Nicole deja destrucción en la costas de Florida


Nicole deja destrucción en la costas de Florida
Nicole deja destrucción en la costas de Florida. Foto: NHC

El huracán Nicole tocó tierra en la madrugada de este jueves en la región floridana de North Hutchinson Island, cerca de Vero Beach con vientos de 120 kilómetros por hora.


La tormenta tropical derribó numerosas viviendas que cayeron al océano Atlántico y amenazaba varios edificios altos en lugares donde el huracán Ian había destruido los rompeolas y otras protecciones algunas semanas atrás.


Los chubascos ya están llegando al este de Florida y está afectando a toda la zona que está frente al sistema tropical. Se van a estar registrando lluvias y fuertes ráfagas de viento a lo largo del día de hoy”, dijo Gladys Rubio, meteoróloga del Centro Nacional de Huracanes en declaraciones a la Voz de América desde la sede principal de este comando en Miami.


En Wilbur-by-the-Sea, un vecindario en una isla frente a la costa, "numerosas vieviendas se han derrumbado y otras propiedades están en riesgo”, dijo el comisario del condado de Volusia, Mike Chitwood, en un mensaje en redes sociales, reportó The Associated Press. En la zona de Daytona Beach, los puentes a la costa estaban cerrados a todos menos el personal indispensable y se declaró un toque de queda, añadió.


En la cercana Daytona Beach Shores, una hilera de condominios, se evacuó a toda la población antes de Nicole tocara tierra porque todos los rompeolas se habían derrumbado tras el paso de Ian.


Krista Dowling Goodrich, administradora de 130 casas de alquiler en Daytona Beach Shores, vio desaparecer la playa detrás de algunas casas que estaban siendo evacuadas.


Las autoridades de Daytona Beach Shores consideraron que los edificios residenciales sobre la costa eran inseguros y fueron puerta a puerta para decir a la gente que recogiera sus bienes y partiera.


No es habitual que haya un huracán a estas alturas del año, cuando la temporada ciclónica está a punto de terminar. Pese a eso, las autoridades insisten en no bajar la guardia. En Florida ya se aprendió la lección en septiembre, cuando el huracán Ian arrasó una extensa región de la costa oeste del estado, dejando un panorama devastador en zonas como Fort Myers o Sanibel. VOA