top of page

Murió María de Lourdes Devonish, la voz que hizo llorar a Renny


María de Lourdes Devonish participó en varias telenovelas. Paéz, El Centauro del llano era la más recordada por ella. Foto: Instagram @tvimagenymemoria

Si alguna particularidad tuvo María de Lourdes Devonish artísticamente fue la versatilidad. Modelo, locutora, actriz, cantante, productora, narradora de noticias y compositora. En todas y cada una de estas facetas logró destacarse, en mayor o menor grado, esta figura icónica del medio artístico venezolano.


Fallecida la mañana de este lunes 13 de noviembre, a los 78 años, su deceso, por

causas aún no reveladas, tuvo lugar en el asilo de la Sociedad de Ciegos Venezolanos, en la caraqueña avenida Victoria, en donde se encontraba recluida desde hacía varios años.


Nacida el 18 de marzo de 1945 en Maracaibo, era hermana del fallecido atleta Asnoldo Devonish, la primera figura del deporte nacional en ganar una medalla olímpica. Con su hermano mayor siempre estuvo muy ligada en lo afectivo, tanto que muchos de sus allegados sostienen que a raíz de la muerte de éste, en 1997, sufrió una profunda depresión, que habría sido el detonante de su posterior declive artístico.


Antes de venirse a la capital a abrirse campo, ya había hecho algunas presentaciones en programas radiales para aficionados en Maracaibo e incluso se había casado con el trompetista cubano Carmelo Álvarez, padre de sus dos hijas mayores, de quien se divorció poco después. También estuvo ligada sentimentalmente, entre otros, con el músico Eduardo Cabrera, el empresario Carlos Capriles Ayala y el productor de TV Paco Álvarez, de quien tuvo su único hijo varón.


Pero su relación más sonada mediáticamente, por lo tormentosa que resultó, fue con el fallecido actor Gustavo Rodríguez, con el que protagonizó varios escándalos públicos, que fueron abundantemente registrados por la prensa sensacionalista.


Llega a Caracas en 1965 y comienza a trabajar como modelo. Con su espigada figura morena y su atrayente personalidad, logró destacar de inmediato en esta actividad, gracias a su elegancia y distinción. Dos años después, en 1967 conoce a Renny Ottolina y logra convencerlo para que la presente en su show como cantante, a lo cual el animador, entusiasmado por los buenos resultados de la prueba que le hizo, la lanzó por todo lo alto.


Tanto la valoraba Renny como cantante, que cuando el animador decidió retirarse de la TV en 1973, la seleccionó para que interpretara, al final del programa de despedida, el tema del cantautor argentino Alberto Cortez “Cuando un amigo se va. La interpretación de María de Lourdes fue tan profunda y sentimental, que le arrancó lágrimas al animador, quien por su personalidad no era muy proclive a sumirse públicamente en este tipo de reacciones emotivas.


En su rol de narradora de noticias en los noticieros del Canal 8, no estuvo mucho tiempo, pero lo hizo en forma tan relevante y sobria, con su voz provista de los matices requeridos para cada hecho noticioso, que obtendría los mejores comentarios de la crítica y la aceptación del público televidente.


En la actuación participó en varias telenovelas y unitarios de la pequeña pantalla, como “Macarena”, “El amor de mi vida”, “Negra consentida” y “Pecado de amor”, entre otras. Pero el que ella consideraba su mejor trabajo en esta faceta fue en “Páez, el centauro del llano”.


Como cantante y compositora basaría su actividad artística en los años previos a su retiro. Grabó varios discos con sus canciones y también escribiría temas para otros vocalistas de diferentes estilos, desde romántico y balada hasta salsa. En la radio logró hacer sonar en su voz las canciones “Amiga soledad” y “Sueños y soñares”.


María de Lourdes Devonish fallece dejando una impronta tan interesante como recordable. Personalidad y estilo fueron su santo y seña.



0 comentarios

Comments


bottom of page