Si se asaltó el Congreso ¿por qué no la casa de su vocera?

Actualizado: 30 oct


Fue un terrible precedente el asalto al Capitolio por seguidores de Donald Trump, y más grave que se desconocieran los resultados de las elecciones aún después del reconocimiento judicial. El odio social es enemigo de la libertad...

Todo comienza con el 'odio social', este odio que es el 'motor' de toda revolución, como lo definiera Lenin, para un marxista o fascista, o aspirante a dictador o a quien quiera establecer desde un nuevo orden, una autocracia, hasta un totalitarismo. Ese motor empieza por buscar un enemigo interno. En la Alemania nazi fueron señalados los judíos por Hitler, como los “malos” y eran -según el dictador- responsables por los problemas de Alemania. En Cuba Fidel Castro inventó a los “gusanos”. En Venezuela, para Chávez fueron los “escuálidos”, luego los “majunches”, después los “apátridas”, “traidores”, “terroristas”. Así, un pueblo unido en su identidad deja de serlo para convertirse en dos, los “buenos” y los “malos” y se crea la enemistad entre los iguales, los cuales llegan a convertirse en enemigos y provocan la debacle de la nación que lo practique. Al principio, las promesas de un país mejor convence a muchos, hay que recordar que Mussolini y Hitler llegaron al poder con votos y un gran apoyo de los pueblos italiano y alemán. Pero al final, las personas se dan cuenta de todo el daño que causa la colectivización, cuando ya es tarde, y se instituye la dictadura, y se descubren de luto por las pérdidas humanas que han tenido, por las separaciones de las familias, por la pérdida de su cultura, de sus valores, de su identidad, y comienza el sentimiento de zozobra. El luto de haberlo perdido todo como le ocurrió a Alemania. Los líderes de la libertad, en todas las democracias exitosas del mundo han promovido la integración, el cese de la discriminación y de la violencia. No buscan culpables, sino soluciones concertadas a los problemas de la sociedad. Quienes dirigen el odio social buscan la confrontación, un enemigo interno y en nombre de liberar a los ciudadanos de esos 'perversos' adversarios siembran ese odio que comenzamos a ver en la Tierra de la Libertad, de l@s ciudada@s libres... que lo vimos encarnado de odio martillando la cabeza de Pelosi. ¿Lo vamos a permitir?... Usemos la libertad y sus mecanismos para evitar que quienes usen el odio social sean los líderes o los dirigentes en Estados Unidos.








Vladimir Gessen / Informe 21








Entradas relacionadas

Ver todo