top of page

Buscando a Miguel Littín


Foto: Cortesía de La Tercera

Aquel martes de diciembre del año 2001 Ana Julia, Yimer y El Chino me buscaron en casa para avisarme que se exhibiría una película de Jorge Perugorría en El Cine Chaplin. La proyección de la cinta formaba parte de la selección oficial de la 21 edición del Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. La cinta llevaba por título “Tierra de Fuego”, dirigida por el chileno Miguel Littín.


Hacía ya algunas semanas que yo había terminado mis clases de guión en la Escuela de Cine de San Antonio de Los Baños, por lo que mi vida en aquel diciembre consistía en ir por todos los cines de La Habana, tratando de ver la mayor cantidad de películas posible.


Arreglé con Ana Julia, Yimer y El Chino para ir al Coppelia conocida también como “la catedral del helado en Cuba”, tomar un sorbete de guayaba y luego irnos al Cine Chaplin para ver si teníamos suerte, y podíamos pedirle un autógrafo y hasta hacernos una foto con Perugorría.


Hicimos alrededor de dos horas de cola en Coppelia, compramos los helados, los devoramos rápidamente y nos fuimos al cine. Lamentablemente llegamos sobre la hora por lo que no pudimos sentarnos juntos, sino donde cada uno pudo. A mí me tocó junto a un señor canoso que comenzó a buscarme conversación y a preguntarme si me gustaban las películas de Littín.


Le aclaré que no conocía a Miguel Littín, que estaba ahí con mis amigos para ver a Jorge Perugorría, el actor cubano que se hizo famoso internacionalmente por “Fresa y Chocolate”. Convengamos que era 2001 y no existían las redes sociales, por lo que ni siquiera sabía cómo era la cara del director chileno.


El hombre me seguía dando detalles de “Tierra de Fuego”, me explicó que contaba la historia del Julius Popper y cómo en 1860 conquistó las costas del fin del mundo, para buscar oro. Mientras seguía con el relato, se apagaron las luces y comenzó la proyección.


La cinta, que dicho sea de paso fue muy entretenida, duró unas dos horas y al terminar, uno de los organizadores del festival llamó al director al centro de la sala a decir unas palabras; tras el llamado, el hombre canoso que estaba junto a mí se levantó y todos lo recibieron con un aplauso. Si, vi Tierra de Fuego junto a Miguel Littín sin saberlo. Luego traté de buscarlo para felicitarlo, pero desapareció.


Ahora, 21 años después, estoy viajando a Chile para visitar a mi familia, quien vive en ese país desde hace algún tiempo. Pero no solo voy a visitarles a ellos, estoy también tras la pista de Miguel Littín. Ya hice gestiones con algunos colegas periodistas, de hecho, di con el contacto de un sobrino del director de cine, gracias a una colega venezolana que trabaja con el familiar del director.


Fue a través de este sobrino de Littín, que me enteré que ahora el director de películas como Tierra de fuego, El recurso del método, y Allende en su laberinto, entre otras; vive en el campo y concede pocas entrevistas. Pero yo no quiero entrevistarlo, solo quiero felicitarlo por Tierra de Fuego, y contarle que ya sé quién es. Y si se puede pedirle un autógrafo y hacerme una foto.


Alguien en Chile: ¿Le puede hacer llegar este escrito a Miguel Littín?



Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page