Xi Jinping se indigestará de tanto poder

Me sorprende no haber leído, de ningún analista en cualquier medio de los muchos que reviso a diario, la convicción que tengo de que Xi JinPing pagará caro la increíble arbitrariedad y arrogancia que tuvo su entronización imperial en el Congreso del PCCH


En particular estas cuatro acciones:


1. Elegirse virtual jefe vitalicio del Estado y del partido único de China.

2. Hacerse acompañar por un Secretariado Permanente de 6 otros miembros absolutamente plegados a él: amigos de infancia, compañeros de estudios, amigos de su familia y subalternos suyos durante toda su carrera.

3. Excluir a las mujeres del Politburó de 25 miembros, una presencia que había sido respetada por décadas, desde que la viuda de Mao alcanzó aquella preeminencia en los años 70.

4. Humillar con tanta crueldad y cinismo a uno de sus antecesores, el hombre que lo promovió a él desde una provincia a los centros de poder y lo colocó de segundo en la línea sucesoral hace apenas 20 años.


Por supuesto que esas acciones tienen el propósito de cerrar cualquier brecha en la blindada estructura de poder totalitario; y parece indicar que Xi tiene todos los resortes bien asegurados. Pero como todos sabemos no existen sociedades unánimes, ni siquiera el totalitarismo comunista; existe siempre diversidad de visiones, intereses, gentilicios, simpatías y hasta estilos personales.


Todo eso no lo borró Xi este fin de semana y eso va a aflorar. Hu Jintao dejó el poder hace solo 20 años y viven en China, y en el partido, miles o millones de personas que lo respetan o tienen alguna deuda de gratitud hacia él.

La economía china no es una donde el único dueño de los medios de producción es el estado-partido. ¿A cuántos de los actuales billonarios chinos enriqueció inicialmente Hu Jintao?


Y en el plano macro: en la infinidad de regiones geográficas, económicas y multiculturales de China, ¿no existen otros cuadros políticos o tecnocráticos con mayores merecimientos para estar en la cúpula del poder... Aceptarán gustosamente que un grupo de amiguetes de toda la vida se apoderen de un país de tales dimensiones e importancia. Resulta creíble que esos 7 miembros de la cúpula máxima, supuestamente los más capaces de todo el partido, provengan todos de la misma región y de la misma cuerdita de panas?


En Venezuela tuvimos mucho de eso en la primera mitad del siglo 20 y ya vimos que no era viable. ¿Será eso viable, ya entrado el siglo 21... El mundo exterior, cómo verá esa hegemonización absoluta de China...?


Estoy seguro que los países de Occidente, Estados Unidos a la cabeza, van a meter sus pinzas ahí adentro para explotar las contradicciones que van a fraguarse en el seno del PCCH y en la sociedad china entera.


Creo que un poquito de suerte y salud, quienes pintamos canas y arrugas podremos ver el desplome político del ogro que nos dejó el despropósito marxista del siglo 20. Porque la resaca de la URSS que es hoy Putin, la veremos caer antes que se cumpla un cuarto de este siglo.








Thaelman Urgelles

Entradas relacionadas

Ver todo