top of page

Salida de embajador Benedetti no afecta mediación de Petro en Venezuela, según analistas


Benedetti, luego de una reunión con el presidente Petro el pasado 23 de mayo. Foto: Twitter @AABenedetti

La salida del embajador de Colombia en Caracas y hombre de confianza del presidente Gustavo Petro, Armando Benedetti, no perjudica la mediación del Palacio de Nariño a favor del diálogo en Venezuela y, en todo caso, pudiera hasta resultar “beneficiosa”, consideran expertos consultados por la Voz de América.


Benedetti asumió las riendas de la reanudación de relaciones diplomáticas con Venezuela por mandato de Petro desde agosto, pero se vio implicado la semana pasada en un escándalo por presuntos abusos de poder e interceptaciones ilegales de comunicaciones en el gobierno del mandatario colombiano.

El caso, que involucra a la jefa del gabinete de Petro, Laura Sarabia, se basa en la denuncia de la exniñera de esta, Marelbys Meza, quien dice haber sido sometida a una prueba de polígrafo en un edificio cercano a la residencia presidencial para consultarle sobre un supuesto robo de un maletín con 7.000 dólares.


Petro confirmó el retiro de Benedetti de sus funciones el pasado viernes 2 de junio y este lunes, la cancillería colombiana informó que su candidato a nuevo embajador en Caracas recibió el beneplácito del gobierno de Nicolás Maduro.


Se trata de Milton Rengifo Hernández, politólogo de la Universidad Nacional de Colombia, con especializaciones en estudios urbanos, desarrollo y ambiente. El ahora diplomático trabajó con Petro en su gestión de alcalde de Bogotá y, años antes, lo asesoró en sus responsabilidades como parlamentario.


Rengifo Hernández, habría tenido una posición crítica a la gestión de Nicolás Maduro a través de su cuenta en Twitter.


La salida de Benedetti "en nada" afecta la agenda de Petro y el diálogo en Venezuela


Benedetti nunca ejerció un rol oficial en las operaciones políticas a favor del diálogo en Venezuela, pues esas tareas dependen “directamente” de la cancillería de Colombia, con la supervisión de Petro, explica Giulio Cellini, abogado y analista.


La embajada de Colombia en Venezuela nada tiene que ver con esa gestión que adelanta directamente la cancillería colombiana, el propio canciller Álvaro Leyva”, un excongresista y defensor de derechos humanos que ha servido en varios gobiernos, precisó Cellini.


Leyva, a diferencia de Benedetti, goza de “una alta consideración y valoración” entre los actores políticos en Venezuela, incluyendo a la opositora Plataforma Unitaria, apunta Cellini, especializado en asuntos internacionales y director de la firma LOG Consultancy.


Puede ser un cambio favorable

La salida de Benedetti puede “hacer más beneficio” a la relación bilateral y puede ayudar a dar respuestas a “proyectos técnicos difíciles” con Venezuela, como los asuntos consulares, de seguridad y la reanudación de los intercambios comerciales, logísticos y transporte, considera el analista de asuntos internacionales y articulista Félix Gerardo Arellano.


Puede ser más positiva su salida que haber permanecido en el cargo. Benedetti le asignó poca relevancia a los temas técnicos y se concentró fundamentalmente en el tema político. En lo político, no creo que lo hizo muy bien”, dijo Arellano a la VOA.


Recordó además, las descalificaciones hacia Juan Guaidó y las referencias negativas a los opositores.



Kommentare


bottom of page