia junto con su único hijo. Después de trabajar unos meses en Colombia, logró juntar suficiente dinero para emprender su largo periplo hacia Estados Unidos, incluso atravesando la peligrosa selva del Darién. Una decena de migrantes entrevistados por Reuters en una casa de asistencia en Ciudad de México, aseguraron que la embajada de su nación les dijo que buscaría apoyo del Gobierno mexicano para habilitar vuelos humanitarios hacia Caracas. Un primer vuelo con migrantes venezolanos que regresan voluntariamente a su país desde México partió el martes, dijeron a Reuters dos funcionarios de la nación latinoamericana. Viajantes pagaron tarifa reducida de 200 dólares por persona. El vuelo llegaría el miércoles en la madrugada. En el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, los retornados relataban historias de decepción y deudas .


Cientos de venezolanos esperan respuesta a su solicitud de parole


Ya son “cientos” de venezolanos con sus permisos aprobados y que solo esperan coordinar sus planes de viaje aéreo hasta Estados Unidos con este nuevo plan, precisó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) al revelar que el fin de semana arribaron a su territorio los primeros cuatro beneficiados. Este parole se ha convertido en una moneda de dos caras: por un lado, frustró los planes de migración ilegal para solicitar asilo de miles de venezolanos que iban de camino o pensaban viajar por tierra hasta Estados Unidos, pasando por la peligrosa selva del Darién; y, a la vez, anidó esperanzas de reencuentros familiares y mejores condiciones de vida en otros tantos. Muchos venezolanos valoran el nuevo programa migratorio como una alternativa a “la demora” que suponen otros trámites para viajar a Estados Unidos, al menos por turismo o negocios. Ocurre que los venezolanos deben solicitar citas para entrevistas para sus visas norteamericanas en consulados y embajadas del extranjero, como Colombia, Brasil, Chile o México.


El PEP ya no tendrá vigencia para venezolanos en Colombia


El Permiso Especial de Permanencia (PEP) es una autorización especial que el Gobierno colombiano otorgó a los ciudadanos venezolanos que ingresaron al país por los puestos de control migratorio habilitados, sellando su pasaporte, antes del 2 de febrero de 2018, para que pudieran permanecer y trabajar en el Colombia hasta por dos años. Sin embargo, con la entrada en vigencia del Estatuto Temporal de Protección, los ciudadanos del vecino país con este documento deben realizar el Registro Único de Migrantes Venezolanos a través de la página web de Migración Colombia. La Unidad Administrativa Especial de Migración Colombia envió un comunicado especial en octubre del año pasado a los beneficiarios del PEP, invitándolos a realizar este trámite para que tengan condición migratoria regular en Colombia.


Enrique Rondón Nieto