Chávez: Nada nuevo, más de lo mismo, en medio de una tragedia

Actualizado: 23 ago

12 June 2012

No podía ser de otra forma. Sabíamos que marcharían los empleados públicos, los cuales llenarían los espacios, aunque –evidentemente- no fue la mayor ni la mejor demostración de fuerzas. En el pasado fueron impresionantes, ahora no.

Quienes le creyeron a Aristóbulo Istúriz sobre la marea roja que tomaría Caracas quedaron decepcionados. También, quienes pensaron que Jorge Rodríguez decía la verdad cuando señaló que el comandante a lo mejor vendría en paracaídas, se desilusionaron. Estos y otros dirigentes crearon tantas expectativas que Chávez deslució. Lo vimos cansado, lamentablemente enfermo, haciendo de cantante con fallas en la voz… Las mismas franelas rojas rojitas, el mismo culto a la personalidad. Habló tres horas... La misma imagen y poses, los mismos clichés, los mismos insultos, las mismas promesas. Los mismos chistecitos... y, por supuesto, el imperialismo, el socialismo, las batallas, la historia versión Chávez, bla, bla, bla...

No dudo de su voluntad. Su físico delata el gran esfuerzo, sus ojos casi cerrados, su cara engordada por los tratamientos, su conducta afectada por los medicamentos. No puede caminar como quisiera. Me imagino su frustración.

Definitivamente, el PSUV se encuentra en un atolladero, aunque reconozco la lealtad que le profesan a su líder, a quien de todo corazón, le deseo su sanación. Pero debe aceptar la realidad. En las actuales condiciones no podrá ganar las elecciones el 7 de octubre.









Vladimir Gessen

Entradas relacionadas

Ver todo