top of page

Aumenta a 7.415 cifra de palestinos asesinados por ofensiva israelí


El organismo detalla que 7.305 residentes en la Franja de Gaza perdieron la vida, mientras que el número de muertos en Cisjordania ascendió a 110. Foto: Pixabay

Aumentó a 7.415 la cifra de palestinos asesinados, así como a más de 20.500 el número de heridos por las fuerzas de ocupación, desde el inicio de la ofensiva israelí el 7 de octubre contra la Franja de Gaza y la violencia de los ocupantes y los colonos en Cisjordania, según informaron autoridades sanitarias de Palestina.


El organismo detalla que 7.305 residentes en la Franja de Gaza perdieron la vida, mientras que el número de muertos en Cisjordania ascendió a 110.


En tanto, 18.567 palestinos resultaron heridos en Gaza y otros 1.950 en Cisjordania.

Asimismo, el 70 por ciento de las víctimas en Gaza son niños, mujeres y ancianos. Los últimos datos ofrecidos reflejan que 3.038 menores de edad y 1.726 personas del sexo femenino han muerto, según reseña el portal web Telesurtv


Asimismo, este territorio está inmerso en una crisis humanitaria, ante la falta de combustible, alimentos, agua y el agotamiento de los equipos e insumos médicos, trae el bloqueo total a la entrada de estos y otros insumos que aplica Israel como castigo colectivo contra alrededor de 2.2 millones de personas que residen allí .


Al respecto, el comisionado general de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (Unrwa), Philippe Lazzarini, afirmó este jueves que “pronto, muchos más palestinos morirán a causa de las consecuencias del asedio impuesto a la Franja de Gaza”.

El funcionario declaró: “Gaza está al borde de un enorme peligro para la salud, ya que los riesgos de enfermedades se avecinan. Hace unos días advertí que no podremos continuar nuestras operaciones humanitarias si no conseguimos suministro de combustible”.


Además, afirmó que “los civiles ya han pagado un precio asombroso: más de un millón de personas desplazadas, barrios enteros arrasados, miles de personas muertas y miles más heridas, que ya casi no tienen acceso a los hospitales”.


Lazzarini alertó sobre las consecuencias de la destrucción por los bombardeos de Israel de la red de estaciones desalinizadoras y de tratamiento de aguas residuales, pues incrementa las posibilidades de que los civiles estén consumiendo agua contaminada y ello genere otras enfermedades que no podrían ser debidamente atendidas por un sistema sanitario colapsado por el déficit de recursos y el elevado número de heridos y personas vulnerables que atiende en estos momentos.


En tanto, instó a un flujo de ayuda significativo e ininterrumpido a Gaza, para lo cual aseguró se necesita “un alto el fuego humanitario para garantizar que esta ayuda llegue a quienes la necesitan”.



0 comentarios

Comentarios


bottom of page