top of page

La importancia del ayuno intermitente según la ciencia


Una investigación con humanos intenta demostrar la importancia del ayuno para la salud. Foto: Pixabay liuhonghezhengshi

Los estudios han demostrado que el ayuno intermitente puede ayudar a las personas a perder peso y puede ser más fácil de seguir que contar calorías para perder peso, como la restricción calórica tradicional. Una nueva e interesante investigación en animales sugiere que el ayuno intermitente ralentiza el envejecimiento y ayuda a los animales a vivir más tiempo.


Ahora, investigadores del Centro de Investigación Biomédica Pennington y la Universidad de Alabama en Birmingham están realizando un estudio en humanos para ver si comer durante 8 horas y ayunar durante 16 cada día puede, como sucede en ratones, retardar el proceso de envejecimiento.


"Sabemos desde hace casi cien años que comer menos prolonga la salud y la vida útil de un animal", afirma el Dr. Corby Martin, quien ha dirigido el estudio y quien añade: "Aunque comer menos también retarda el envejecimiento en los humanos, puede resultar difícil hacer un seguimiento. Sin embargo, recientemente estudios han demostrado que el ayuno intermitente afecta el envejecimiento de manera similar en los animales. Dado que el ayuno intermitente puede ser más fácil de seguir que contar calorías, estamos entusiasmados de ver si el ayuno intermitente puede ser una manera más fácil de estar saludable y retardar el proceso de envejecimiento".


En este estudio, que se está llevando a cabo en adultos sanos de entre 25 y 49 años llamado DiAL-Health, los investigadores determinarán si el ayuno intermitente o la pérdida de peso mediante la restricción de calorías pueden retardar el envejecimiento y mejorar la salud en personas con un peso saludable y algo de sobrepeso. Además, el estudio ayudará a determinar si cualquiera de los planes de alimentación puede mejorar la "duración de la salud", es decir, el tiempo de vida libre de enfermedades como diabetes o presión arterial alta. Información reseñada por El Nacional

Comentarios


bottom of page