top of page

El futuro y la reconstrucción del entramado social en Venezuela


Los resultados de la Primarias dirán hacia dónde marchará Venezuela. Foto: Tumisu, Pixabay

Por muy difícil que parezca, el duro lapso que se ha vivido y continua viviendo en nuestra Venezuela sociológicamente hablando, equivale a una generación prácticamente, ya que el periodo promedio de tiempo generalmente considerado es como de 20 a 30 años, durante el cual los niños nacen y crecen, se convierten en adultos y comienzan a tener hijos. Desde la llegada del Chavismo ya han pasado 25 y ese proceso ya se encuentra en curso desde hace mucho rato.


Lo grave de este asunto lo constituye el deterioro constante y progresivo que ha sufrido el entramado social, el comportamiento ciudadano, las normas, en fin la moral y cívica con la que se manejaba de alguna manera nuestra sociedad, aquella a la que le agradaba Simón Bolívar, ir a los desfiles en el paseo de Los Próceres y un largo etcétera; ojo, no es que esto sea odiado ni nada por el estilo, lo que ocurre es que con el fanatismo con el que el Chavismo abordo el tema, todo lo relacionado con los símbolos patrios y con la soberanía

ha quedado sumamente desprestigiado, por decir lo poco.


Aunque a algunos les cueste aceptarlo, en este momento no existe a profundidad ninguna conducta social adecuada, constructiva, representativa de valores esenciales que tipificaron en el pasado. Si hay residuos de aquello, pero en un alto porcentaje priva la agresividad, la respuesta emocional del país es negativa, el desánimo se ha hecho general, la satisfacción económica, social, laboral es mínima, con excepciones, aquellos a los que algunas empresas les pagan sus salarios en dólares, pero es una minoría. El resto depende de bonos y la Plataforma de la Patria, controlada por el régimen.


Vale la pena recordar lo que la Constitución Nacional vigente, hecha a la medida de Chávez en su momento, la cual menciona en los artículos 132 y 135 que los ciudadanos de la república deben ser corresponsables y participar de forma activa en el desarrollo del país,

lo que debería llamar la atención acerca de la recuperación de los valores éticos y morales, al igual que la cooperación y la corresponsabilidad en buscar siempre lo mejor, claro está, debemos comenzar por obtener los espacios, los nuevos escenarios para hacerlo.


En tal sentido debemos enfocarnos en el proceso de primarias que se acerca, la participación si supera las expectativas será una lección de ciudadanía para el régimen Chavista y sus anti valores impuestos durante todos estos años. Sin embargo, no será fácil la cosa, el régimen juega y juega sucio, cambió el Consejo Nacional Electoral, promueve recursos jurídicos ante la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia e inhabilita a precandidatos presidenciales, todo esto por decir lo poco.


Ya de por si las primarias han sido un duro proceso en su preparación, donde incluso opositores lanzan sus dardos, de tal manera que con una verdadera unificación opositora es que se logrará dar la pelea en el ámbito electoral, lugar en el que se debió pelear siempre y no buscar salidas chimbas como las del pasado, de eso se trata.


Hasta el momento se espera la decisión final de si se admite la participación con apoyo técnico del CNE o no y lo que esto implica para la Plataforma Unitaria. Lo cierto es que ya existe Boleta Manual, los candidatos se encuentran en el remate de sus respectivas

campañas y el día está cerca. Los resultados dirán hacia dónde marchará nuestro país y si la posibilidad de reconstruir en el futuro es real o seguiremos en la agonía permanente hasta una nueva oportunidad, así de simple y sencillo.



Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page