Corea del Norte sigue lanzando misiles, Seúl y Japón protestan


Corea del Norte sigue lanzando misiles, Seúl y Japón protestan
Corea del Norte sigue lanzando misiles, Seúl y Japón protestan. Foto: Pixabay

Corea del Norte disparó este viernes un misil balístico hacia sus aguas orientales y envió aviones de combate cerca de la frontera con Corea del Sur, lo que aumentó aún más la animosidad generada por su reciente serie de pruebas armamentistas.


Las fuerzas armadas surcoreanas también dijeron que detectaron que Corea del Norte efectuó unos 170 disparos de artillería desde sus áreas costeras orientales y occidentales, cerca de la región fronteriza con el Sur, y que los proyectiles cayeron en las zonas marítimas neutrales concertadas por ambas Coreas en un acuerdo militar de 2018 para reducir las tensiones.


Las acciones de Corea del Norte indican que por ahora continuará con su serie de pruebas de armas diseñadas para reforzar su capacidad nuclear. Algunos expertos afirman que Pyongyang busca en última instancia que Estados Unidos y otros países lo reconozcan como un Estado nuclear, le levanten las sanciones económicas y le hagan concesiones.


El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur informó en un comunicado que el misil fue disparado desde la región de la capital norcoreana a la 1:49 de la mañana del viernes, hora local.


Aunque ninguno de los proyectiles de artillería norcoreanos cayó en aguas territoriales surcoreanas, el Estado Mayor Conjunto describió los disparos como una clara violación al acuerdo de 2018 que creó las zonas neutrales y de exclusión aérea. Con el lanzamiento de este viernes, Corea del Norte aumentó su cifra récord de disparos de misiles este año, aprovechando la distracción creada por la guerra de Ucrania para acelerar su desarrollo armamentista y aumentar la presión sobre Washington y sus aliados asiáticos.


En respuesta a la intensificación de las pruebas y hostilidad de Corea del Norte, Seúl impuso este viernes sanciones unilaterales por primera vez en cinco años, dirigidas contra 15 personas y 16 organizaciones norcoreanas supuestamente implicadas en actividades ilícitas para financiar el programa de armas nucleares y de misiles de Pyongyang.


El ministro de Defensa de Japón, Yasukazu Hamada, dijo que el misil se desplazó en una trayectoria “irregular”, una posible descripción del arma norcoreana KN-23 de alta maniobrabilidad y cuyo diseño se basa en el misil Iskander de Rusia.


Cualesquiera que sean las intenciones, los reiterados lanzamientos de misiles balísticos de Corea del Norte son totalmente inadmisibles y no podemos pasar por alto su importante avance en la tecnología de misiles”, dijo Hamada. “Las acciones de Corea del Norte representan una amenaza para Japón, la región y la comunidad internacional, y son absolutamente intolerables”.


Las fuerzas militares de Corea del Sur y Japón dijeron que el misil se desplazó entre 650 y 700 kilómetros y alcanzó una altitud máxima de 50 kilómetros antes de caer en aguas entre la península coreana y Japón.